La Utilización Inadecuada de Ejemplos Protistas para Propagar Mitos Acerca el Diseño Inteligente

Por Michael J. Behe

El Diario de Microbiología Eucariota publicó recientemente varios documentos de un taller patrocinado por la sociedad internacional de Protistologistas, titulado “Transferencia de Genes Horizontal y la Evolución Filologenetica Desacreditan al Diseño Inteligente.”  Así que aquí tenemos una sociedad científica respetada, presumiblemente planificó meses en adelantado para finalmente trazar su caso considerado de por qué falla el diseño inteligente.  Como podrás imaginar, estaba deseoso de leer acerca de ello.  Por desgracia, en lugar de documentos académicos, los manuscritos leen como comunicantes de prensa del Centro Nacional para la Educación de Ciencia (Darwiniana).  Así que el ensayo introductorio (1) por Avelina Espinosa nos dice que el DI tiene ” inicios creacionistas”, reclamaciones que digo que la “evolución” es “imposible”, y coloca en mi boca la frase “creacionismo de diseño” (nunca he pronunciado esa frase excepto al menospreciarlo).  Bla, bla, bla.  Tanta sabiduría como se obtiene de un político típico.

El primero de los artículos completos (2) con interés en su mayoría con la ascendencia común, algo que siempre he dicho y creo ser correcto, y que en cualquier caso no es un problema de diseño inteligente.  Otro artículo, sin embargo, brevemente trata mi caso de El Borde de la Evolución, que algunas adaptaciones probablemente requieren varias mutaciones y, por lo tanto, son muy improbable.* En “La Utilización Inadecuada de Ejemplos Protistas para Propagar Mitos Acerca el Diseño Inteligente” (3) el Profesor Mark Farmer de la Universidad de Georgia y Dra. Andrea Habura del Centro Wadsworth empiezan descuidadamente: “Según Behe (2007), de conformidad con las probabilidades de que las mutaciones que se requiere para impartir la resistencia a la cloroquina en Plasmodium podrían surgir naturalmente son tan imposiblemente largas que se encuentran más allá de lo que considera” El Borde de la Evolución.’” Pero el libro dice claramente que la resistencia de cloroquina en Plasmodium si surgió naturalmente, por procesos darwinianos.  Sigo a argumentar que tomó muchos parásitos palúdicos a oportunidad la resistencia y que apunta a un límite para la evolución darwiniana para las mutaciones más complejas, o para las poblaciones con menor número de Plasmodium, pero he dicho claramente lo contrario de lo que Farmer y Habura (3) atribuyen a mí, que surgió la resistencia de cloroquina naturalmente.  Eso no da la confianza al lector que los autores se preocupan mucho con los detalles de un argumento.

Farmer y Habura piensan que me equivoco que varias mutaciones eran necesarias en la proteína PfCRT que confieren resistencia de cloroquina sobre el paludismo.  Piensan que sólo una será suficiente.  Es más, afirman que hay experimentos para mostrarlo.  Citan dos documentos.   Pero (3,4) ningún papel incluso intenta comprobar si una sola mutación en PfCRT confiere resistencia de cloroquina.  Lakshamana et al. (2005) demuestran que si quitan una mutación en particular (K76T) de una proteína mutante que cargaba una docena o más otras mutaciones (en comparación con la proteína de tipo salvaje), la proteína ya no confiere resistencia a la cloroquina.  Ese experimento demuestra que K76T es necesario; sin embargo, no muestra que es suficiente por sí mismo, como Farmer y Habura pensaban.  Lo mismo ocurre con el segundo documento.  En su sección de métodos  Jiang et al (2008) escriben que el “Parásito 106/1 K76 [una cepa sensible a la cloroquina no tiene la mutación K76T] tiene seis mutaciones que se encuentran normalmente en el parásito CQR del sudeste asiático… excepto una mutación clave en posición de PfCRT 76″. Por lo tanto ambos documentos muestran que K76T es necesario, pero ninguno muestra que es suficiente.  Para hacerlo uno tendría que probar la K76T en el tipo salvaje con fondo sin mutación alguna.

En resumen, varios años después de que El Borde de la Evolución fue publicado, una sociedad científica realizó un taller para demostrar los errores del libro.  Aún no podían ni llevar el argumento del libro justamente y el trabajo experimental que citaron contra mi argumento no es pertinente a él.  Al parecer el argumento de diseño lleva a algunos científicos tanto a la distracción que pierden sus poderes normalmente robustos de razonamiento.

Nota al pie de página

* La mayor parte del segundo documento aborda hacer un caso para la Macroevolución basándose en una serie de fósiles foraminifera. Si no se desea clasificar la serie como un ejemplo de “Macroevolución”, los dibujos que acompañan no aseguran persuadir a escépticos y en cualquier caso están en el nivel anatómico en lugar del nivel molecular, donde, siempre he defendido, uno debe examinar para determinar si un acontecimiento evolutivo es factible por procesos darwinianos.

Referencias

1) Espinosa, a. de 2010. Introducción: Biología protistana, la transferencia de genes horizontal y ascendencia común destapan la lógica defectuosa en el diseño inteligente. J. Eukaryot. Environ. 57: 1-2.

2) Paz, y. M. y Espinosa, a. de 2010. Integración de transferencia genética horizontal y la ascendencia común para describir la evolución en contraste con “diseño común”. J. Eukaryot. Environ.57: 11-18.

3) Farmer, M. r. y Habura, a. de 2010. Utilizando ejemplos protistas para disipar los mitos del diseño inteligente. J. Eukaryot. Environ. 57: 3-10.

4) Lakshmanan, V., Bray, p. g., Verdier-Pinard, D., Johnson, D. j., Horrocks, p., Muhle, r. r., Alakpa, e. g., Hughes, r. H., Ward, S. a., Krogstad, D. j., Sidhu, a. B. y Fidock, D. r. 2005. Un papel decisivo para la K76T de PfCRT en resistencia de cloroquina verapamil reversible de Plasmodium falciparum. EMBO J. 24: 2294-2305.

5) Jiang, H., Patel, j.j., Yi, M., mu, j. j., Ding, Stephens, r., Cooper, r. a., Ferdig, M. T. y Su, z. x. 2008. Cambios compensatorios en todo el genoma acompañados por mutaciones seleccionadas a través drogas en el gen de crt de Plasmodium falciparum. PLoS . Un. 3: e2484.

Deje una respuesta

Leer entrada anterior
Un nuevo libro sobre el diseño inteligente: Un hito en la lucha contra el naturalismo científico

Por Robert Deyes En su último libro, Signature In The Cell, el filosofo Stephen Meyer presenta una perspectiva novedosa acerca...

Cerrar