Metamorfosis: otro fenómeno más, inalcanzable para el darwinismo (1)

Felipe Aizpún

La metamorfosis es la transformación de un organismo vivo en otro diferente, poseedor de un plan corporal distinto del original. Se trata de un fenómeno fascinante del que el ejemplo más conocido y espectacular es el de la bella mariposa que surge de la crisálida. La explicación de cómo una humilde oruga haya podido adquirir por mutación accidental la capacidad de transformarse en ese ejemplo deslumbrante de belleza y elegancia que es, por ejemplo la mariposa Monarca (danaus plexippus), es imposible de justificar en un discurso exclusivamente darwinista; dotada además de un bagaje instintivo sorprendente, esta mariposa realiza largas migraciones por la geografía norteamericana hacia la búsqueda de sitios de apareamiento a los que acuden reiteradamente sucesivas generaciones en las montañas mexicanas.

En la revista NewScientist, un arrojado evolucionista ha intentado ofrecernos recientemente una explicación naturalista de tan admirable fenómeno. Frank Ryan es el autor del artículo y lo es también de un reciente libro popular sobre metamorfosis así como de otros interesantes trabajos sobre virus. Pero la explicación que nos ofrece Ryan no es precisamente novedosa, sino que viene a recoger, como nos explica un reciente comentario sobre el tema en ENV una ya conocida propuesta firmada hace tiempo por Donald Williamson. Básicamente se trata de justificar la prodigiosa transformación como el fruto de un proceso de hibridación. Hay que añadir que la publicación originariamente de esta propuesta en la revista PNAS vino precedida de una recomendación especial de Lynn Margulis, la afamada biólogo autora de la teoría de la endosimbiosis seriada para la justificación de la emergencia de los organismos eucariotas a partir de un episodio de la unión de diferentes organismos procariotas.

Como es sabido, Margulis ha sido desde hace décadas una autora crítica con las explicaciones darwinistas sobre el aumento de la complejidad de los seres vivos como fruto de mutaciones fortuitas y ha defendido siempre que los episodios de mutación accidental en los que los darwinistas fían la capacidad creativa de la Naturaleza no han aportado nunca, según la evidencia empírica ha demostrado hasta la saciedad, otra cosa que desarreglos y disfunciones al organismo que las experimenta. No es por lo tanto Margulis santa de la devoción de los fieles acólitos de la ortodoxia científica dominante ni mucho menos. Tampoco lo debió de ser en su momento su recomendado ni la teoría de la hibridación como fuente de la novedad biológica de las mariposas, ya que la publicación del artículo de Williamson en PNAS provocó un aluvión de protestas y críticas que llevaron a los responsables de la revista, según cuentan las crónicas, a replantearse los criterios para admitir la publicación de artículos científicos en su seno.

Sea como fuere, parece que los naturalistas no han encontrado una explicación más convincente al enigma de la metamorfosis, y los trabajos de Ryan redundan en la idea de la hibridación como fuente de la novedad. En realidad existen en la Naturaleza diferentes ejemplos de metamorfosis en distintos organismos, siendo los más espectaculares los de las mariposas o las polillas; pero existen también una variada gama de organismos marinos que presentan comportamientos de esta naturaleza. Es en realidad en este tipo de organismos donde Ryan centra la atención principal de su argumentación en vez de atacar directamente el ejemplo paradigmático de la mariposa, como nos explica el artículo de ENV mencionado y del que resaltamos el siguiente párrafo:

Franck Ryan debería de saberlo: él escribió un libro titulado “Metamorfosis: Revelando el Misterio de Cómo la Vida se Transforma”. Para ver qué es lo que propone Ryan, el lector de este abreviado artículo debe de apartar el polvo de una verborrea irrelevante, por ejemplo la explicación de una interesante anécdota histórica sobre las primeras ideas darwinistas en torno a la metamorfosis, hoy rebatidas y difuntas. De manera incidental atribuye la metamorfosis de las mariposas a ciertas hormonas, en particular la ecdisona, ¡Vaya molécula!; debe tratarse del más grande mago del mundo. Vean este truco: “Entonces, cuando la muda de larva a larva ha tenido lugar, los frenos (sic) son liberados y la ecdisona sola orquesta la espectacular transformación final a la forma adulta”. Paren de aplaudir y siéntense.

Como decíamos, el argumento central de Ryan se refiere a los trabajos que desarrollara Donald Williamson, un especialista de la Universidad de Liverpool en el estudio del plankton marino, allá por los años cincuenta del pasado siglo, que se terminaron concretando en un artículo publicado por la revista PNAS en el año 2009 y en el que el octogenario autor comenzaba reivindicando su rechazo a la idea de que este tipo de organismos puedan explicarse según el modelo darwinista de evolución vertical a partir de un ancestro común. Por el contrario, defendía Williamson en su artículo, habría sido preciso un episodio de hibridación mediante relación sexual entre especies diferentes para justificar tan prodigioso evento. El artículo de Williamson fue seguido de una severa crítica por parte de otros especialistas y en particular en un artículo en Agosto de ese mismo año en la revista Scientific American en la que se ponía de manifiesto la endeble base científica de tan fantasiosa explicación.

Como dice el cronista de ENV si hubiese una explicación desarrollada con posterioridad y más razonable que la ampliamente criticada de Williamson, es difícil de entender que Ryan en sus trabajos recientes no hubiese recurrido a ella, lo que nos confirma que la explicación naturalista de la metamorfosis de la oruga sigue siendo un rompecabezas sin solución. En definitiva, la controvertida teoría de Williamson venía a reivindicar que “linajes ampliamente separados evolutivamente se habrían cruzado ocasionalmente para formar especies híbridas”. Uno no puede menos que acordarse de un viejo chiste sobre la conversación de un perro-lobo y un oso hormiguero sobre sus respectivos antecedentes familiares como explicación del nombre compuesto de sus respectivas especies.

El trabajo de Ryan es sorprendentemente respetuoso con las ideas de Williamson en contra de lo que ha venido siendo la opinión mayoritaria de la comunidad científica; y lo es hasta el extremo de atribuir a la hibridación como procedimiento de creatividad biológica un protagonismo, hasta ahora proscrito, en episodios tan relevantes en la historia de la vida como la explosión del cámbrico o, incluso, nada menos que la aparición del reino animal.

Ryan reconoce en todo caso el carácter altamente especulativo de las propuestas de Williamson y propone que algunos trabajos recientes podrían justificar que quizás sus intuiciones no fuesen en definitiva tan estrafalarias (“wild”, en el original) como habitualmente se pretende. En todo caso, nos dice al articulista, hay que destacar que los esfuerzos de Ryan han puesto de manifiesto de nuevo el hecho de que la metamorfosis sigue siendo uno de los misterios más profundos de la biología y que no se puede descartar que si lo resolviéramos podríamos encontrar la clave, en gran medida, del indescifrable poder creativo de la Naturaleza.

En esto último no podíamos estar más de acuerdo; sería fascinante encontrar una explicación definitiva a la emergencia sorprendente y novedosa de la exquisita belleza y delicada anatomía de las extraordinarios especies de mariposas que pueblan nuestros campos. Cómo su maravillosa forma sustancial ha podido emerger de forma abrupta es un reto para la imaginación más desbordante. Pero mucho nos tememos que un salto evolutivo de tal naturaleza sea imposible de explicar sin comprender que la emergencia de una forma compleja y asombrosamente caprichosa como ésa, mediante un proceso que, no hace falta explicarlo, es irreduciblemente complejo en su totalidad, no puede explicarse sin el concurso de la ideación previa por parte de una inteligencia creadora del resultado final. Cualquier otra explicación resulta poco (si me lo permiten, muy poco) razonable.

69 Respuestas para Metamorfosis: otro fenómeno más, inalcanzable para el darwinismo (1)

  1. Hay insectos que completan todo su desarrollo embrionario dentro del huevo, y emergen convertidos en una versión en miniatura de su forma adulta.

    Hay insectos que no completan su desarrollo dentro del huevo, y pasan por una fase larvaria con posterioridad a su eclosión.

    Hay insectos que durante su fase larvaria se cubren parcialmente con un saco protector.

    Entonces, cuál es el paso intermedio hacia una metamorfósis completa que resulta inviable para los partidarios del DI?

    Y lo que en realidad me parece una pregunta mucho más interesante:

    Si dos fenotipos radicalmente distintos pueden expresarse a partir de un mismo genoma, entonces por qué a los DI’stas les parece tan imposible que la acumulación de mutaciones benéficas durante varios millones de años pueda producir cambios mucho menos radicales, como transformar una jirafa de cuello corto en una jirafa de cuello largo?

  2. Roberto,
    la pregunta es al revés.

    Si ni siquiera la generación de una jirafa de cuello largo se puede justificar como un hecho accidental dada la complejidad de los cambios interconectados que son precisos que se produzcan armoniosamente, ¿cómo se puede pensar que un genoma capaz de expresar dos fenotipos diferentes pueda haber surgido sin un diseño intencional?
    Si te crees eso te puedes creer cualquier cosa.

  3. Los neo-darwinistas que buscan en el ADN huellas de los extraterrestres que lo diseñaron, debieran empezar por la metamorfosis.
    Los que no crean en OVNIS siempre tienen la evidencia de la ciencia a su favor con explicaciones como:
    Dios no dejaría tan clara e inequívoca su huella en sus criaturas, así que es evidente que no existe: la ausencia de evidencia es evidencia de su ausencia (por la 2ª Ley del embudo darwinista: no aplicable al registro fósil, por ejemplo)

  4. Por suerte, el DI, que es la alternativa al neodarwinismo, nos ofrece una explicación mucho más consistente, que es…¿?

  5. que es…

    que aquello que parece ser el producto de un diseño intencional seguramente es que es el producto de un diseño intencional.

    Quizás resulta un poco sorprendente como conclusión pero a veces la solución más sencilla y razonable suele ser la correcta, (por lo de la navaja de Ockam..)

  6. Una variante recuerda que si anda como un pato, tiene alas y plumas como un pato, nada como un pato, tiene un pico como un pato …

  7. Roberto,
    la pregunta es al revés.(…)

    No, la pregunta es tal como yo la planteé. Ahora no estamos discutiendo acerca del origen último de la información biológica, estamos discutiendo acerca de si la especiación es viable o no, siendo irrelevante si la especie original fue diseñada o no. La metamorfosis de mariposas y otros organismos no solo es un ejemplo de que un mismo código genético puede expresar adaptaciones y estructuras funcionales tan dispares como las que exhiben orugas y mariposas (tirando por la borda todos aquellos comentarios de Cristian Aguirre en los que da a entender que esto es imposible), sino que además muestra como durante su ciclo de vida un organismo puede pasar entre fenotipos radicalmente diferentes sin dejar de ser funcional en los estadios intermedios. Si esto es posible dentro del ciclo de vida de un organismo en particular, por qué los DIstas consideran como imposible que una secuencia similar de estadios intermedios viables ocurra como producto de la acumulación de mutaciones graduales de generación en generación a lo largo de cientos de miles o hasta millones de años?

    Insisto, aquí ya no esta en discusión si es posible concebir una secuencia de estadios intermedios viables entre un organismo con el fenotipo de una oruga y un organismo con el fenotipo de una mariposa, ya sabemos que esta secuencia existe y es posible. Lo que está en discusión es por que los DIstas insisten es que estos estadios intermedios viables no pueden ser el producto de la selección natural y mutaciones al azar operando sobre todos los organismos dentro de una misma especie a lo largo de incontables generaciones.

    A propósito, sabías que a los ajolotes se les puede inducir a que completen su desarrollo y que alcancen una forma adulta que no existe actualmente en la naturaleza? me gustaría ver ese tema tratado en un artículo futuro y que contorsiones hacen para racionalizar este fenómeno que a todas luces es un caso de neotenia.

  8. Roberto,

    Tu argumentación más o menos discurre de la siguiente forma:

    Todo lo que vemos en la Naturaleza, por sorprendente que sea, está ahí. Si está ahí es porque ha venido. Si ha venido, no hay razón alguna para dudar de que lo haya hecho por mecanismos darwinistas.

    Precisamente el debate trata de cómo han venido las cosas y de que no hay ninguna experiencia científica que permita afirmar que la acumulación de mutaciones accidentales produzca nuevas formas biológicas. Por el contrario, ingentes observaciones acumuladas prueban que las mutaciones fortuitas producen desordenes y disfunciones de todo tipo. Producir nuevas especies (poblaciones que presentan pequeñas transformaciones que las convierten en reproductivamente aisladas) dentro de un mismo marco morfológico es una cosa. Pero la Evolución es otra muy distinta. Hay que justificar la emergencia de diseños muy diferentes.

    Además, la transformación de la oruga en mariposa no es en absoluto un ejemplo de transición gradualista como pretendes hacer ver. El artículo explica que es todo lo contrario, una disolución de una forma para generar una forma totalmente diferente.
    Aparece de repente un diseño completamente distinto, por lo tanto, y de nuevo, el misterio es de donde surge la idea, el diseño novedoso. El origen de la información biológica relevante que prescribe una forma nueva, ese es el enigma que hay que resolver.

  9. “que es…

    que aquello que parece ser el producto de un diseño intencional seguramente es que es el producto de un diseño intencional.

    Quizás resulta un poco sorprendente como conclusión pero a veces la solución más sencilla y razonable suele ser la correcta, (por lo de la navaja de Ockam..)”

    Sabe perfectamente que esa no es una respuesta alternativa a la metamorfosi por parte del DI. ¿Por qué iba el diseñador a diseñar un ser vivo que primero es una cosa y luego otra completamente diferente? ¿No seria más fácil y eficiente desde el punto de vista de un diseñador consciente de su obra, diseñar una mariposa directamente evitando de esta manera un paso intermedio que supone una dificultad añadida? ¿O es que el diseñador es aficionado a los transformers?
    Cuando empiezen a responder preguntas como esta, en vez de escurrir el bulto, entonces seguro que tendrán más credibilidad. Lo que no puede ser es que constantemente se saquen el conejo de la chistera y digan que la complejidad es evidencia de diseño sin aportar prueba alguna de cómo o porqué se hizo dicho diseño.

  10. Por cierto…
    También deberían explicar la crueldad inherente en la naturaleza. Mientras nosotros debatimos, millones de animales huyen desesperados para evitar ser devorados por otros animales. ¿Por qué el diseñador iba a diseñar a los carnívoros en vez de hacer que todos los animales se puedan alimentar sin necesidad de matar a otros animales? ¿Por qué iba a diseñar a los parásitos y su macabro cometido? ¿No demostraria todo esto ser producto de un diseño intencionalmente sádico y, en consecuencia, no demostraria todo esto que el diseñador es un sádico? Si aceptamos la intencionalidad en el diseño debemos aceptar la intencionalidad en el sadismo inherente a ese diseño, ¿no le parece?

  11. Oscar, buenas tardes. Interfiero.
    “¿No demostraria todo esto ser producto de un diseño intencionalmente sádico y, en consecuencia, no demostraria todo esto que el diseñador es un sádico?”
    Pues puede ser. Pero eso es ya un problema moral y religioso. El del mal en el mundo. El daño moral injusto al niño inocente es el escándalo que hace cuestionarse al creyente su Fe en un Creador (o Diseñador Inteligente) Infinitamente Bueno y Justo. ¡Caramba con el omnipotente infinitamente bueno y justo! Pero no veo qué problema teórico científico supone ni por qué el DI se ve interpelado eficazmente por esa consideración, como a lo mejor sí lo es el sacerdote, el rabino o el monje budista. DI no dice que el Diseñador es el Dios Padre bueno de los cristianos, eso lo dicen los cristianos.
    Luego: “¿Por qué iba el diseñador a diseñar un ser vivo que primero es una cosa y luego otra completamente diferente?” ¡Anda éste! ¡Y yo qué sé! El que es Inteligente (con mayúscula) es él.
    Un abrazo,

  12. Oscar
    la inferencia de diseño no tiene porqué suponer ninguna limitación o ningún propósito concreto en el diseñador. Tampoco tiene porqué justificar en términos morales la acción del diseñador.
    Ninguna de las razones que aduces supone un argumento que invalide la inferencia racional de diseño en los organismos vivos.

  13. “Oscar, buenas tardes. Interfiero.
    “¿No demostraria todo esto ser producto de un diseño intencionalmente sádico y, en consecuencia, no demostraria todo esto que el diseñador es un sádico?”
    Pues puede ser. Pero eso es ya un problema moral y religioso. El del mal en el mundo. El daño moral injusto al niño inocente es el escándalo que hace cuestionarse al creyente su Fe en un Creador (o Diseñador Inteligente) Infinitamente Bueno y Justo. ¡Caramba con el omnipotente infinitamente bueno y justo! Pero no veo qué problema teórico científico supone ni por qué el DI se ve interpelado eficazmente por esa consideración, como a lo mejor sí lo es el sacerdote, el rabino o el monje budista. DI no dice que el Diseñador es el Dios Padre bueno de los cristianos, eso lo dicen los cristianos.
    Luego: “¿Por qué iba el diseñador a diseñar un ser vivo que primero es una cosa y luego otra completamente diferente?” ¡Anda éste! ¡Y yo qué sé! El que es Inteligente (con mayúscula) es él.
    Un abrazo,”

    Fernando,
    Justamente por la respuesta que me da, el DI no puede ser considerado como ciencia. Ante las preguntas que surgen sólo podemos exclamar : ¡Ni idea! Ni explica nada del hecho evolutivo, ni permite que se pueda llegar a explicar. Todas las preguntas se derivan a los caprichos del creador o diseñador.

    “la inferencia de diseño no tiene porqué suponer ninguna limitación o ningún propósito concreto en el diseñador. Tampoco tiene porqué justificar en términos morales la acción del diseñador.
    Ninguna de las razones que aduces supone un argumento que invalide la inferencia racional de diseño en los organismos vivos.”

    Felipe, todas esas razones suponen un argumento que invalida que el DI sea una alternativa a la TSE. Porque el DI no explica nada de nada. Tan sólo se basa en la más que discutible inferencia de diseño en base a la complejidad de los seres vivos “aparentemente diseñados”. Pero en cuando al hecho evolutivo, el DI no es rival para la actual teoria de la evolución. De hecho, como dije hace tiempo, creo que, aunque resulte paradójico, justamente el hecho que el DI no sea aceptado científicamente es lo que le mantiene vivo. De ser plenamente aceptado y enseñado como alternativa, el DI deberia hacer frente a una multitud de preguntas de las cuales carece por completo de respuestas.
    Que la teoria de la evolución no pueda, según se lee por aquí, explicar la metamorfosi o las plantas carnívoras, demuestra la inconsistencia de dicha teoría. Sin embargo, que el DI tampoco explique la metamorfosi o las plantas carnívoras parece no suponer ningún contratiempo para sus defensores. El problema es que sí es un contratiempo para todos aquellos a los que se supone deben convencer.

  14. Felipe, además de centrar tu argumentación en cuestionar una hipótesis particular acerca del origen de la metamorfosis de las mariposas que ha recibido un rechazo casi unánime de los especialistas, estás cuestionando un itinerario evolutivo que tampoco representa al consenso científico. Ninguna publicación que yo conozca defiende la idea de que las mariposas evolucionaron a partir de insectos similares a orugas a los que de forma gradual les salieron alas; el itinerario evolutivo más aceptado y acorde con la evidencia paleontológica, molecular, etc. es mucho más simple de lo que tu quieres hacer parecer:

    Insectos que ecolsionan del huevo convertidos en una versión en miniatura de un adulto (como los tisanuros), de forma gradual dan origen a insectos que no terminan su desarrollo embrionario en el huevo pero son viables al eclosionar, los que luego en virtud de variaciones graduales en los niveles que tendrá durante su desarrollo como las hormonas juveniles (que previenen la metamorfosis) y de hormonas como la ecdisona (que induce la muda en los artrópodos) dan origen a insectos que se mantienen en su forma juvenil durante sus primeras mudas y sólo completan su desarrollo en las últimas o última muda (como las libélulas), o a insectos cuya última etapa de transición entre larva y adulto es particularmente inactiva, en lo que corresponde a la fase de pupa o, en el caso de las mariposas, a la fase de crisálida.

    Como ves, en lo que respecta a la aparición de novedades morfológicas no hay ninguna objeción particular al ciclo de vida de las mariposas que no pudieras hacer con matices al desarrollo embrionario de casi cualquier otro animal (incluyendo a los seres humanos), ni ninguna etapa inexplicable desde el punto de vista gradualista que obligue a apelar a explicaciones finalistas.

    Véase también:

    http://whyevolutionistrue.wordpress.com/2009/09/04/worst-paper-of-the-year/
    http://web.neurobio.arizona.edu/gronenberg/nrsc581/neuromodulation/endocrineevolution.pdf

  15. fernando:

    Aunque estoy parcialmente de acuerdo con que las intenciones del diseñador son irrelevantes para juzgar si algo es diseñado o no, considero que los porponentes del DI son intelectualmente deshonestos al hacer la vista gorda con todos aquellos fenómenos que son totalmente inconsistentes con cualquier analogía de lo que uno esperaría para algo diseñado; y que sin embargo es totalmente consistentes con un proceso no finalista de selección natural, por ejemplo:

    – Una característica del diseño es que incorpora innovaciones originadas en líneas de desarrollo totalmente independiente (ej: automoviles con aire acondicionado, reproductos MP3, GPS, etc.). Esto no es lo que se observa en los seres vivos (ej: no hay reptiles con la capacidad de hacer fotosíntesis)

    – No tiene sentido que un diseñador, teniendo el poder de crear la versión óptima de aquello que está diseñando, opte por diseñar algo subóptimo para luego retirarlo y reemplazarlo por algo incrementalmente mejorado. Esto es especialmente absurdo si el diseñador tiene además poder sobre el entorno operacional óptimo para todo aquello que ha diseñado.

    – Un diseñador no sabotea sus propios diseños. Por qué un diseñador iba a crear simultáneamente el sistema inmunológico y el virus que lo inhibe?

    – Los diseños nuevos no conservan innecesariamente los defectos de la versión anterior; si está en su poder un diseñador puede reformular desde cero aquello que está diseñando. El modelo 2012 de un automóvil no conserva los defectos del sistema eléctrico, ni los abollones del chasis, ni las trizaduras del parabrisas ni las cenizas del cenicero del modelo 2011. No tiene sentido que la versión mejorada de una especie sea creada de novo conservando el ADN basura (no funcional) de la especie que le antecede funcionalmente.

    Que comiencen las racionalizaciones…

  16. Oscar: te cito:
    “Fernando,
    Justamente por la respuesta que me da, el DI no puede ser considerado como ciencia. Ante las preguntas que surgen sólo podemos exclamar : ¡Ni idea! Ni explica nada del hecho evolutivo, ni permite que se pueda llegar a explicar. Todas las preguntas se derivan a los caprichos del creador o diseñador.”
    Esto ya me ofende.
    (O TE ofende, no estoy seguro.)
    Si los caprichos son del azar (bien mirado, que el azar sea caprichoso parece lo suyo, je., je.) entonces hay ciencia, pero si el “capricho”, o sea, la realidad aún necesitada de explicación razonable científica, es de una inteligencia diseñadora entonces no lo es. Pues no me parece muy sensato eso que dices.
    Yo creía que los que usamos la razón para intentar comprender la realidad y nos paramos ante algo que no podemos aún (repetiré, AÚN) explicar, y decimos que AÚN no tenemos ni idea de a qué obedece, estamos afrontando la realidad con mentalidad y actitud racionales y perfectamente impecables y de respeto por la Ciencia.
    Pues a tí te parece que no.
    Eso es o creer demasiado en la Ciencia o no entender sus limitaciones y deificarla.
    ¿Qué es eso de que DI “no permite” (¡no permite!”) explicar la evolución? ¿Cómo que no? ¿Por qué no? ¿Porque me he permitido el juego o recurso literario de exclamar un ¡ni idea! para hacerle ver que desconocer la lógica del diseñador no desautoriza la inferencia al diseño?
    Un respeto por la licencia dialéctica, por favor.
    Cordialmente,

  17. Roberto: ¡qué cosas nos dices!
    Me ha enternecido leer tu post.
    ¡¡¡Te has vuelto un experto en diseño!!!
    No tengo ni idea de si tus descripciones del buen diseñador son compartidas por la mayoría de los autores en esta disciplina de la Diseñología en la que demuestras tal dominio.
    Yo soy bastante más modesto y no me atrevo a enmendar la plana y creerme por encima de un “tío” capaz de montar la que ha montado a partir de la nada, con este Universo en expansión constante y a velocidad creciente, que ha organizado este hueco donde la vida es posible, evolucionando como lo ha hecho hasta llegar a nosotros dos conversando a través de este medio…
    A mí esta cosa diseñada me impresiona bastante, qué quieres que te diga.
    Según tú, la tesis del diseño no vale si el diseño es malo (a tu juicio). ¿No? El diseño será malo pero es diseño, ¿no? A lo mejor tu juicio es el que no es tan bueno. Pero aunque sea el diseño el que es mejorable, no veo por qué deje de serlo.
    Perdona la cita -“irreverente” en este ámbito extrarreligioso-, pero es que me recuerdas el título de un libro que vi un día: “Dios hizo el mundo en 7 días …y se nota.”

  18. Bien. No soy biólogo ni tampoco filósofo, pero hay asuntos en relación a lo que leo sobre los que me atrevo al menos a preguntarme.

    – Me parece que la idea de la Selección Natural es un invento. Si la Selección Natural presume de ser el mecanismo que “depura” las incorrecciones del proceso evolutivo, ¿desde qué momento empieza a operar? Siendo que la Naturaleza es todo, ¿entonces selecciona el tipo de Universo que va a evolucionar? ¿Precede a la formación de un Universo? ¿Selecciona soles, planetas, galaxias, etc., etc?
    Si no es así, entonces no puede ser Selección Natural, a menos que se quiera concebir una nueva idea de lo que es la Naturaleza. Y si sí lo fuera, no sería más que un sustituto a la idea de una entidad metafísica cuya “sabiduría” es capaz de poner las cosas en “orden”. En mi opinión, la relación organismo-entorno se explica a sí misma sin necesidad de aludir a conceptos esotéricos. La vida sólo puede emerger si es congruente con el entorno en el que surge. De otro modo no podría ser. El entorno es razón suficiente para proponer las opciones en las que la vida puede surgir. En síntesis, me parece que la idea de la SN no sólo es inexistente, sino que además es redundante.

    Me encantará leer sus comentarios.

    Saludos

  19. Roberto,
    ya sabemos que existen distintas formas de metamorfosis y así se señala en el artículo. pero es sabido que una de las especulaciones arbitrarias en el discurso darwinista es que cualquier similitud entre formas o procesos biológicos debe servir de base para respaldar una interpretación gradualista del proceso evolutivo.
    Falso. En muchos casos eso es como afirmar que se puede ir andando desde Australia hasta Japón porque en medio encontraremos la isla de Guam que nos servirá de apoyo.
    En el siguiente artículo (Metamorfosis 2) hago referencia al trabajo de Gauger y Nelson en el libro Metamorfosis publicado por Illustra Media. Ambos son especialistas en evolución del desarrollo y biología molecular y desarrollan en un total de 16 páginas una explicación detallada de las dificultades para justificar la metamorfosis de la mariposa en términos evolutivos como un proceso de consolidación gradualista. En el corto espacio de un blog sólo podemos señalar los trabajos y animar al lector a visitarlos y estudiar los argumentos más en profundidad.

  20. Arturo

    en efecto, la selección natural SN ha sido definida a menudo como una mera tautología: la supervivencia del que sobrevive.
    Sea como fuere, y con independencia de las causas que favorecen la supervivencia de un determinado organismo el enigma de la evolución radica en explicar la emergencia de las novedades morfológicas y eso es algo que la SN no puede explicar.

  21. Oscar
    el DI no se postula como una descripción alternativa de mecanismos biológicos. A estas alturas ya deberías saberlo puesto que te lo hemos explicado repetidas veces. El DI defiende que la evidencia científica “sana” exenta de manipulaciones ideológicas como las que nos ha querido imponer el darwinismo durante siglo y medio, exige perspectivas teleológicas que el darwinismo ha querido proscribir.

  22. Fernando:

    No tengo ni idea de si tus descripciones del buen diseñador (…)

    A menos que consideres que un mal diseñador es indistinguible de un proceso no finalista de selección natural operando sobre mutaciones al azar, no estoy describiendo un buen diseñador, sólo estoy describiendo algunas características en común observadas en objetos y procesos con diseñador conocido, o que de acuerdo a la experiencia la mejor explicación es que fueron diseñados. Si consideras errados estos criterios para identificar lo diseñado, me gustaría conocer los criterios que tu consideras correctos.

    Yo soy bastante más modesto y no me atrevo a enmendar la plana y creerme por encima de un “tío” capaz de montar la que ha montado a partir de la nada

    Queda claro en tu comentario que tu afirmación de diseño no se basa en las evidencias ni es la conclusión de una inferencia lógica, sino que es sólo una racionalización para justificar algo de lo que ya estabas convencido de antemano. Opino que ese es el caso en la mayoría de los promotores del DI.

  23. Arturo:

    Todo indica que entiendes perfectamente bien cual es la idea detrás de la selección natural, y que tu confusión es más semántica que otra cosa.

    Contrario a lo que tu pareces entender, el concepto de selección natural no lleva implícita la definición a priori de un conjunto de criterios que deben ser cumplidos para aprobar el proceso de selección; el calificativo de “seleccionado” es más bien un juicio a posteriori. No es que las entidades que sobreviven para dejar descendencia en la siguiente generación hayan sido seleccionadas con ese propósito sino al revés, aquella entidad que sobrevive para dejar descendencia en la siguiente generación es acreedora del calificativo de “seleccionado”.

    O dicho de otro modo: no son los criterios de selección los que definen a priori la supervivencia, es la supervivencia la que define a posteriori los criterios de selección. O quizás dicho mejor aún: la supervivencia es simultáneamente el objetivo y el criterio de selección.

    En síntesis, me parece que la idea de la SN no sólo es inexistente, sino que además es redundante.

    En realidad, el concepto de selección natural es el nombre que se da a aquello que tú bien describes como “La vida sólo puede emerger si es congruente con el entorno en el que surge. De otro modo no podría ser. El entorno es razón suficiente para proponer las opciones en las que la vida puede surgir.”. Si tienes un nombre mejor, pues bienvenido sea.

    Véase también:
    http://www.talkorigins.org/faqs/evolphil/tautology.html

  24. Roberto: me temo que manipulas y retuerces lo que digo para hacerme decir lo que no digo o, peor aún, no me entiendes.
    Uno: tú niegas el DI porque dices que un buen diseñador no diseñaría una mariposa pasando por la oruga si ésta no hace falta. Y yo digo que el que ése sea un diseño innecesariamente tortuoso o tonto no lo hace menos diseño, lo que es algo patente. No es verdad que tú dabas criterios de diseño sino de buen diseño.
    Dos: yo no racionalizo creencia previa ninguna, usted perdone. Yo añadía a mi comentario anterior de que un diseño torpe sigue siendo diseño otra observación que quería bienhumorada sobre la hipótesis del Diseñador del Universo diciendo que, así dicho a lo bruto, parece que, si existe, realmente ha “montado” una buena.
    Lo que pasa es que tienes la sensibilidad humorística de una nécora.
    No sea tan solemne hombre.
    Y no quieras ver en mi ojo una paja que a lo mejor denota una viga en el tuyo: la vieja murga de que quien vea razonable la inferencia del diseñador es en realidad y sólo es un creyente emboscado; que sólo se puede discutir seriamente una vex excluida (también a priori) la hipótesis de un DI ajeno a la materia autodiseñadora en el ámbito del mundo natural.
    ¡Qué manía! ¡Qué pereza!

  25. Felipe, para seguir con tu ejemplo:

    Si los arqueólogos de un futuro lejano descubren los restos de un puente en Australia con una señal que dice “KM 0”, otro pedazo de puente en Guam que dice “KM 4785” y un tercero en Japón que dice “KM 7357”, y si los puentes están hechos del mismo material, tienen el mismo estilo, definen aproximadamente una línea recta, y su datación indica una diferencia de edad entre los tres segmentos que confirma de forma independiente al kilometraje, entonces no es una especulación fantasiosa la teoría de que alguna vez en el pasado remoto se construyó un puente desde Australia hasta Japón. Menos aún si más adelante se encuentra un fragmento de puente similar en Papua Nueva Guinea con la señal “KM 2876″…es lo que sucede con la teoría de la evolución.

    Y sí sería una muy mala inferencia por parte de estos arqueólogos del futuro suponer que los cuatro segmentos de puente demuestran que los ingenieros de la antigüedad sólo sabían construir segmentos de puente aislados y que esto es corroborado por el hecho de que en la actualidad no se ha atestiguado nunca la construcción de semejante macropuente, sólo se ha atestigüado la construcción de micropuentes de no más que unos cuantos cientos de kilómetros…es el problema con el DI.

  26. Felipe y Roberto, para empezar les agradezco mucho sus respuestas.

    Mi tema es la conciencia. Y es ahí donde me parece que el materialismo se empeña en negarla (es una ilusión) considerarla como una cualidad emergente de procesos electrobioquímicos (poco creíble aunque se empeñen en gastar recursos para probarlo) o literalmente la ignoran para no tener que explicarla.

    Desde mi punto de vista, la conciencia existe desde siempre y, porqué no, considerarla como un mecanismo “orientador”. Me explico. A semejanza de la manera en que opera nuestra mente, esa conciencia expresada en lineamientos objetivos (leyes, fuerzas, regularidades), también explora metáforas (subjetividad) para hacerse manifiesta (creatividad).

    Por supuesto que pensar que esto puede ser así conduce a preguntarse de quién es esa esa conciencia. Yo no soy religioso, aunque no me cabe duda de la profunda conexión que existe entre todo lo que es (sea lo que eso sea). No me cabe la idea de un Dios que creo el Universo y lo abandonó a su suerte. Estoy convencido de que los autores de los textos religiosos originales tendrían una opinión muy diferente en nuestra época y que nosotros estamos obligados a dar mejores respuestas. Pero la alternativa darwinista que propone que un servidor compite con el resto para heredar sus genes, me parece una idea verdaderamente lamentable. En ese sentido, me creo que el discurso materialista es una expresión muy pobre de nuestro auténtico potencial humano.

    Creo que el DI reconoce lo que yo también reconozco. Y eso no quiere decir que no se deba hacer investigación y tener rigor en el análisis de los datos. Pero veo, hasta donde mi limitado entender comprende, que existe el mismo empeño en justificar el dogma darwinista que el que ha existido en las religiones.

    La clave, me parece, está en comprender la conciencia. Y eso, es posible que no pueda ser explicado.

    Un saludo, compañeros, y feliz fin de semana

  27. Arturo:

    No es sorprendente tu afinidad con el DI. Ya había escuchado la tesis de que la aceptación del DI es motivada por un prejuicio dualista y/o deista.

    Mi tema es la conciencia. Y es ahí donde me parece que el materialismo se empeña en negarla (es una ilusión) considerarla como una cualidad emergente de procesos electrobioquímicos (poco creíble (…) Desde mi punto de vista, la conciencia existe desde siempre (…)

    No es necesario tener un prejuicio materialista o positivista para constatar que el dualismo es una creencia sin fundamento racional y sin apoyo en la evidencia (que no es lo mismo que afirmar que el dualismo es falso). Y sí hay buenas razones para escoger la explicación testable de que la conciencia es una propiedad emergente del cerebro, y que como tal opera y se sostiene sobre su soporte físico. Algunos fundamentos:

    • No hay ninguna evidencia de alguna instancia en que la conciencia opere de forma independiente al cerebro. Invariablemente, lo que observamos es que la conciencia de un individuo deja de funcionar junto con la actividad cerebral de su cerebro. Del mismo modo tampoco se conoce ninguna evidencia de que la conciencia exista o se manifieste desde antes de la formación del cerebro de un individuo.

    • Las variaciones físicas del cerebro producto de malformaciones, enfermedades, daño accidental o exposición a sustancias químicas se traduce en alteraciones observables en la conciencia y en las capacidades cognitivas. Más aún, cuando son zonas específicas del cerebro las que son afectadas suelen ser capacidades cognitivas igualmente específicas las que se ven alteradas.

    Evidencias como las anteriores sugieren fuertemente que la conciencia es una propiedad emergente del cerebro y que el dualismo es un presupuesto infundado.

    Pero la alternativa darwinista que propone que un servidor compite con el resto para heredar sus genes, me parece una idea verdaderamente lamentable.

    Me parece que hasta los administradores de este grupo si son consecuentes te dirían que tu afirmación es errada. Podremos estar en desacuerdo respecto a los alcances de la selección natural, pero el hecho de que los individuos mejor adaptados a las exigencias de su entorno tienen una mayor expectativa de transmitir sus genes a la siguiente generación es un hecho a estas alturas fuera de discusión.

    A semejanza de la manera en que opera nuestra mente, esa conciencia expresada en lineamientos objetivos (leyes, fuerzas, regularidades)(…)

    Los hechos de la causa que podríamos acordar como objetivos son los siguientes:

    – La regularidad de la naturaleza es una condición necesaria para la formación y funcionamiento de estructuras tan complejas como el cerebro humano.

    – La naturaleza es lo suficientemente regular como para ser inteligida y modelada en términos de leyes naturales por entidades conscientes como los seres humanos.

    Pero de ahí en adelante, cometes una non sequitur si a partir de estas premisas concluyes que la regularidad de las leyes físicas necesariamente tuvo que ser producto de una entidad consciente. Mucho más acorde con las evidencias discutidas más arriba es el supuesto de que la consciencia es una propiedad emergente de nuestro cerebro y por extensión del universo físico, y que no podría haber surgido si el universo no tuviera la regularidad que percibimos en este. En consecuencia, no debe sorprendernos el que el universo parezca tan regular al ser escrutado por nuestra consciencia.

    Por qué el universo es tal que permite el surgimiento de la conciencia? eso ya es una discusión distinta, pero no quita que tus presupuestos dualistas sean infundados.

  28. fernando:

    Uno: tú niegas el DI porque dices que un buen diseñador no diseñaría una mariposa pasando por la oruga si ésta no hace falta.(…)

    No, lo que yo estoy diciendo es que si los partiarios del DI atribuyen a un diseñador aquello que de acuerdo a sus criterios sólo pudo haber sido creado para satisfacer un propósito preestablecido, entonces deberían admitir que no hay buenas razones para inferir diseño cuando algo más parece el producto de mejoras incrementales de versiones subóptimas de la versión final.

    Si no, entonces estarías diciendo que si algo parece tener un propósito entonces fue diseñado, pero si es el producto de un proceso no dirigido entonces también pudo ser diseñado, con lo que tu posición se vuelve intestable.

    Si estoy pasando algo por alto, podrías indicar entonces cuales son los criterios que consideras válidos para discriminar lo diseñado de lo no diseñado?

  29. Roberto, tus manifestaciones rozán el límite de lo que puede admitirse como un debate serio. No es de recibo que pontifiques aseverando que el dualismo es un prejuicio metafísico sin base empírica o que pretendas que la mente ha sido demostradamente explicada como una propiedad emergente de la materia.
    Tales afirmaciones son rayanas en la charlatanería.
    Para quienes quieran un punto de vista serio y actualizado sobre este apasionante problema de la consciencia racional y su expresión más sublime, el libre albedrío y la imposible explicación materialista del mismo les recomiendo
    http://www.unav.es/cryf/
    y en concreto de esta página el artículo de Octubre de 2010 titulado “La “emergencia”de la libertad”
    del profesor Santiago Collado

  30. Una cita reciente sobre el mismo tema.

    From an interview with Ralph Adolphs (Professor of Psychology and Neuroscience at Caltech), on Current Biology.
    http://www.cell.com/current-biology/fulltext/S0960-9822%2811%2900837-2
    Current Biology, Volume 21, Issue 21, R874-R875, 8 November 2011

    Q. What are the major unsolved questions in cognitive neuroscience?

    A. To my mind there’s one that stands above all else: how is the biology of the brain related to the psychology of the mind? In short, the problem of consciousness — which is actually several problems. There are still many people who find it silly to investigate this, or who honestly don’t seem to understand what the puzzlement is all about. Well, I think there’s a very deep puzzle there, and one we are unlikely to solve soon, and maybe will never solve — but that’s an empirical question.

  31. Roberto, esos argumentos que expones a favor de la conciencia como emergente de lo físico, estan ya muy trillados. Es posible que realmente sea emergente, pero ¿cómo explica el materialismo (o mejor dicho, el reduccionismo) esa emergencia ?

    Si la conciencia surge como una suma de mecanismos físicos interconectados, significa que cualquiera que sea su soporte dará el mismo resultado consciente siempre y cuando se emplee el algoritmo adecuado. Es decir, si 100 mil millones de neuronas producen conciencia, 100 mil millones de válvulas o transistores, o por qué no, chinos cogidos de la mano, generarían igualmente una conciencia.

    ¿Realmente es así? Por otro lado, ¿Cómo puedes saber que algo es consciente? Yo sólo se que yo lo soy. Intuyo que tu tambien lo eres, pero no lo sé. Y lo mas gracioso es que no existe manera alguna de saberlo a ciencia cierta, a no ser que yo fuese consciente de tí .

    Chalmers ha hecho mucho hincapié en ese aspecto con lo del problema ‘duro’ de la consciencia .

    Podría ser que los cerebros dañados sean conscientes, porque tú tienes una idea de la consciencia que parece no ser la acertada. Tu hablas de procesos mentales, inteligencia, memoria.. Que de hecho se pierden al dañarse el cerebro. Pero la consciencia en sí no es eso, o no parece ser eso (Los hinduístas, budistas, etc, etc, dicen que todo lo que existe es conciencia, hasta las piedras y los átomos la tienen)

    Es decir, que habría que diferenciar inteligencia de conciencia, porque no son lo mismo.
    Yo personalmente no creo que la vida sea producto de un diseño “inteligente” propiamente dicho, sino consciente.
    Y también creo que la conciencia es un misterio insondable para la ciencia, y que sólo ella puede entenderse así misma. Quizá eso sea lo que busca esa cosa que llaman Dios.

  32. Felipe:

    Qué bueno sería si cada vez que me acusas de charlatán o algo por el estilo apoyaras tus dichos con algún fundamento y no te quedaras en el ad hominem. Tienes alguna objeción específica a los argumentos que expuse para afirmar que no hay buenas razones para optar por el dualismo?

    Respecto a la publicación del grupo Ciencia, Razón y Fé [y Disonancia Cognoscitiva] que recomendaste, del libre albedrío no dice nada, y sólo se limita a la petición de principio de establecer su existencia como uno de los presupuestos de la argumentación.

    Y sobre el emergentismo, lo único que hace es una caracterización de distintos enfoques más o menos reduccionistas, pero no establece que estos deban ser mutuamente excluyentes y, lo más importante, no da ningún fundamento acerca de por qué sería necesario inclinarse por una explicación dualista, de manera que en última instancia su defensa del dualismo no es más que un argumento de ignorancia.

    A esas alturas, ya a nadie debiera sorprenderle constatar que el autor, Santiago Collado González, es un sacerdote. Al menos estoy de acuerdo con él cuando en otras fuentes afirma que el diseño inteligente es una pseudociencia y que el rechazo a la teoría de la evolución de sus partidarios se origina en una “confusión metódica”.

    A quien le interese:

    “Análisis del Diseño Inteligente”, de Santiago Collado.

  33. Roberto:
    Vayamos por partes.
    1. Sí, sí argumentas en el sentido de que hay que descartar la hipótesis del ID porque en la realidad de la naturaleza vemos diseños no óptimos, o versiones intermedias de un producto final o ulterior mejor; así que, en ese caso, este diseño no es “bueno”, es decir, no colma las características que tú atribuyes a un diseño óptimo de acuerdo con tus criterios. Quien lea o relea tu post del pasado día 3 verá que en efecto tú criticas el DI porque es “malo”. Y yo digo que será “malo” (repárese en las comillas), o sea, será insatisfactorio contrastado con tus criterios de lo que es el diseño óptimo, pero será diseño. Decías: “No tiene sentido que un diseñador, teniendo el poder de crear la versión óptima de aquello que está diseñando, opte por diseñar algo subóptimo para luego retirarlo y reemplazarlo por algo incrementalmente mejorado. Esto es especialmente absurdo si el diseñador tiene además poder sobre el entorno operacional óptimo para todo aquello que ha diseñado”. Esto sólo se sostiene si tú sabes qué es lo óptimo, cuál es el propósito del Diseñador, y por qué en el plan del Diseñador Inteligente, algo “ha salido mal”. Eso me parece de una soberbia, o si quieres, de una “autoestima” que para mí la quiero. No debes tener abuela, como decimos en España.
    2. Añades: “No, lo que yo estoy diciendo es que si los partidarios del DI atribuyen a un diseñador aquello que de acuerdo a sus criterios sólo pudo haber sido creado para satisfacer un propósito preestablecido, entonces deberían admitir que no hay buenas razones para inferir diseño cuando algo más parece el producto de mejoras incrementales de versiones subóptimas de la versión final.” No entiendo por qué el propósito no haya de incluir en ocasiones versiones intermedias; no veo por qué el Diseñador no haya podido decidir diseñar y crear mediante la evolución. Lo que me parece es que es más sensato pensar en un Diseñador Inteligente que se vale de la evolución que un no-diseñador no-inteligente que nacido de la nada (sabedios cómo) a base de equivocarse constantemente (valga el contradiós), acabe aterrizando en ti y en mí. (Lo que me inquieta, ahora que lo pienso: ¿de qué somos tú y yo una versión subóptima?). Y desde luego, entrar a discutir sobre versiones incrementales o intermedias desde un planteamiento darwinista, con lo que el registro fósil nos ha contado, a estas alturas de la película, me parece de una osadía digna de otro empeño.
    3. Dígase lo mismo a tu otra perplejidad: “Un diseñador no sabotea sus propios diseños. ¿Por qué un diseñador iba a crear simultáneamente el sistema inmunológico y el virus que lo inhibe?”
    ¡Anda éste! ¿Y por qué no? Ahí, en esa pregunta, yo creo que hay poca imaginación.

  34. Roberto: he leído el trabajo del sacerdote Collado en Scripta Theologica.
    (No sólo eres un experto en Diseño, ahora te revelas como un avezado seguidor de los trabajos de este peligroso mundo de los teólogos católicos. Ten cuidado, son muy peligrosos. Pueden llegar a ser convincentes.)
    Para los que no se animen a leer ese trabajo un par de aclaraciones:
    1. Es falso que llame al DI pseudociencia, eso se lo inventa Roberto, como “sin querer”. Sí dice que es “marginal dentro de la comunidad científica”
    2. Por otra parte destaca cómo hay un “grupo de científicos que cuando divulgan sus trabajos defienden netamente materialistas y beligerantes contra la religión”. Explica cómo Dawkins y Atkins “van más allá de una crítica meramente científica porque muchos de sus argumentos están cargados de ideología materialista y explícitamente antirreligiosa”.
    3. Explica cómo en USA en los años 70 y 80 nacieron “asociaciones y publicaciones que, a diferencia con lo que ocurre con las típicamente creacionistas, el enfoque adoptado por un buen número de ellas es realmente científico.” Explica después que uno de esos grupos es el que da lugar en años ulteriores al DI en un “ambiente en el que ahora empiezan a utilizarse argumentos científicos”.
    4. Collado describe que la gran tarea y pretensión actual del DI es la de “provocar un cambio de paradigma científico”. Y da cuenta de algunos de las alternativas que algunos científicos (Collins) ofrecen como explicaciones científicas para contrarrestar algunos de los pilares del DI, por ejemplo las que opone aquél a la complejidad irreductible de Behe, concluyendo el autor que ha de reconocerse que esas alternativas científicas (se refiere a la duplicación genética) a las objeciones de Behe son hoy por hoy una “conjetura verosímil” nada más.
    5. Dice también Collado: “Cuando se examinan los argumentos defendidos por el DI, en particular los de Behe, que son los que se refieren directamente al mundo de los seres vivos, vemos que efectivamente son argumentos científicos”. Pero luego piensa que no hay una sola ciencia, que la ciencia no es una (sobre lo que habría que discutir despacio, por ejemplo con él) y califica esa ciencia de Behe de mecanicista, razón por la que discrepa de sus planteamientos.

    Me parece que a este sacerdote católico le parece que es insuficiente pensar en un Diseñador Inteligente que no sea el Dios creador de Santo Tomás. Pues me parece bastante sensato y coherente por su parte, que quieren que les diga. Ahora bien, que, vista su manera de exponer el status quaestionis del DI, diga Roberto que lo considera una pseudociencia, me parece sencillamente tramposo.

  35. Roberto, la palabra dualismo es una palabra muy comprometida con gran variedad de acepciones.
    Me limitaré a recordar simplemente que la afirmación de que las facultades mentales, la auto-consciencia, y especialmente el libre albedrío no son otra cosa que propiedades emergentes de la materia es un relato absolutamente arbitrario y carente de soporte científico alguno.
    Me remito a mi artículo en este mismo blog.
    http://www.darwinodi.com/2010/11/21/sir-john-c-eccles-y-el-emergentismo/
    Se pueden discutir muchas cosas. Lo que no se puede es presentar una hipótesis contraria a la intuición más inmediata como si fuera una conquista científica perfectanmente verificada. Al fin y al cabo el emergentismo en estado puro lleva necesariamente, como lo ha establecido con contundencia Provine a la necesidad de considerar el libre albedrío una mera ilusión. A lo mejor tú te consideras un ser perfectamente determinado en tus convicciones. Pero en este caso no tienes argumentos para pretender que sean verdaderas.

  36. Roberto,

    Espero que no quieras intuir que el hecho de que el Sr Collado sea sacerdote supone ya a priori un argumento a favor o en contra de sus opiniones. Claro que según pareces indicar puede ser un argumento en contra de sus ideas sobre el emergentismo pero no necesariamente en contra de sus ideas sobre el Diseño Inteligente. En cualquier caso es interesante que hay muchos religiosos que no se han apuntado al naciente movimiento del DI. Quizás es que el DI no es un movimiento de naturaleza religiosa a pesar de tus cansinas manifestaciones al respecto. Si hay algo que queda prístino y claro de la lectura del artículo de Collado es que los argumentos del DI son cualquier cosa menos argumentos religiosos.

    Dicho lo cual debo indicar que el Sr. Collado y la página CRyF en general, como muchos otros, viene manteniendo en relación al debate entre Darwinismo y Diseño Inteligente una actitud que podríamos calificar de “buenista” en el sentido de acogerse al discurso oficialista y no oponerse a la mayoría dominante en la comunidad científica e intelectual. El hecho de que su artículo esté subvencionado por la Fundación Templeton lo dice todo.

    En cualquier caso las reticencias de Collado en relación al DI no aportan ningún argumento de relieve sino que se limita a recoger las críticas habituales del lobby darvinista y en especial las desarrolladas por los evo-teístas como Francis Collins, Miller, con algún argumento de descreídos condescendientes como Ayala. Nada nuevo y por supuesto nada sólido que no hayamos rebatido en estas páginas hasta la saciedad.
    Recoge igualmente una línea argumental pobrísima desarrollada por algunos filósofos tomistas que han inventado la inverosímil crítica de tildar al DI de mecanicista. En fin, cosas que algunos escritores afines al DI como Jay Richard o Vincent Torley han rebatido de forma enormemente contundente.

  37. Hola Roberto,

    Me parece que el materialismo presume de tener sustento (es parte del dogma) en esto de ser todo lo cognoscible. Si eso que afirmas es cierto, te puedes postular para el Premio Novel.

    La conciencia NO es una cualidad exclusiva de los seres humanos. ¿Dime cómo hace el resto de los seres vivos para ser conscientes del entorno y adaptarse a él si no es siendo conscientes de él?

    ¿Dime qué es el código genético sino la descripción -información- del ser al que describe como un organismo posible por ser congruente con su entorno?

    Me parece que el debate dualista o monista está superado. Para el budismo, a mi modo de ver los más autorizados para hablar de la conciencia, no existen propiedades exclusivas de ningún elemento que conforme la realidad (el error de los materialistas es que la fragmentan). Todo está relacionado con todo y nada es posible sin la participación de todo lo demás: la conocida no-localidad cuántica.

    Nuestro despertar consciente ha sido directamente proporcional a nuestro grado de libertad para estar en este mundo. No son los adaptados quienes han generado el cambio en la Humanidad, sino por el contrario, los desadaptados a las condiciones que el entorno ha pretendido imponerles.

    Por hoy, ahí la dejo.

    Saludos, compañeros.

  38. fernando:

    No entiendo por qué el propósito no haya de incluir en ocasiones versiones intermedias; no veo por qué el Diseñador no haya podido decidir diseñar y crear mediante la evolución. (…)

    Ah, pero entonces, ahora estás hablando de evolución teista o de alguna otra forma de argumento de diseño, pero no estás hablando específicamente de los postulados del movimiento DI tal como es defendido por los autores de este blog, quienes en virtud de argumentos del tipo “diseñador-de-los-huecos” consideran que la especiación gradual es imposible y que el registro fósil es evidencia de saltacionismo.

    Insisto, si estamos hablando de DI, estamos hablando de un diseñador que (1)tiene el poder de crear especies completas desde cero, y que (2)no tiene la opción de crear especies a través de un proceso gradual de selección natural por que de acuerdo a los partidarios del DI eso es probabilísticamente imposible. Teniendo estas dos restricciones en mente, las evidencias y los argumentos que expuse más arriba sí contradicen frontalmente a la idea de diseñador que tienen los partidarios del DI.

    [Y eso que para no complicar las cosas ni siquiera incluí la condición de que (3)el diseñador es omnipotente, omnisciente, creador del entorno en el que tendrán que sobrevivir los individuos, y que casi todos los adherentes del DI están de acuerdo en que este diseñador es el dios de las religiones abrahámicas.]

    1. Es falso que llame al DI pseudociencia, eso se lo inventa Roberto, como “sin querer”. Sí dice que es “marginal dentro de la comunidad científica”(…) Ahora bien, que, vista su manera de exponer el status quaestionis del DI, diga Roberto que lo considera una pseudociencia, me parece sencillamente tramposo.

    “Si por pseudocientífico entendemos una doctrina que, desde una instancia que no es científica, hace afirmaciones que caen dentro del ámbito metódico de alguna ciencia, entonces el creacionismo es efectivamente pseudocientífico. El caso del diseño inteligente es distinto. Sus defensores parten de hechos que tienen carácter científico y sus argumentos señalan, me parece que rectamente, algunos límites actuales, no sabemos si futuros, de algunas teorías científicas. Pero las soluciones que ofrecen sí escapan propiamente al método científico tal como es ejercido por la comunidad científica. Es en este punto donde se puede decir también que el diseño inteligente es una pseudociencia, aunque de naturaleza distinta al creacionismo.” – Santiago Collado

    Puedes encontrar la entrevista completa a Santiago Collado aquí. Y no te molestes en ofrecerme tus disculpas.

  39. Felipe:

    Me limitaré a recordar simplemente que la afirmación de que las facultades mentales, la auto-consciencia, y especialmente el libre albedrío no son otra cosa que propiedades emergentes de la materia es un relato absolutamente arbitrario y carente de soporte científico alguno.

    Felipe, para ti cualquier hipótesis que haga predicciones testables pero que sea difícilmente reproducible equivale a una “especulación fantasiosa”, pero si una hipótesis ni es reproducible ni hace predicciones testables, entonces amerita el calificativo de “inferencia a la mejor explicación”.

    Las evidencias sí confirman una correlación positiva entre las facultades mentales y la fisiología del cerebro, incluidos los distntos niveles observados en el reino animal (incluido el humano) de aquello que llamamos “consciencia de si mismo”. A tal punto las evidencias muestran que el “libre albedrío” es sólo una percepción subjetiva de un fenómeno originado en el cerebro, que en determinadas condiciones experimentales, a partir de un escáner de cerebro es posible anticipar en varios segundos la decisión que tomará un individuo antes de que el individuo esté consciente de la decisión que escogió.

    Se pueden discutir muchas cosas. Lo que no se puede es presentar una hipótesis contraria a la intuición más inmediata (…)

    La intuición! estas evaluando la validez de una teoría en base a la intuición! adiós mecánica cuántica, adiós relatividad…podrías indicarme de acuerdo a tu intuición más inmediata cuál es la diferencia en esta imagen entre la casilla marcada con la letra A y la casilla marcada con la letra B?

    También te haría bastante bien revisar este video a ver si con eso comprendes que mala idea es juzgar lo que es verdadero y lo que es falso en la realidad en base a lo que la intuición te informa. Lo concreto es que la evidencia experimental contradice la intuición de que estamos dotados de libre albedrío, y no hay ninguna evidencia a favor de un origen metafísico de la consciencia.

    Al fin y al cabo el emergentismo en estado puro lleva necesariamente, como lo ha establecido con contundencia Provine a la necesidad de considerar el libre albedrío una mera ilusión.

    Ahora, estás diciendo que el emergentismo no puede ser cierto por que sería incómodo que fuera cierto? debe haber un nombre en latín para esa falacia…

  40. Arturo:

    Me parece que el materialismo presume de tener sustento (es parte del dogma) en esto de ser todo lo cognoscible. Si eso que afirmas es cierto, te puedes postular para el Premio Novel.

    Nada de lo que yo he dicho presupone la afirmación intestable de que “lo natural es lo único que existe”, así es que el comentario anterior es del todo fuera de lugar. Sólo estoy haciendo notar que la evidencia que podemos acordar como “objetiva” indica que entre las facultades mentales y el cerebro existe el mismo tipo de correlación causal que existe entre el software y el hardware que lo ejecuta.

    La conciencia NO es una cualidad exclusiva de los seres humanos. ¿Dime cómo hace el resto de los seres vivos para ser conscientes del entorno y adaptarse a él si no es siendo conscientes de él?(…)¿Dime qué es el código genético sino la descripción -información- del ser al que describe como un organismo posible por ser congruente con su entorno?

    Esto es interesante y no es que esté en desacuerdo, de hecho he defendido en otras discusiones de este blog la posición de que el código genético de un organismo no sólo contiene la información necesaria para su propia construcción, sino que de hecho contiene la información e instrucciones para construir el entorno ideal para este organismo.

    El problema es que pareces estar usando de forma intercambiable dos definiciones distintas de consciencia, y estás tratando de establecer que cualquier forma de reacción al entorno se encuentra en el mismo nivel de abstracción de una decisión. Eso no sólo es discutible, sino que además no guarda ninguna relación con la discusión acerca del origen metafísico de esta capacidad de ser observadores externos de nosotros mismos que llamamos “consciencia”.

    De modo que sería como mínimo discutible si es epistemológica o siquiera semánticamente válido hacer afirmaciones como que una especie “decide” sobrevivir a las presiones del entorno, o que la información acerca del entorno almacenada en el código genético de un organismo permite afirmar que dicho organismo es consciente de su entorno.

  41. Espero que no quieras intuir que el hecho de que el Sr Collado sea sacerdote supone ya a priori un argumento a favor o en contra de sus opiniones.

    No, sólo estoy diciendo que es un antecedente para entender por qué opina lo que opina, a pesar de los presupuestos a mi juicio infundados y contrarios a la evidencia experimental que sustentan dicha opinión.

  42. Tranquilo amigo Roberto, no tengo la menor intención de pedir disculpas.
    El artículo de Collado no decía nada de pseudociencia y a él y a eso me referí.
    Aprovecho para destacar (ya otro bloggero lo hizo antes, creo que phosphorus) que os nutráis de laicismo.org para alimentar vuestra información y opinión.
    Me parece muy expresivo de muchos apriorismos que debilitan el debate racional entre nosotros vistas las proclamas y soflamas que más que laicistas (que no laicas) y más bien antirreligiosas (léase anticristianas) de este movimiento.
    Es como si yo os citara la Hoja Parroquial del Arzobispado de nosédónde.
    Lo que supongo extraemos también de este intercambio es que por tu parte en adelante asumes o te sumas a una distinción (que aquí suelen negar algunos críticos, quizás tú mismo en el pasado), la que hace Collado entre creacionismo y DI, entre los hechos, ésos sí de carácter científico de que parte el DI y los de los creacionistas. Te sumas, digo, a esta aseveración de la “distinta naturaleza entre creacionismo y diseño inteligente”. Lo que es curioso es que Collado sepa distinguir eso y no se atreva a reconocer la ciencia en los autores que por otra parte reconoce como verdaderos científicos, como Behe y otros que él mismo cita. Debe ser cosa del “buenismo” que decía Felipe más arriba.
    Yo subrayo que para este autor hay pseudociencia porque es ciencia hecha -dice laicismo.org al citarle- de manera distinta a la de la comunidad científica. En puridad, debiera corregirse ese punto, como también explica Collado en su artículo, de manera distinta a la que hace la mayoría de la comunidad científica, porque a Collado Behe y otros como él, ya digo, sí le parecen unos científicos.
    A mí me parece que DI está haciendo mella de veras en el antes pétreo muro de la comunidad académica y científica pese a las resistencias apriorísticas que subyacen en el entendimiento a la darwiniana de la evolución de los seres vivos. De manera que esto es un camino que se está recorriendo.
    Y me parece también que podría ser útil compartir aquí otros puntos de vista ajenos a la Biología, de investigadores y estudiosos, de científicos que (pienso en los físicos y en los astrónomos) apuntan al DI a partir de sus descubrimientos científicos en esos campos.
    A ver si saco un tiempo y os propongo alguna información adicional en esta línea. Porque el Diseñador Inteligente no aparece en escena una vez surgida la vida. Habrá que explicar cómo surge la vida, no sólo cómo evolucionó después, y antes habrá que pensar en cómo de la nada “apareció” algo. Y aun por qué. (Aunque ya sé que esto del por qué me dirás en seguida que no es ciencia seria. Pero te sorprenderá saber hasta qué punto hoy en día cuánto más se sabe el cómo más se cuestionan los científicos el por qué o se plantean que a lo mejor, conocido este “cómo”, a lo mejor es que había un DI desde el principio.)
    Un abrazo,

  43. Postdata.
    Así que tendríamos/tendríais un tertium genus:
    1. Ciencia fetén (la que hace la mayoría de los miembros de la comunidad científica).
    2. Pseudociencia de verdaderos científicos que científicamente tumban actualmente postulados “científicos” de los primeros.
    3. Pseudociencia fetén (la de los creacionistas).

  44. Roberto,
    simplemente NO NOS NECESITAS. Tú te lo dices todo:

    “Insisto, si estamos hablando de DI, estamos hablando de un diseñador que (1)tiene el poder de crear especies completas desde cero, y que (2)no tiene la opción de crear especies a través de un proceso gradual de selección natural por que de acuerdo a los partidarios del DI eso es probabilísticamente imposible. Teniendo estas dos restricciones en mente, las evidencias y los argumentos que expuse más arriba sí contradicen frontalmente a la idea de diseñador que tienen los partidarios del DI.

    [Y eso que para no complicar las cosas ni siquiera incluí la condición de que (3)el diseñador es omnipotente, omnisciente, creador del entorno en el que tendrán que sobrevivir los individuos, y que casi todos los adherentes del DI están de acuerdo en que este diseñador es el dios de las religiones abrahámicas.]”

    Te inventas un discurso más o menos cómodo para tí sobre lo que se supone que dice el DI y luego le atizas.

    Que te aproveche.

  45. Fernando, ya que insistes con el tema:

    Yo opiné sobre el artículo de Collado citado por Felipe, y luego dije “al menos estoy de acuerdo con él cuando en otras fuentes afirma que el diseño inteligente es una pseudociencia”, tras lo cual me acusaste de tramposo. Te mostré la fuente en la que Collado había dicho eso y ahora tu afirmas que “el artículo de Collado no decía nada de pseudociencia y a él y a eso me referí”. O tienes un problema de comprensión de lectura, o no quieres admitir que te equivocaste.

    Yo subrayo que para este autor hay pseudociencia porque es ciencia hecha -dice laicismo.org al citarle- de manera distinta a la de la comunidad científica.

    No, lo que dice Collado es que el DI parte de observaciones científicas para luego ofrecer como hipótesis científicas explicaciones que no son testables dentro del ámbito de la ciencia. Eso es casi la definición de pseudociencia.

    Y al parecer la fuente original del artículo es ésta. También esta infiltrado este diario por el dogmatismo materialista, al punto de tergiversar las palabras de Collado?

    A mí me parece que DI está haciendo mella de veras en el antes pétreo muro de la comunidad académica y científica(…)

    Tienes alguna cifra o alguna fuente como para pensar que eso no es puro wishful-thinking? al menos esto, esto y esto sugieren que tu afirmación no tiene correlato con la realidad.

  46. Arturo:

    El argumento en su esencia es que las hipótesis de la transmisión y la producción son igualmente compatibles con los hechos que el materialismo trata de explicar –tales como los efectos de la senilidad, las drogas y el daño cerebral de la conciencia–, pero que la hipótesis de transmisión tiene la ventaja de proporcionar una marco para entender otros fenómenos que permanecen inexplicables sobre la base de la hipótesis materialista.

    Por ejemplo…cuáles fenómenos?

    Imagina que vives es una isla desconectad de la civilización, y te encuentras en la playa un cargamento de dispositivos portátiles de audio de diseño desconocido. Declaras de antemano que no podrías poner a prueba la hipótesis de que la música se origina en estos dispositivos, contra la alternativa de que estos sólo transmiten música originada en una fuente externa?

    Incluso si efectivamente no pudiéramos establecer si la consciencia reside y se origina en el cerebro respecto a la alternativa de que el cerebro sea un mero transmisor, la heurística que usualmente funciona bien ante dilemas como este es la navaja de Occam, por lo que lo recomendable es elegir la explicación que requiera de menos supuestos infundados, que haga predicciones testables y que no genere incógnitas más grandes que las que responde. Y en relación a estos criterios el dualismo dista mucho de ser la mejor explicación.

  47. Roberto:

    ¿Cuáles fenómenos? ¿Qué te parecen las ideas? ¿Esas que no tienen peso ni dimensión y no son materia? ¿Qué te parece concebir correctamente que E=mc2? ¿De dónde sale eso? ¿Qué te parecen las invenciones, la creatividad, la imaginación, la sorprendente capacidad de abstraer en conceptos a la realidad? ¿Las matemáticas, la música, etc.?

    Como ya te hice ver, pero eludes lo que mejor te parece (las bacterias también son conscientes y no tienen cerebro) y aludes a lo que mejor te parece (Occam). Ya dijo Einstein “Se debe hacer todo tan sencillo como sea posible, pero no más sencillo”. Puedes repetir una y otra vez, como el resto de los materialistas, que la mente no existe y que es una mera ilusión. Sólo falta que LO COMPRUEBEN. De otro modo mejor asumir que esa es la idea que tú y el resto de los materialistas prefieren elegir. Pero eso no les da ningún derecho a inponérnosla, como lo hacen en la educación en las escuelas con una versión oficial que NO está demostrada.

    Defiendo que tengas la libertad de creer lo que mejor te parezca. Pero exijo lo mismo a cambio. En tanto no estemos hablando de hechos comprobados, todas las posibilidades deben ser consideradas y expuestas.

  48. Roberto,

    Te has pasado meses criticando el discurso del DI alegando que es un discurso de naturaleza religiosa y de repente has descubierto un sacerdote que discrepa del mismo. Por supuesto el Evo-teísmo, la corriente de opinión que critica al DI y defiende la compatibilidad de las convicciones religiosas con el darwinismo no es nada nuevo.
    Me gustaría que nos contaras si vas a seguir diciendo en el futuro que el DI, después de estas entusiastas exaltaciones tuyas a las declaraciones de Collado, es un discurso religioso, o por el contrario te vas a sumar al sentido de las críticas de Collado que rechaza el DI porque según parece la idea del Diseñador Inteligente no se ajusta al Dios religioso de Santo Tomás de Aquino.

    En cuanto a las calificaciones de pseudociencia resultan tan inconsistentes que no puedo sino recordar algunos principios elementales repetidos hasta la saciedad en estas páginas.
    Dices:

    “No, lo que dice Collado es que el DI parte de observaciones científicas para luego ofrecer como hipótesis científicas explicaciones que no son testables dentro del ámbito de la ciencia. Eso es casi la definición de pseudociencia.”

    El DI es básicamente una teoría sobre la causación. Es un discurso racional en estado puro y como tal, parte del conocimiento científico para terminar construyendo una “inferencia a la mejor explicación”. Una inferencia de carácter teleológico, una perspectiva finalista que denote la intencionalidad de un proceso dejará de ser “sólo” científica allá donde traspase el límite que la ciencia se auto-impone, para salvaguardar su esencia mecanicista libremente adoptada. Pero el que una parte del discurso del DI sea de naturaleza filosófica, como lo es por ejemplo la metafísica de Aristóteles cuando invoca un Primer Motor, no permite calificarlo de “pseudociencia”. Es evidente que Collado comete aquí un error burdo.
    Por otra parte no creo que se pueda decir que las hipótesis científicas que no son testables son pseudociencia.. Este es otro error que ya hemos explicado aquí multitud de veces. El evento Álvarez sobre la desaparición de los dinosaurios no es testable; La teoría del Big-Bang tampoco. En general, las explicaciones históricas no lo son, pero no sólo las históricas. La teoría de los multiversos tampoco, ni la teoría del monopolo de Dirac.

  49. Roberto: ¡pues tienes razón! No reparé en el “en otras fuentes”. Sí señor. No debí quejarme de que “en ese artículo” no hablara de pseudociencia. Eso pasa por leer deprisa y en oblicuo.
    Lo que no quita para que me siga pareciendo realmente destacable, como hacía en mi postdata, con cuánto cuidado habla Collado en el Deia de pseudociencia. No es cosa menor que Collado necesite distinguir entre dos distintas pseudociencias, la que lo es sin paliativos, y la que lo es “sui generis” porque (visto su artículo) la atribuye a una parte de la comunidad científica (marginal o minoritaria), (i) que sí que usa argumentos científicos, (ii) que no hay que confundir o que hay que distinguir de la de los creacionistas, (iii) que hace frente seriamente a postulados sedicentemente científicos (del darwinismo o –en general- de esa mayoría de la comunidad científica), objeciones que (iv) hay que reconocer que cuestionan eficazmente en el estado actual de nuestros conocimientos esas posiciones hechas con criterios que se dicen científicos. Todo eso también lo dice Collado y me parece de justicia destacarlo para saber en qué medida y hasta qué punto habla de pseudociencia, consideradas por otra parte las lealtades intelectuales que hace explícitas en su artículo.
    En lo que yo leo, compruebo que en efecto DI ha hecho objeciones serias a postulados darwinistas desde la ciencia -y no desde las convicciones o confesiones religiosas o mágicas-, constato que los partidarios de la evolución en clave darwinista o neodarwinista no pueden ignorar tales objeciones y que, como con ellas han demostrado las debilidades de aquella teoría (por el propio Darwin reconocidas o apuntadas con notable honestidad intelectual no siempre imitada por sus seguidores), los biólogos “de la mayoría” necesitan proponer versiones o teorías alternativas que permitan explicar la evolución con otras subteorías o explicaciones, siempre dentro del dogma inicial de una selección natural ante cambios fruto del azar ajenos a un diseño y siempre dentro de la sola materia
    Esa tarea de falsación es en sí misma notable y es fruto de una posición científica, no pseudocientífica. Las objeciones no científicas no moverían de la silla un milímetro a los verdaderos biólogos que se afanan en busca de mejores explicaciones que sustituyan a las que Darwin hizo cuando la Biología estaba en pañales. Y también me parece claro que, porque son serias, “ponen de los nervios” a quienes defienden explicaciones neodarwinistas pero lo hacen porque muchos de éstos parten de una adhesión previa, condicionante de su tarea “científica”, a una inteligencia de la realidad material, de la vida y de la conciencia en clave materialista, que es una manera de adherirse a una fe como cualquier otra, por ejemplo a una Fe religiosa.
    Que en la comunidad científica la mayoría (el “paradigma dominante” que diríamos pomposa y barrocamente) sigue siendo materialista o naturalista es algo obvio. Esa mayoría reduccionista cree anticientífico dejar paso a las construcciones de la razón si no permiten la experimentación empírica en el laboratorio de una inferencia racional y razonable. Eso es también algo que está claro y no digo yo lo contrario. Lo que sí digo es que los que piensan de otra manera (y las gentes del DI son una buena muestra) ya no son chalados ridículamente periféricos y que están ganando –trabajosamente- un reconocimiento creciente de la seriedad de sus esfuerzos.
    Refutar los postulados de una teoría (el darwinismo y las distintas propuestas de neodarwinismo por su parte no son un hecho empíricamente contrastado sino unas teorías) con los métodos de la ciencia experimental y el uso de la razón no es hacer pseudociencia ni religión.
    Las alternativas de los investigadores que ven más razonable y una mejor explicación la del diseñador pueden ofrecerse y contrastarse con las que ofrecen los neodarwinistas y en la plaza pública contrastarse y competir en igualdad de armas y mereciendo la misma respetabilidad. Tachar de pseudoloquesea al contrincante o, en general, al colega, puede no ser justo (ni inteligente, desde según qué postulados).
    Insisto también en que los descubrimientos científicos de las últimas décadas en el ámbito de la Física cuántica y de la astronomía ofrecen datos que son o parecen más conformes con un diseño para la posibilidad del origen de la vida que con el fruto de la pura casualidad. En ese ámbito, lo que la ciencia reciente (no la charlatanería, la magia, o la Fe revelada) enseña, es más razonable, tiene más sentido, que la carambola cósmica.
    Lo dicho: a ver si en una entrada posterior me dejáis apuntarlo.
    Fuerte abrazo,

  50. Otra cosa. Me dice Roberto:
    “Ah, pero entonces, ahora estás hablando de evolución teista o de alguna otra forma de argumento de diseño, pero no estás hablando específicamente de los postulados del movimiento DI tal como es defendido por los autores de este blog, quienes en virtud de argumentos del tipo “diseñador-de-los-huecos” consideran que la especiación gradual es imposible y que el registro fósil es evidencia de saltacionismo.”
    Ya te dice antes Felipe que como tú dices lo que el contradictor dice para luego contradecirle así cualquiera discute.
    Lo que quiero yo añadir es que yo por miparte digo lo que yo digo digan lo que digan los impulsores y mantenedores de este blog.
    [Esto está empezando a ser un poco cantinflesco, pero creo se me entiende. O sea, que ýo puedo defender mi opinión coincida o no con los del blog, y esa libertad es algo evidente que aquí se tiene, y tu presencia constante la pone de manifiesto a los que intervenimos y a la muchedumbre que nos visita (y que a mí me tiene impresionado; gracias a todos pero en particular a Roberto por el éxito de este blog).]
    Pareces entonces distinguir entre DI “para llenar los huecos” y otros argumentos de diseño más respetables (teístas por ejemplo). ¡Pues es un avance!

  51. Arturo:

    Qué fue lo que eludí? sospecho que pasaste por alto mi respuesta en el comentario 42, donde explique que mis argumentos contra el dualismo no están basados en los presupuestos intestables del materialismo, y que en mi opinión estás usando de forma intercambiable dos definiciones distintas de “consciencia”.

    Curiosamente, cuando argumentas que la existencia de las ideas es mejor explicada por el dualismo, de nuevo pareces estar cometiendo el error de usar de forma intercambiable los conceptos de “abstracto” y “metafísico”, al presuponer que lo abstracto, al no estar restringido por las leyes físicas, necesariamente tiene un origen causal en un ámbito de la realidad que está fuera del alcance de dichas leyes. Esto es una petición de principio, pues deja afuera alternativas como que las abstracciones o las ideas simplemente sean “causalmente inertes” y que no tengan existencia “real”, y no pertenezcan ni a la realidad física ni a una hipotética realidad metafísica.

    Puede interesarte también:

    Los tres mundos de Karl Popper
    ¿Está el Universo hecho de matemáticas?

  52. Te inventas un discurso más o menos cómodo para tí sobre lo que se supone que dice el DI y luego le atizas.

    Felipe:

    Una vez más, me acusas de una mala práctica (esta vez, que fabriqué un hombre de paja), sin indicar en dónde está el error.

    Podrías explicar que parte de mi caracterización es incorrecta?

  53. Pregunta a alguien de la comunidad inteligente que lea estas lineas:

    Parece descabellado el creer en que una efimera corriente de consciencia emergente de un tráfico electro-químico sea capaz de fustigar a los creacionistas con tanta altanería.
    Pero aun hay otra ridiculez más grande, pienso yo, que dicen los cientistas. Mi pregunta es si alguien conoce alguna idiotez mayor a la que anda pregonando por los auditorios un tal Peter W. Atkins, a saber, algo así que como la cantidad de materia es igual a la de antimateria, entonces si sumamos sus magnitudes, no existe nada.

    Tal vez mi resumen no es muy bueno pero seguro que habréis oido esta demencia alguna vez y sabéis de qué se trata.

    Repito, decidme si sabéis de alguna chifladura mayor. Gracias

  54. Felipe:

    Si yo me paso meses criticando el rechazo a las transfusiones de sangre de los testigos de jehova alegando que se origina en su discurso religioso y de repente descubro un sacerdote que también discrepa del rechazo a las transfusiones, eso no implica que el rechazo a las transfusiones no se origina en el discurso religioso de los testigos de jehova, ni que voy a simpatizar con el discurso religioso del sacerdote.

    El DI no sólo es postulado por sus partidarios como inferencia a la mejor explicación, sino que como la única explicación posible. Y esto lo hacen descartando falazmente no sólo las alternativas naturalistas conocidas sino que también cualquier hipotética alternativa naturalista desconocida (falacia de Shrelock Holmes), con lo que terminan erigiendo al DI como la explicación por defecto.

  55. Roberto, eres una auténtica enciclopedia de las falacias, Yo te definiría como una falacia andante.

    La penúltima: Los testigos de Jehová sostienen creencias que se derivan explícitamente de una interpretación literal de las Escrituras. Pero el DI NO. Ne existe la comparación ya que la presunción de que el DI se deriva de convicciones religiosas es precisamente lo que se pretende demostrar. (clamorosa petición de principio)

    Otro hombre de paja: El DI se postula como la explicación más razonable. PUNTO.
    Lo demás es cosa tuya para tener una excusa donde atizar.

  56. “El DI no sólo es postulado por sus partidarios como inferencia a la mejor explicación, sino que como la única explicación posible.”
    Otra vez Shopenhauer y su arte de tener siempre razón: los partidarios de DI DECÍS esto y no lo que decís y esto que digo que defendéis sí yo lo contradigo asá.
    Y si aquí decimos o defendemos otra cosa, como la plausibilidad, la razonabilidad, la mejor apariencia, o hacemos ver que postulados que en día pasaron por científicos dejaron de merecer tal nombre entonces somos unos IDiots (como también se nos llama por ahí).

    Sí veo acertada esa referencia a los que para llenar los huecos que dejan las explicaciones del cientificismo descartan cualquier alternativa no naturalista conocida o desde luego cualquier alternativa que implique diseño. Veo el mismo apriorismo irracional o irrazonable.

  57. Después de haber leído el blog de punta a punta y todos sus comentarios, yo sin ser científico, tan solo un músico interesado en estos temas, lo que me queda claro para aportar a este debate es que el DI no rechaza la evolución en su totalidad, sino que acepta claramente lo que se da en llamar “micro-evolución” o “evolución horizontal” o “variabilidad adaptativa”, que, según entiendo, es la capacidad intrínseca de los seres vivos para adaptarse y ser moldeados por el entorno circundadnte, pero siempre dentro de los límites pre-establecidos en el complejo informacional que gobierna y conduce cada una de esas formas de vida. Entiendo que esos límites no están aún para nada claros, e intuyo que cada especie tendrá niveles de variabilidad completamente diferente. A veces lo pienso como “¿hasta dónde se puede estirar la cuerda sin que se rompa?” Entiéndase por romperse al hecho de la muerte misma o la pérdida irremediable de funciones, partes u órganos en detrimento de la supervivencia.

    El mejor ejemplo que se me viene a la mente es el ser humano mismo. Hay un hecho incuestionable: Cada ser humano es distinto del otro. Esta característica es perfectamente verificable mediante numerosos estudios, por ejemplo el análisis genético o las huellas dactilares. De solo pensar en razas, colores, estaturas, anchuras y un infinito etcétera, queda claramente visible que la variabilidad dentro de la especie es, por decirlo de un modo gráfico, infinita. Sin embargo, también queda claro que jamás confundiríamos a un ser humano (sobre todo vivo) con otra clase de organismo semoviente, salvo desgraciadas excepciones, como el caso de la mujer-mono que fue embalsamada por su marido para exhibirla en público y ganar dinero… pero, ni aún así.

    Es una reflexión. Felicitaciones por el blog.

  58. fernando:

    los partidarios de DI DECÍS esto y no lo que decís y esto que digo que defendéis sí yo lo contradigo asá.

    Ah, entonces los partidarios del DI sí consideran que hay explicaciones alternativas a su hipótesis de diseño que no son según ellos probabilísticamente imposibles? podrías citar una? acaso los partidarios del DI sí consideran que es posible que el diseñador cree especies nuevas por medio de selección natural?

    Y si aquí decimos o defendemos otra cosa, como la plausibilidad, la razonabilidad

    Por si sólo, defender que una explicación es verdadera por que no es imposible que sea falsa no es otra cosa que refugiarse en lo posible. El problema es que, insisto, los partidarios del DI lo postulan como la explicación más razonable descartando las alternativas en base a su mala interpretación de las evidencias (como pensar que la discontinuidad del registro fosil es evidencia de saltacionismo) o falacias probabilísticas del estilo “la probabilidad de que una persona se gane la lotería es muy baja, entonces si hay un ganador la inferencia a la mejor explicación es que el sorteo fue arreglado para que esa persona gane”.

    la mejor apariencia

    No entiendo que quieres decir con eso. La explicación correcta es la más bonita? prefieres las órbitas circulares a las órbitas elípticas?

    o hacemos ver que postulados que en día pasaron por científicos dejaron de merecer tal nombre entonces somos unos IDiots

    Si yo pensara que los partidarios del DI son idiotas, no intentaría razonar con ellos. Aunque por otro lado, la segunda acepción de la RAE para “idiota” los describe bastante bien: “Engreído sin fundamento para ello”.

  59. [No] existe la comparación ya que la presunción de que el DI se deriva de convicciones religiosas es precisamente lo que se pretende demostrar. (clamorosa petición de principio)

    Pense que ese punto ya había quedado claro. Lo que yo defiendo es que la aceptación del DI parece estar condicionada por las convicciones religiosas de sus partidarios, independiente de que las racionalizaciones usadas para justificar al DI no se originen en una interpretación de los dogmas de fé compartidos por la gran mayoría de sus adherentes.

    Cuando un testigo de jehova rechaza las transfusiones de sangre citando evidencias clínicas del riesgos de infección que esta técnica involucra, no está apelando a su discurso religioso, pero es el rechazo a priori originado en su discurso religioso el que lo motiva a aceptar este argumento como una explicación racionalmente válida para rechazar las transfusiones de sangre.

    Del mismo modo, en la mayoría de los casos los partidarios del DI dan por hecho la existencia de un diseñador no por que hayan sido convencidos por los planteamientos del DI, sino por que de antemano daban por hecho la existencia de un diseñador producto de sus convicciones religiosas (esto cuadra bastante bien con el casi nulo “poder de conversión” que exhibe el DI en su ya no tan corta existencia)

    El razonamiento arriba expuesto no debería merecerte ninguna objeción, es el mismo que usan los partidarios del DI cuando atribuyen la aceptación casi unánime de la teoría de la evolución al dogmatismo materialista imperante en la comunidad científica. Excepto que en ese caso, las estadísticas y (la lógica) no les acompañan, a menos que consideres que el 40% de creyentes que adhieren al “lobby darwinista” son materialistas dogmáticos.

    Otro hombre de paja: El DI se postula como la explicación más razonable. PUNTO.
    Lo demás es cosa tuya para tener una excusa donde atizar.

    Ya veo. Podrías citar una alternativa al DI de explicación razonable que no consideres imposible o al menos probabilísticamente imposible?

  60. Hace poco leí que algunos epistemólogos han dicho que el famoso principio de la navaja de Occam podría ser poco fiable, ya que no existe ningun problema lógico para pensar que la explicación de un fenómeno tenga que ser siempre la mas simple, y elementos que se consideran innecesarios podrían ser necesarios para determinadas teorías. La realidad es un fenómeno de todo menos simple: La vida por ejemplo, usa un código genético basado en tripletes en lugar de binario como nuestras máquinas de arquitectura Von Neumann.

  61. En efecto, la navaja de Occam es un principio metodológico; puede ser una buena guía, cuestión de probabilidades. pero no es un principio lógico infalible ni mucho menos.

  62. Roberto, lo que no es de recibo (una vez más hay que decirlo) es que sugieras que un argumento científico o filosófico pueda ser cuestionado porque su proponente tenga convicciones religiosas o anti-religiosas. Los argumentos de Dawkins no son falsos porque sea ateo, son falsos porque su “biología” es más rancia y obsoleta que la de su adorado Darwin. Además dices lo siguiente:

    “Lo que yo defiendo es que la aceptación del DI parece estar condicionada por las convicciones religiosas de sus partidarios, independiente de que las racionalizaciones usadas para justificar al DI no se originen en una interpretación de los dogmas de fé compartidos por la gran mayoría de sus adherentes.”

    Lo que tu defiendes es que cualquier persona que argumente en favor del DI seguramente deberá tener convicciones religiosas. Una vez dado por hecho, ya podemos desautorizar sus propuestas alegando que se originan en tales convicciones. Falacia nº…

  63. A Juan Salvo,

    gracias por tu participación; simplemente una matización.
    Dices:
    …lo que me queda claro para aportar a este debate es que el DI no rechaza la evolución en su totalidad, sino que acepta claramente lo que se da en llamar “micro-evolución” o “evolución horizontal” …

    En realidad el DI no rechaza la evolución, sino que se opone al darwinismo, una teoría que postula que la evolución de las formas vivas se ha producido de manera fortuita y por azar sobre la base de acumulación de errores en el proceso de replicación de los genomas. Y se opone porque la evidencia empírica es profundamente contradictoria con esa hipótesis.

  64. En otro momento vuelvo a tus recontraréplicas y recontradúplicas (deben estar los bloggeros hasta el gorro).
    Ahora sólo un apunte: de laicismo.org nos mandas ahora a una página sobre los errores cristianos en una web de un “Ateísmo de sentido común”.
    No sé cómo puedes tener el arrojo de decir que parece que la aceptación del DI parece estar condicionada por las convicciones religiosas de sus partidarios.
    Porque empiezo a pensar que es exactamente ése el problema de tu cruzada anti DI: que viene condicionada por tus convicciones contrarias. (Compartir aquí con el blog esta impresión, no parece por mi parte temerario.)
    Por otra parte, si es cierto, como no pongo en duda, que un significativo porcentaje de creyentes, religiosos, cristianos, son también darwinistas, eso lo que demuestra es que se puede creer en un Dios Creador Diseñador Inteligente que se vale de la evolución mediante la seleción natural sin dejar por eso de conocer y querer el resultado de esa evolución pues en un Dios trascendente no hay tiempo. Esos cristianos no tienen ninguna dificultad con su fe en ese planteamiento. A lo mejor lo tienen con la lógica o la ciencia, si ésta refuta la teoría evolucionista “modo-darwiniano”, pero no con su creencia.
    Pero si eso es así, entonces no entiendo qué te impide sacar todas las consecuencias de este estado de cosas: por un lado, (i) aceptar que se pueda ser cristiano o judío o musulman y adherirse al DI al margen de la convicción religiosa, no POR su fe religiosa; y también, (ii) qué impide adherirse al DI sin convicción religiosa alguna, desde un planteamiento estrictamente científico o racionalista.
    Yo creo que, como en el recio refrán castellano que no reproduciré, te falta cintura y te sobre engreimiento.
    Un abrazo,

  65. En otro momento vuelvo a tus recontraréplicas y recontradúplicas (deben estar los bloggeros hasta el gorro).

    Vuelvo? pero si aun no has empezado. Lo único que tenías que hacer es mostrar que parte de mi caracterización del diseñador basada en las premisas del DI (por ejemplo, que no puede crear especies por selección natural) es incompleta o falsa, y la discusión se terminaba.

    Porque empiezo a pensar que es exactamente ése el problema de tu cruzada anti DI: que viene condicionada por tus convicciones contrarias.

    Tienes razón. También esta condicionado por mis convicciones mi rechazo a la homeopatía, a la ufología, al teismo/deismo, a la existencia de Pie Grande, la astrología, etc, etc…y?

    Pero si eso es así, entonces no entiendo qué te impide sacar todas las consecuencias de este estado de cosas (…)

    Yo no he hecho en ningún momento la afirmación absoluta de que alguien sin un trasfondo religioso no pueda llegar a abrazar la versión del argumento de diseño promovida por el movimiento DI, o que el DI sólo sea adherido por cristianos conservadores, ni nada parecido. Lo que yo estoy diciendo es algo mucho más general y más simple: si la “distribución de convicciones” de quienes adhieren a X es significativamente distinta a la distribución general observada en la población, entonces hay buenas razones para pensar que son precisamente esas convicciones previas las que condicionan la aceptación de X.

    Elige un adherente del DI al azar y con una alta probabilidad será un cristiano conservador o al menos practicará alguna forma de teismo, mientras que los casos de personas que se volvieron deistas tras ser convencidos por el argumento de diseño son escasos (el caso más emblemático es Antony Flew). Hay por lo tanto buenas razones para pensar que quienes aceptan el DI están de algun modo influenciados por sus convicciones religiosas previas.

  66. Sospechaba yo: “Porque empiezo a pensar que es exactamente ése el problema de tu cruzada anti DI: que viene condicionada por tus convicciones contrarias.”
    “Tienes razón.”, contestas.
    A confesión de parte, relevación de prueba.
    Queda claro.
    Anthony Flew, Fred Hoyle, y otros, en efecto; contraejemplos de tu incansable monserga: “¡Cuidado!, ¡cuidado!, en realidad son religiosos, son deístas, tienen creencias, están contaminados por sus prejuicios supersticiosos. ¡Vade retro Religión!.
    ¡Qué murga Dios mío! Huy, perdón, pero qué murga, Dawkins mío…

Deje una respuesta

Leer entrada anterior
Ni “micro” ni “macro”; Evolución, Diversidad, Cambio Adaptativo, o Deriva.

Felipe Aizpún Uno de los conceptos más controvertidos en el debate sobre la evolución es la diferencia entre lo que...

Cerrar