Los MicroARNs están «haciendo trizas las ideas tradicionales sobre el árbol genealógico de los animales», según desvela un artículo en Nature

Casey Luskin

Un nuevo e impactante artículo en Nature, «Rewriting Evolution [Reescribiendo la Evolución]», narra algunos de los graves problemas que los datos moleculares siguen suscitando para el árbol de la vida. El problema, como ya lo hemos considerado muchas veces antes en Evolution News, es que los datos moleculares entran a menudo en conflicto con otros datos que se usan para construir árboles evolutivos, llamados filogenias. Un gen nos da una versión del árbol de la vida, pero otro gen nos da otra versión diferente, en conflicto, del árbol.

Pero ahora que en biología se están descubriendo y comprendiendo más y más tipos diferentes de elementos de ADN no codificantes, como los microARNs, estamos encontrando que también éstos plantean un desafío a las tesis convencionales acerca de las relaciones evolutivas.

Los microARNs son unas cortas moléculas de ARN que se encuentran en los eucariontes y que se unen al ARN mensajero para regular la expresión genética. Todavía no se comprenden bien, pero se cree que pueden tener una influencia fundamental en el desarrollo organísmico. Pero consideremos algunos pasajes extraídos del artículo, que nos dicen en qué sentido los microARNs causan problemas para el árbol de la vida:

  • «Unas diminutas moléculas conocidas como microARNs están haciendo trizas las ideas tradicionales sobre el árbol genealógico de los animales»
  • «He examinado miles de genes de microARNs y no puedo encontrar un solo ejemplo que pudiera apoyar el árbol tradicional»
  • «Lo que sé en esta etapa es que tenemos una incongruencia muy grave»
  • «Parece que o bien el mundo de los microARNs de los mamíferos evolucionó de una manera totalmente diferente o bien que la topología tradicional está errada».

El principal ejemplo, según el artículo, tiene que ver con problemas en la filogenia de los mamíferos placentarios. Según la filogenia estándar de los placentarios, la línea que lleva a los elefantes «se ramificó apartándose del resto de los placentarios hace alrededor de 90 millones de años. Luego vinieron los perros, seguidos por los primates (incluyendo a los humanos) y finalmente los roedores». Sin embargo, unas nuevas filogenias basadas en los microARNs sugieren que «el árbol está todo equivocado».

Investigador pionero en este campo, Kevin Peterson «ha delineado un diagrama radicalmente diferente para los mamíferos: uno que alinea a los humanos de manera más cercana con los elefantes que con los roedores». El artículo prosigue:

Cuando Peterson comenzó su trabajo con la filogenia [mamífera] placentaria, tenía originalmente la intención de validar el árbol tradicional de los mamíferos, no de echarlo por tierra. Al ir experimentando con su creciente biblioteca de microARNs, la aplicó a los mamíferos porque el árbol de los mismos estaba tan bien establecido que parecía un ensayo ideal. Pero ¡ay!, los datos no cooperaban. Si el árbol tradicional era correcto, entonces se debería haber perdido una cantidad sin precedentes de genes de microARNs, y Peterson considera esto muy improbable. «Los microARNs son totalmente inequívocos», dice, «pero dan un árbol totalmente diferente de lo que todos los demás quieren».

Lo que queda claro en base del artículo es que muchos investigadores no «quieren» tener que hacer frente a estos datos. Algunos suponen que los datos de los microARNs deben ser erróneos porque entran en conflicto con la filogenia ortodoxa de los mamíferos placentarios. Algunos investigadores parecen estar dispuestos a desechar datos sencillamente porque entran en conflicto con las ideas evolucionistas establecidas.

Y seguirán los debates acerca de cuál sea la mejor manera de reconstruir árboles evolutivos. Pero quizá haya un problema más fundamental:

Quizá la razón de que diferentes genes producen diferentes árboles evolutivos es que no se puede encontrar un solo árbol unificado de la vida — porque no existe. En otras palabras, que la descendencia común universal sea un concepto erróneo.

Referencias:

Fuente: Evolution News – Nature Article Finds MicroRNAs are “Tearing Apart Traditional Ideas about the Animal Family Tree” 29/06/2012

Redacción: Casey Luskin © Evolution News and Views – www.evolutionnews.org

Traducción y adaptación: Santiago Escuain — © SEDIN 2012 –www.sedin.org

Una Respuesta para Los MicroARNs están «haciendo trizas las ideas tradicionales sobre el árbol genealógico de los animales», según desvela un artículo en Nature

  1. Hombre, si nos paramos a ver un arbol filogenético completo, de procariotas y eucariotas, o aunque sea solo de eucariotas, vemos que los animales son un pequeño grupito en el extremo del ramificado árbol, dominado por todo tipo de protistas y hongos esparcidos por varias ramas. Lo bonito sería también entender las relaciones entre todos estos, ya que los animales comparten entre sí un buen numero de caracteres. Lo que quiero decir es que ultimamente tengo la sensación de que parece que hablar de evolución es en términos de animales (y excepcionalmente bacterias)
    Saludos

Deje una respuesta

Leer entrada anterior
El dedo de Jerry Coyne y otras pruebas

Cristian Aguirre Actualmente circula por Youtube un corto video en donde se ve al profesor de biología Jerry Coyne autor...

Cerrar