Una animación fascinante: la transcripción del código genético o la síntesis proteica.

Por Felipe Aizpún

No hace mucho dábamos cuenta de la preocupación de Massimo Pigliucci por el lenguaje que describía los trabajos celulares en términos de “maquinaria” molecular. Para Pigliucci, este lenguaje debía de entenderse exclusivamente en términos alegóricos y su utilización podría inducir a sospechas “injustificadas” de diseño en la Naturaleza. Pues bien, dicen que una imagen vale más que mil palabras, así que les invitamos a relajarse, ponerse cómodos y asistir a una sesión de animación extraordinariamente reveladora.

Se trata de una animación de unos 10 minutos de duración que muestra todo el proceso de construcción de los bloques de la vida, las proteínas que sostienen y ejecuten las funciones biológicas de los seres vivos. Como saben todos, las proteínas son cadenas funcionales de aminoácidos, y estos aminoácidos son “elegidos” a partir de la transcripción del mensaje encriptado en las secuencias de bases que conforman el ADN celular. Cada tres bases forman un codón, y cada uno de estos codones codifica por un aminoácido en concreto.

El proceso de construcción merece dos reflexiones. Por un lado resulta evidente que se trata de un proceso maquinístico en el que los distintos elementos implicados actúan organizadamente para la producción de un resultado funcional y en último extremo para la construcción de un “artefacto”: el organismo vivo. Por otro lado, nos enfrentamos a uno de los misterios centrales de la biología, el código genético, es decir, la correspondencia unívoca pero perfectamente arbitraria (no determina por leyes físico-químicas) entre los codones y los aminoácidos respectivos.

Que lo disfruten.

Deje una respuesta

Leer entrada anterior
La resolución de la Explosión Cámbrica

Por Cristian Aguirre Al evaluar un fenómeno como la Explosión Cámbrica se puede tratar de minimizar su resolución y su...

Cerrar