Icons of Evolution: los pinzones de Darwin (1)

Por Felipe Aizpún

Como es sabido, durante su viaje en el Beagle Darwin recogió muchas muestras de especies en la Naturaleza y entre ellas los famosos pinzones que habitaban en las islas Galápagos y de los que en total se conocen 140 especies diferentes. Las diferencias morfológicas (especialmente en los picos), poco acusadas pero evidentes entre unos y otros ejemplares, han servido con posterioridad para proponer la teoría de que tales especies representan un ejemplo magnífico de evolución por selección natural. Se asume, en el seno del paradigma darwinista, que todos ellos descienden de una especie primigenia que aterrizó por las islas en un pasado remoto y que merced a las diferencias morfológicas con diversa capacidad adaptativa a los cambios climáticos y a los diferentes nichos ecológicos en las islas han ido diversificando de acuerdo con el esquema del árbol de la vida darwinista para producir novedades específicas. De esta manera, los pinzones de Darwin son exhibidos regularmente como una “prueba” contundente de la teoría de la evolución por selección natural.

Aunque hoy día está generalmente admitido que Darwin obtuvo más bien escasa y confusa información en torno a estos pajarillos y que poco influyeron en la determinación de su teoría de la evolución, el mito de los pinzones de Darwin (como se les terminó bautizando a principios del pasado siglo XX) se fue acrecentando con el tiempo según fueron acaparando un mayor interés para los naturalistas y fueron objeto de estudios minuciosos y rigurosos. Finalmente, el libro “Darwin´s Finches” de David Lack terminó por popularizar a los pinzones y consagrar el mito de su papel principal en la génesis de la teoría de Darwin. A partir de entonces y tal como Jonathan Wells nos relata en su libro “Icons of Evolution” gran cantidad de libros de texto fueron asumiendo la iconografía de los pinzones como elemento relevante en la génesis de la teoría darwinista y como prueba convincente de la validez de la misma.

El interés por este nuevo ejemplo paradigmático de la evolución darwiniana llevó al matrimonio de naturalistas británicos Peter y Rosemary Grant a estudiar las costumbres y avatares de nuestros amigos los pinzones en su propio hábitat allá por los años 70 del pasado siglo en un trabajo exhaustivo, prolongado, enormemente serio y concienzudo que se ha hecho merecidamente famoso. Los Grant estudiaron profusamente los caracteres morfológicos, en especial los tamaños de los picos de las diversas especies a lo largo de diferentes años en los que tomaron datos de las condiciones climáticas de cada estación y de su impacto en la producción de semillas por las diferentes especies de plantas en las islas. De acuerdo con esos estudios, la sucesión de algunos años de sequía y el subsiguiente impacto en la producción de semillas favoreció la proliferación de pinzones de determinadas tallas de picos, lo que les hacía más aptos para procurarse el alimento.

Como continuación de estos estudios y al amparo de los datos obtenidos, los Grant no dudaron en proponer, llevados de su entusiasmo, que tales acontecimientos podían perfectamente extrapolarse para especular con la posibilidad de que la especiación de las diferentes clases de aves se habría originado por la acumulación en el tiempo de episodios de esta naturaleza, y en un lapso de tiempo razonablemente corto.

El problema es que esta extrapolación especulativa suponía un ritmo permanentemente creciente en la divergencia de unos ejemplares con respecto a otros, cosa que poco tiempo después pudo verificarse como una esperanza vana. A mediados de los años 80, la sucesión de temporadas abundantes en lluvias permitió verificar que los cambios experimentados de forma llamativa en la anatomía de las poblaciones dominantes de Pinzones recularon y los pajarillos volvieron a sus tamaños tradicionales. Así lógicamente no resultaba posible justificar los cambios necesarios para un proceso de especiación ya que la oscilación en las modificaciones morfológicas no permitía justificar un cambio neto de importancia. Además, determinadas comprobaciones apuntaban en la dirección de que algunas de las especies pudieran estar fundiéndose en vez de divergiendo. En efecto, ciertas observaciones sorprendentes parecían confirmar que algunas de las consideradas especies diferenciadas podían hibridar produciendo vástagos que no solamente sobrevivían perfectamente sino que incluso mantenían la capacidad reproductiva de sus progenitores. Por supuesto, y como bien apunta Wells, esta tendencia a la hibridación plantea hasta qué punto podemos realmente hablar de especies biológicamente diferenciadas.

De hecho, los diferentes trabajos publicados por los Grant (Science, 1992) al respecto, según relata Wells, reconocen que la verificación de la supervivencia y fertilidad de los vástagos híbridos nos debería hacer reconsiderar la clasificación tradicional de catorce especies diferentes de pinzones; quizás ésta debería ser reducida a un máximo de seis. En realidad, las evidencias de su comportamiento nos obligan a reconsiderar si de hecho nos encontramos ante un proceso de aumento de diversidad o por el contrario de hibridación y reducción de la variabilidad existente en el pasado. Sin embargo los Grant, en artículos publicados en los años 1996 y 1998, no dudaron, a pesar de las evidencias que ellos mismos habían recogido, en declarar que sus observaciones encajaban en la teoría de la evolución de Darwin y que la selección natural era la fuerza rectora del proceso.

Pero por encima de la extrapolación inadecuada y de la manipulación tendenciosa de los datos obtenidos por los Grant para presentar consecuencias científicas no respaldadas por los hechos, el caso de los pinzones de Darwin merece una atención adicional y por ello le dedicaremos un comentario ampliativo.

37 Respuestas para Icons of Evolution: los pinzones de Darwin (1)

  1. A quien le interese, las razones de por qué se considera que Wells tergiversa los hechos y malinterpreta la información pueden ser encontradas aquí y aquí.

  2. A quien pueda explicarmelo:
    Yo quisiera saber de que pájaro evolucionó el pico del Tucán. Para el que empiece a contarme un cuentecillo darwinista que sepa cómo es ese bicho

    http://aulatelmexfraternidad.blogspot.com/2010/06/tucan.html

    ¿Qué semilla es la que evolucionó hasta tal tamaño para que hiciera que las mutaciones del pico le fueran a la zaga, al modo del cuello de la girafa y los matorrales crecientes? ¿O es que antes los tucanes comían cocos? ¿Y como es que ahora los tucanes comen (torpemente) semillas pequeñas para lo que podrían cascar con ese picón? ¿porqué los tucanes no se han extinguido o han retro-evolucionado los picos?.

    Ah!!!!!!!!!!!!!! Que hay equilibrios punteados y los fósiles intermedios de semillas y picos no tienen por costumbre fosilizar. Todo explicado. (Qué necios somos los creacionistas discutiendo el “hecho” evolucionista, si todo está tan bien demostrado……..)

  3. Don Creatoblepas:

    Al parecer, su premisa de que la evolución del pico del tucán está condicionada por su alimentación es erronea. De acuerdo con este artículo, las evidencias indican que existe una correlación entre el tamaño del pico de las aves y la temperatura ambiente, lo que sugiere que el pico de las aves cumple un importante rol en la radiación de calor.

    No hay evidencias suficientes en el registro fósil como para reconstruir la historia evolutiva de esta ave. Sin embargo, existen varias alternativas plausibles, por ejemplo, que un ave con el pico moderadamente grande por razones relacionadas con su dieta o la reproducción, al ofrecer éste la ventaja secundaria de permitir un mejor control de la temperatura, perfeccionó gradualmente esta funcionalidad a través de un proceso de exaptación, tal como presuntamente sucedió con la adaptación al vuelo de las aves o el sexto dedo de los pandas.

    Dejo a usted la tarea de explicarse a si mismo por qué el fabricante de aves tropicales decidió ponerle a un Mini Cooper el sistema de aire acondicionado de un Hummer. Estaremos frente a un caso de tuning ornitológico?

  4. Lo bueno del darwinismo es que tiene explicaciones para todo. Si un ave tiene el pico pequeño es por que ello le supone una ventaja adaptativa. pero si tiene el pico grande también. Si un animal es ágil como una gacela ello le ayudó a sobrevivir y si es torpe como un hipopótamo también en ello debió de encontrar una ventaja para su adaptación al medio. Colores vistosos y sobresalientes suponen un plus para la supervivencia. Colores discretos suponen una mejora para protegerse de los depredadores. Y así podríamos seguir hasta el infinito. Los discursos adaptacionistas no tienen porqué nacer de la observación científica sino que constituyen un prejuicio arbitrario. El darwinismo se convierte así en un acto de fe. Y eso tiene un nombre: pseudociencia.

  5. Felipe y demás gente inteligente:
    Ahora que sale lo de los colores, a ver si hacéis una entrada tratando el tema este. A veces los colores vistosos quieren avisar que hay veneno a degustar, cuando no, es que es para llamar la atención a las hembras, a veces los no venenosos imitan los colores de los que sí, y otras imitan a otros bichos que no son venenosos, y al final los venenosos también encuentran su depredador en su día de San Martín. Cualquier explicación antes de decir que el diseñador los hace HERMOSOS gratuítamente, sin finalidad práctica, a fin de que haya algunos humanos inteligentes que nos reafirmemos en la belleza del cosmos.
    A ver que se puede pensar sino de estos escarabajos coloreados aprovechando no se que propiedad de la luz polarizada (no se si algunos son de photoshop, pero yo he visto decoraciones de escarabajos aun más elaboradas con motivos rectilíneos en la jungla de Panamá):
    http://laislatuerta.org/tag/escarabajos
    http://grace-beatriz.blogspot.com/2009/10/el-aguila-y-el-escarabajo.html
    Estos seres parece que no tienen bastante para sobrevivir con aptitud con tener unas alas plegables, unos movimientos aerodinámicos tan eficientes que pueden sustentar el doble de su propio peso,….como para encima andar bien decorados. AHHHHHHHHH!, las hembras sino no se reproducirían……NOOOOOOOOOOOOO porque hay escarabajos negros conviviendo con ellos que sí se reproducen.

    No me extrañaría que con mejor tecnología se fotografiara una bacteria flagelada perfectamente decorada sobreviviendo aptamente con otras no decoradas. Ninguna hembra hay que las vea. Ni hay nada con ojos a esa dimensión. Así que no avisa que tiene veneno. ¿Qué dirían los neo-darwinistas entonces?. Yo respondo: van a “argumentar” que ellos no son tan ID´iots como para pensar que exista un decorador invisible.
    Para terminar, mi opinión: no se debería enseñar evolución en clases de ciencia con dinero público. Si acaso habría que relegar esta pseudo-ciencia a compartir espacio junto con astrólogos, adivinos varios, echadores de cartas, espiritistas y demas EMBAUCADORES.

  6. Acerca de la evolución del pico del tucán. Lo que la ciencia dice es: ¡No lo sabemos! No sabemos prácticamente nada de la evolución del pico del tucán. Es un tema totalmente abierto. Hasta la fecha, no se han encontrado fósiles de tucanes antiguos. Sabemos mucho de cómo funcionan los picos *ahora* y para qué sirven porque se les han hecho muchos estudios termodinámicos, aerodinámicos y comportamentales, pero sabemos poquísimo acerca de su origen evolutivo.

    Ya sé que es una respuesta muy poco satisfactoria, pero ése es el estado de la ciencia en Enero de 2011 acerca de este tema. Y lo mismo podría decir de un millón de cosas más. ¿No es emocionante que queden tantas cosas por explorar en el mundo? 🙂

    Me llama un poco la atención el envenenado sarcasmo que veo entre los adeptos del diseño. ¿Tenéis un mal día o algo?

  7. Felipe:

    Podrías indicar una sóla de las objeciones de tu último comentario que no pudieran igualmente aplicarse al argumento de diseño que tu defiendes? de hecho sería un buen ejercicio que intentaras defenderte de la siguiente acusación:

    Lo bueno del DI es que tiene explicaciones para todo. Si un ave tiene el pico pequeño es por que ello le supone una ventaja para la supervivencia y debió ser diseñada. pero si tiene el pico grande también. Si un animal es ágil como una gacela ello le ayuda a sobrevivir y si es torpe como un hipopótamo también en ello debe de encontrar una ventaja para su supervivencia en el medio y debió ser diseñado. Colores vistosos y sobresalientes suponen un plus para la supervivencia. Colores discretos suponen una ventaja para protegerse de los depredadores. Y así podríamos seguir hasta el infinito. Los discursos del movimiento DI no tienen porqué nacer de la observación científica sino que constituyen un prejuicio arbitrario. El DI se convierte así en un acto de fe. Y eso tiene un nombre: pseudociencia.

    Una vez que hayas respondido a estas críticas también las habrás respondido para el caso de la evolución. Eso debería servirte para sopesar lo simplista de tus objeciones.

    Don Creatoblepas:

    Hay buenas razones para pensar que animales “hermosos” han aparecido y desaparecido desde hace miles de millones de años antes de que apareciera la especie humana, sin haber dejado rastro alguno de su hermosura. O usted piensa que los seres vivos anteriores al hombre eran en blanco y negro, o en color sepia tal vez? lo más sorprendente es que usted mismo esboza la refutación de su propio argumento, al hacer notar que cuando el sentido de la vista no es un factor dentro de las dinámicas del ecosistema, los organismos son incoloros o albinos, como los animales que viven en aguas abisales o en cavernas subterraneas.

    Pero si usted quiere continuar con esta pintoresca línea de argumentación, por mi no se detenga…

  8. Roberto,
    la diferencia entre tu comentario y el mío es que yo me he limitado a poner en evidencia lo que SI dicen los autores evolucionistas y tu has hecho una caricatura con algo que NO dicen los autores del DI.
    La inferencia de un diseñador inteligente no nace de la forma concreta ni del tamaño ni del color de los seres vivos. Nace de la compleja organización funcional de sus estructuras biologicas, de la necesidad de justificar sus formas entendidas como un todo imbuido de diseño. Nace de la existencia de un programa informacional que prescribe el proceso de desarrollo embrionario etc etc.

  9. Al parecer, un comentario mío enlazando un video de Richard Feynman acerca de la actitud científica ante la duda y el no saber cosas se ha quedado en el limbo. Me parece que era relevante para ilustrar cómo afronta la ciencia los problemas, en definitiva qué la impulsa a descubrir cosas y explorar lo desconocido, en relación al comentario de “creatoblepas”, que escribía sobre cómo imaginaba él la reacción de los científicos ante la pregunta del tucán.

    Veo que uno de mis comentarios sí ha pasado el filtro de la moderación, y que otros han pasado después, así que debo concluir que ese comentario ha sido denegado explícitamente. ¿Por qué?

  10. Hola jose,
    Yo me encargo de moderar y te aseguro que ninguna entrada tuya se ha borrado.

    Por cierto, otra cosa interesante sobre el tucán.

    “It’s almost as if the toucan has a deep knowledge of mechanical engineering.”

  11. Felipe:

    El punto es que según tu interpretación la “torpeza” del hipopótamo resulta tan disfuncional que es inconcebible que haya sido seleccionada por la evolución. Sin embargo, al mismo tiempo afirmas que esa misma torpeza exhibe una complejidad funcional tal exquisita que sólo puede ser atribuida a la mente superior de un diseñador, con lo cual la contradicción términos se hace evidente. Si a esto le agregamos que la única forma concebible de obtener un hipopótamo sin especies transicionales de por medio es creando un hipopótamo adulto desde la nada, entonces ya estamos de lleno en la esfera del creacionismo.

    Manuel:

    Quote mining, una de las características diagnósticas del creacionismo.

  12. Típico.

    Cada vez que fundamentamos un argumento con alguna cita de autoridad científica acusan de “quote mining.” La cuestión debería ser ¿está fuera de contexto la citación?

  13. Roberto,
    tu cita es un fantástico ejemplo de “hombre de paja”. Me atribuyes cosas que yo no he dicho en absoluto. Yo no he dicho que la torpeza del hipopótamo sea disfuncional. Cada uno es como es. Lo que hace que aparente ser diseñado, como todos los demás seres vivos, sean torpes o no, es la complejidad funcional especificada de su estructura biológica, la información prescriptiva contenida en su genoma, el programa de desarrollo embrionario etc etc. Vamos lo de siempre. El diseño no se justifica por la perfección formal o funcional sino por su complejidad.
    segunda cosa que yo no he dicho. Yo no he dicho que no hayan habido especies transicionales en absoluto. Lo que digo es que no existen itinerarios evolutivos gradualistas que se sustenten sobre la evidencia del registro fósil y que en todo caso no existen mecanismos conocidos capaces de generar de manera fortuita la información novedosa sobre la que se sustentan las especies nuevas. En definitiva, que hace falta una ideación previa de la forma y hace falta encriptar en un soporte genético la información que contiene dicha idea.

  14. Mario:

    Yo sólo acuso quote mining cuando una cita busca generar una impresión que no es la que quiso dar el autor, como en el caso de la cita que tu traes a colación, a pesar de que el artículo en cuestión es meramente descriptivo y el mismo autor afirma que esa frase la dice a sus estudiantes en tono de broma.

    Felipe:

    Pues entonces deberías volver a releer esto, pues al contrario de tu nuevo discurso lo que tú declaraste como una imposibilidad fue la viabilidad de las etapas intermedias, independiente de los mecanismos que las originan:

    En realidad la supuesta ventaja adaptativa […] de los diversos pasos de la hipotética metamorfosis experimentada por los ejemplares mutantes lo es en relación a su condición futura de aves no en cuanto a su condición actual de dinosaurios lo que les convierte automáticamente en los ejemplares menos aptos de su especie y en blanco del implacable rigor de la selección natural
    (…)
    Hay una hipótesis más razonable: que las aves fueron diseñadas como tales para volar.

    El resto de tu respuesta hace más patente que nunca la infalsabilidad del argumento de diseño, pues incluso si se llegara a encontrar una secuencia inusualmente continua que permitiera observar un evento de especiación a través de una secuencia gradual de organismos transicionales; tú siempre podrías decir que cada uno de esos pasos graduales es parte del itinerario planeado por un diseñador.

    Además, sigues sin hacerte responsable de las consecuencias lógicas de tus hipótesis: si la “información novedosa” no puede surgir de forma gradual, entonces quiere decir que aparece por primera vez de la nada o de forma saltacionista al estilo ‘hopeful monster’. Podrías describir a modo de ejemplo las circunstancias en que según tu modelo apareció la primera ave?

  15. Ok, vuelvo a poner el video entonces. Aquí está.

    Espero aclarar con esto unas acusaciones que muchas veces he visto contra la ciencia, a saber, que la ciencia dice saberlo todo, como comenta creatoblepas en los comentarios anteriores. La realidad es que los científicos no sólo dicen abiertamente no saber muchas cosas sobre el mundo (no hay más que leer cualquier trabajo técnico para encontrarse con la frase “further research is needed”; si creyeran que todo está muy bien demostrado, ¿para qué se iban a molestar en hacer “further research”?), sino que tener tal cantidad de mundo por descubrir es *emocionante*, es el mayor reclamo de las carreras de investigación.

  16. “Lo bueno del darwinismo es que tiene explicaciones para todo.”

    Entonces, ¿por qué salen trabajos nuevos cada día? Si alguien defendiera que ya existen explicaciones para todo, los científicos dejarían de investigar. Sin embargo, lo que vemos es que la ciencia no para nunca de encontrar nuevos horizontes de conocimiento que traspasar, nuevos sitios que descubrir cada día. Lo que la ciencia sí tiene es la convicción de que la investigación amplía nuestro conocimiento; que sirve para algo. Que somos capaces de saber cada vez más. Es una actitud optimista, emprendedora.

    “Si un ave tiene el pico pequeño es por que ello le supone una ventaja adaptativa.”

    Puede ser, o puede ser que no, que simplemente haya heredado ese pico de sus ancestros y se las arregle lo suficientemente bien. Existe una rama de la biología evolutiva denominada alometría que estudia las proporciones y cómo cambian respecto al total del cuerpo. Las cosas siempre son más complicadas que eso 🙂

    “pero si tiene el pico grande también.”

    Lo cierto es que los pelícanos utilizan su pico de una manera impresionante. Yo diría que les sirve estupendamente. El tucán es un caso distinto. Lo importante es centrarse en cada caso particular y concreto, para evitar hacer imprecisas generalizaciones acerca de la forma y función de lo que estamos estudiando.

    “Si un animal es ágil como una gacela ello le ayudó a sobrevivir”

    Todos hemos visto cómo escapan de los depredadores en los documentales de la 2. Ciertamente ser rápidas les ayuda a sobrevivir, no creo que sea posible discutir esa afirmación.

    ” y si es torpe como un hipopótamo también en ello debió de encontrar una ventaja para su adaptación al medio.”

    Los hipopótamos no son torpes. De hecho, son más veloces que los humanos tanto corriendo como nadando. Son depredadores peligrosos, más peligrosos que los leones si nos atenemos a las cifras de víctimas humanas. Esto lo sabemos gracias a… los científicos que se tomaron tiempo para viajar a África y realizar esas observaciones, aumentando así nuestro conocimiento sobre ese tema.

    “Colores vistosos y sobresalientes suponen un plus para la supervivencia.”

    Cuidado: sólo cuando el animal es tóxico o sabe horriblemente mal, o bien cuando sus colores son parecidos a un animal que es tóxico o sabe mal. Esto es sencillo de entender: los depredadores tienen memoria, y recuerdan más intensamente los animales más vistosos que los más comunes. Es un hecho bien conocido que los pájaros evitan a los insectos muy coloridos con más frecuencia que a los más normales después de haber tenido una mala experiencia con ambos.

    “Colores discretos suponen una mejora para protegerse de los depredadores.”

    Hombre, eso es una verdad tan inatacable que incluso nosotros hemos aprendido esa táctica, y la aplicamos a los trajes de cazador y a los uniformes militares. Que pasar inadvertido es una ventaja tanto si eres cazador como si eres presa es cristalinamente obvio.

    Bien, Felipe, en tu listado de afirmaciones veo dos categorías: una, hechos observacionales que no tienen discusión posible, pero que no dependen de ninguna teoría (no es la teoría de la evolución la que dice que la rapidez ayuda a escapar a las gacelas, son nuestros ojos los que nos lo dicen); y dos, afirmaciones en el mejor de los casos imprecisas (como lo de los picos cortos) y en el peor, completamente falsas (acerca de la torpeza del hipopótamo o del darwinismo). Aún así, no dudas en decir en un comentario posterior que “yo me he limitado a poner en evidencia lo que SI dicen los autores evolucionistas”. Bien, ya ves que no es así.

  17. Roberto,

    ¡Claro que es broma! ¿Acaso has mirado algún tucán en la ingeniería? Pero eso no le quita nada al impresionante diseño del pico del tucán.

  18. Gracias por el video, Jose.

    Estoy de acuerdo con Feynman, pero es muy diferente el “no saber” y el “negar lo obvio” por mantener una ideología exclusivamente materialista.

  19. ¿”negar lo obvio”, Mario? ¿Quieres decir que la intervención de un diseñador inteligente es obvia? ¿Cómo es posible, entonces, que haya distintos tipos de creacionismo? Si todos ven la mano del diseñador, y su trabajo es obvio, ¿cómo puede ser que unos digan que todas las especies fueran creadas de forma separada tal como son hoy en día y otros digan que sólo se crearon tipos básicos que luego se diversificaron? No es una diferencia trivial, no son detalles; es una diferencia fundamental, ya que se trata nada menos que del origen de las especies. Si tomamos un caso concreto como el origen del oso polar, por ejemplo, un defensor del diseño inteligente concordará con un biólogo evolutivo en que esa especie procede de otra especie anterior (como una divergencia desde el tipo básico para el primero, como un caso de especiación alopátrica para el segundo), mientras que un creacionista de la tierra joven dirá que Dios creó al oso pardo tal como es hoy en día. La discordancia es total.

    Lo mismo se puede decir de otras diferencias fundamentales, como la edad de la tierra. No debe de ser muy obvio si los creacionistas no son capaces de poner en común si tiene seis mil años o cuatro mil quinientos millones de años. Yo diría que debe de ser una cuestión difícil de contestar, que merece toneladas de estudios de campo, de recolección de datos y una interpretación coherente de los mismos. Decir “es obvio” no aumenta nuestro conocimiento ni lleva a profundizar más en ningún área de estudio. No es la forma científica de encarar un problema.

    Yo creo que en lo que respecta a la naturaleza, no existen las respuestas fáciles. En mi opinión ninguno de sus aspectos es obvio. Siempre es necesario muchísimo esfuerzo y horas y horas para avanzar aunque sea poco a poco en la comprensión de aquello que estudiamos (y nos encanta hacerlo, claro: si no, ningún investigador se expondría voluntariamente a las inclemencias de la investigación de campo.)

  20. Roberto,

    Tu argumentación resulta confusa ya que mezclas permanentemente planos y reflexiones distintas. Por ejemplo, la crítica al darwinismo por pretender un mecanismo gradualista y fortuito para explicar todas las formas vivas, y el DI como inferencia de causalidad son planos distintos del discurso. El darwinismo no es solo la propuesta de un mecanismo de cambio, es también, y sobre todo, una propuesta metafísica de tipo naturalista, que pretende justificar la evolución como un hecho fortuito y no guiado. Por ejemplo, Alfred Russel Wallace, coautor de la teoría de la evolución por selección natural, proclamaba el mecanismo evolucionista gradualista y por selección natural lo mismo que Darwin, pero discrepaba profundamente de él en que dicho proceso pudiera explicar en términos de causalidad toda la realidad y en especial la condición racional del ser humano.
    Desde este punto de vista el DI no es un mecanismo alternativo sino un principio causal alternativo. El DI no pretende explicar cómo apareció el primer ave; lo que propone es que las aves, cualquiera que fuese el mecanismo por el que aparecieran presentan signos inequívocos de diseño, y que el diseño innegable de las mismas no puede ser explicado como una simple acumulación fortuita de errores genéticos. En definitiva, te remito a la serie sobre la Teoría de la Forma que se desarrolla estos días en el blog.

  21. Jose

    Me quedo con tu visión optimista de la ciencia como un proceso de descubrimiento permanente de la realidad. Los que apoyamos el DI lo sabemos mejor que nadie ya que nos apoyamos en los descubrimientos más recientes de la ciencia y empujamos el desarrollo y la investigación más avanzada. Por ejemplo la conciencia cada vez mayor de la necesidad de conocer, entender e interpretar a fondo el problema de la información prescriptiva y de la existencia de códigos y programas que controlan los procesos de desarrollo de los seres vivos. Otros científicos, como los ultra-darwinistas más recalcitrantes, aferrados a doctrinas obsoletas se niegan a profundizar en este tipo de cuestiones y se quedan fuera del progreso constituyendo un lastre para la investigación y la actividad d ela comunidad científica.

  22. Jose,

    Lo “obvio” a que yo me refiero es el “diseño” que se manifiesta en la naturaleza, no el modus operandi de un agente diseñador. La “apariencia” de diseño no se niega ni por el más ardiente materialista.

  23. Felipe, considero que el que calla otorga. Lo digo por mi respuesta al comentario en el que, supuestamente, te limitabas “a poner en evidencia lo que SI dicen los autores evolucionistas”. En fin, de nada.

    Respecto a las grandes y avanzadas investigaciones, lo siento, pero tu párrafo me suena al recién diplomado que se dedica a inflar el currículum con palabras altisonantes con la esperanza de impresionar a potenciales empleadores. Yo estoy acostumbrado a leer trabajos científicos, que van al grano y son precisos. Estoy acostumbrado a la sustancia, al contenido, y a las referencias, cosas de las que tu párrafo carece.

    Mario, como ya te dije en el último comentario, decir “es obvio” no sirve para nada, y la prueba que te dí es que ni siquiera los propios creacionistas, que ven la obvia mano del diseñador, se ponen de acuerdo en qué cosas son obvias y cuáles no. Hay gente que considera obvio que el oso polar fue creado tal como es hoy en día, algo que los defensores del diseño inteligente no sólo consideran que no es obvio, sino que lo consideran directamente erróneo. Os podéis pasar la vida entera diciendo “esto es así porque es obvio”, y tales afirmaciones tendrán tan poco valor la primera vez que las digáis como la centésima.

    Y no hablábamos de apariencias, sino de la intervención de una mano inteligente. Antes dijiste que los materialistas “negaban lo obvio”, pero ahora dices que la “apariencia” no la niegan ni siquiera los materialistas. Evidentemente estás hablando de cosas distintas, ya que los materialistas no pueden negar y no negar la misma cosa al mismo tiempo. Por favor, atente a lo que hablábamos: la intervención inteligente.

  24. La teoría de la evolución no es una propuesta metafísica, pues de ella no se desprende ningún juicio acerca de la existencia o no de una realidad metafísica. Es simplemente una explicación que no requiere de hacer supuestos adicionales injustificados más allá de las leyes naturales.

    El DI no pretende explicar cómo apareció el primer ave

    Sí lo hace; las apariciones ex nihilo o al estilo “un ave saliendo de un huevo de dinosaurio” que yo describo son tan consecuencia lógica de tu interpretación del DI como lo es la existencia de un diseñador. Que no seas capaz de reconocer esto sólo puede ser calificado como deshonestidad intelectual.

  25. Jose

    ¿Quieres datos científicos?
    Cosas que son obvias:
    1. El darwinismo carece por completo de una explicación para el evento inaugural de esta aventura: la emergencia de la vida a partir de la materia inanimada.
    2. El darwinismo carece de explicaciones para la existencia de los virus, agentes imprescindibles en el desarrollo de la vida
    3. El darwinismo no puede explicar el aumento de complejidad y el potencial inherente a la aparición de la célula eucariota.
    4. El darwinismo carece por completo de explicación para la emergencia de los organismos pluricelulares y los procesos de desarrollo embrionario.
    5. El darwinismo carece de capacidad para explicar la aparición de organismos irreduciblemente complejos de los que la Naturaleza está llena.
    6. El darwinismo carece de explicación para la multitud de formas vivas que no tienen itinerarios evolutivos razonables
    7. El darwinismo carece de explicación para la explosión del cámbrico y la aparición simultánea y abrupta de todos los phyla conocidos en la actualidad.
    8. El darwinismo carece de una Teoría de la forma que explique la aparición de las diferentes formas vivas.
    9. El darwinismo no se acomoda a la evidencia empírica que nos arroja el registro fósil
    10. El darwinismo carece de explicaciones para el proceso de diversificación de las especies en condiciones que no reflejan en absoluto el supuesto escenario maltusiano de y spenceriano de lucha por la vida.
    11. El darwinismo carece de explicación para la emergencia de la mente humana como un estadio único y diferente del ser en un organismo vivo.
    12. El darwinismo carece de explicación para la naturaleza y origen de la Información como realidad formal imbuida en las secuencias genéticas del ADn
    13. El darwinismo carece de explicación para la relación unívoca de esa información con un significado biológico concreto; es decir, la existencia de código genético arbitrario.
    14. El darwinismo carece de explicaciones para la capacidad de “traducción” o “interpretación” de dicho código genético por parte del ADN transfer, de manera perfectamente arbitraria y ajena a cualquier proceso físico-químico.
    15. El darwinismo desconoce por completo la semiótica de la vida, es decir, el proceso de interpretación de la información presciptiva sujeta al imperio de diferentes códigos orgánicos
    16. El darwinismo carece de explicaciones para el proceso de diversificación de las especies en condiciones que no reflejan en absoluto el supuesto escenario maltusiano de y spenceriano de lucha por la vida.
    17. El darwinismo desconoce por completo la verdadera naturaleza compleja de la organización del genoma que no puede ya ser considerado como un mero añadido de secuencias discretas de genes independientes.
    18. etc. etc. Etc.

    Conclusión: el darwinismo, asumido como explicación general del fenómeno de la vida, es la patraña intelectual más grande que jamás haya alumbrado mente humana alguna.

  26. Roberto,

    En mi respuesta a Jose he enunciado todas las cosas para las que el darwinismo no tiene una respuesta científica. Es por ello que la pretensión de que todo puede ser explicado en términos naturalistas resulta forzada, no encuentra sustento en la experiencia y se constituye en un prejuicio metafísico. El hecho de que la actividad científica contemporánea está dirigida y limitada por un prejuicio metafísico de tipo materialista no es una acusación interesada. Lewontin lo expresó como nadie y sus palabras, bien famosas ya, se convierten en una rotunda confesión de parte:

    “It is not that the methods and institutions of science somehow compel us to accept a material explanation of the phenomenal world, but, on the contrary, that we are forced by our a priori adherence to material causes to create an apparatus of investigation and a set of concepts that produce material explanations, no matter how counter-intuitive, no matter how mystifying to the uninitiated. Moreover, that materialism is absolute, for we cannot allow a Divine Foot in the door. ” [From: “Billions and Billions of Demons,” NYRB, January 9, 1997. Emphasis added.]

  27. Felipe,
    Mario, como ya te dije en el último comentario, decir “es obvio” no sirve para nada … Os podéis pasar la vida entera diciendo “esto es así porque es obvio”, y tales afirmaciones tendrán tan poco valor la primera vez que las digáis como la centésima.

    Me encanta cuando mis anteriores comentarios me sirven para contestar a las respuestas que recibo 🙂

    Tu huida hacia adelante en forma de lista es pura ensalada de palabras. Como ya te dije, las palabras no me impresionan por grandilocuentes que sean. Este tipo de solemnes declaraciones valen en ciencia exactamente cero.

    ¿Quieres que te explique por qué, según Lewontin, un científico debe acercarse a un problema con la idea de que debe de haber alguna explicación que produzca resultados, en lugar de “es la voluntad de Alá”? Por esto. Tal vez añadir las dos frases siguientes ayuden también (¿por qué cortaste el párrafo sólo a dos frases del final?): “El eminente estudioso de Kant Lewis Black solía decir que una persona que pudiera creer en Dios, podía creer en cualquier cosa. Apelar a una deidad omnipotente es permitir que en cualquier momento las regularidades de la naturaleza se puedan romper, que puede haber milagros.”

    ¿Te suena la “catástrofe ultravioleta”? En su día, fue una violación total de las leyes de la física que creíamos que eran ciertas en aquella época. Los científicos podrían haberse limitado a declararlo un milagro, ya que suponía una “ruptura de las regularidades de la naturaleza”. Y allí habría acabado todo. En vez de eso, se aproximaron al problema asumiendo que debía existir alguna explicación terrenal. Y así nació la física cuántica, que cambió el mundo. Eso es ciencia, Felipe.

  28. Jose,
    creo que deberías intentar encontrar alguna respuesta científica a alguno de los interrogantes que te planteo. A mí me da igual pero si yo fuera tú y no encontrara ninguna estaría preocupado.
    La existencia de evidencias empíricas que no se ajustan a las regularidades de las leyes inferidas solamente indican que las leyes se han inferido incorrectamente o que tales inferencias deben ser ajustadas. Nada tiene eso que ver con la inferencia de diseño en las formas vivas. De hecho, muchas veces incluso la inferencia de diseño nace precisamente de la contemplación de la perfección y la exactitud y precisión de dichas leyes para hacer posible la vida. Da la impresión de que no has entendido gran cosa de lo que aquí se explica.

  29. Felipe:
    Excelente retahila de acusaciones a los neo-darwinistas. Pero así ya ves que no se consigue nada, pues te van a decir siempre que en el futuro se dará cumplida respuesta (material, claro) a todos los interrogantes (ese estudiante de ciencia reduccionista ni se ha enterado que sin filósofos y científicos creyentes no estaría él dándose ínfulas de sabio; para empezar el descubridor de la física cuántica era católico). Una “fe”, y una “esperanza” mas absurda que la de las religiones tradicionales, sin duda.

  30. Felipe:

    Sigo sin saber que es un ‘Darwinista’. Alguien que esta de acuerdo con la teoría de la relatividad sería un Einsteinista?

    Si lo que dices acerca de la importancia de las preguntas sin respuesta es en verdad honesto, entonces debería interesarte esta lista. A diferencia de tu lista, esta no se sustenta casi exclusivamente en la falacia ‘god-of-the-gaps’ o en preguntas que no vienen al caso como la pregunta sobre la abiogénesis, ni preguntas originadas en una mala interpretación de las evidencias como tu increible insistencia en que la evolución no se ajusta al registro fósil, o en preguntas que subestiman completamente la capacidad de los procesos naturales para originar sistemas emergentes, etc.

    Estoy de acuerdo con José en que esta lista no es otra cosa que la retórica conocida como “huir hacia adelante”. Sería más productivo si de estos puntos escoges uno o dos que consideres relevantes y empecemos la discusión desde ahí.

    Y desde luego, buscar objeciones a la teoría de la evolución no dice absolutamente nada acerca de la validez de la inferencia de diseño, la cual no es una explicación por defecto y quienes la proponen deben asumir su propia carga de la prueba.

  31. Ya contesté a la lista como se merecía en el último comentario. Y de nada otra vez, esta vez por completar y explicarte gratis el significado de la cita de Lewontin que, dicho sea de paso, no tiene relación alguna con ninguna “inferencia de diseño” 😉

    creatoblepas, estabas enfadado porque creías que los darwinistas decían que lo sabían todo, y ahora que te digo que lo del tucán no se sabe, también estás enfadado. ¿No crees que deberías tomar ejemplo del católico descubridor de la física cuántica y mirar a la naturaleza con la esperanza (que tú llamas “absurda”) de descubrir cómo funciona, como hizo él, en lugar de limitarte a calificar de intervención divina (perdón, “inteligente”) aquellos aspectos que hoy en día aún no se comprenden? A ese católico que siguió ese camino tan “absurdo” de explicar la nueva física sin apelar a milagros le fue bien, ¿no crees?

  32. Roberto y Jose,

    En vuestros comentarios hacéis gala de forma permanente de un gran desconocimiento de lo que es en realidad el discurso del DI. Ambos pretendéis que se trata de un argumento desde la ignorancia, de un recurso al “God of the gaps”.
    Pero esa acusación es completamente falsa y supone una tergiversación torticera de la realidad.
    No habréis encontrado jamás en estas páginas la invocación a una realidad sobrenatural como recurso ante el desconocimiento de una explicación científica. Desde Laplace ya no se hacen esas cosas.
    El DI es un argumento que nace del conocimiento científico más avanzado de la realidad. El que carecía del mínimo conocimiento necesario para proponer una teoría solvente en torno a la vida y a las formas biológicas era Darwin.
    La inferencia de diseño nace del conocimiento profundo del cosmos, del conocimiento de la física más avanzada, de las constantes cosmológicas y sus valores, de la comprensión del ajuste fino del Universo y de su exquisita exactitud para hacer posible la vida en nuestro planeta. Nace de los datos, por lo tanto, que la ciencia nos aporta.
    Nace también del conocimiento del código genético, del hecho de que la relación unívoca entre los codones y los aminoácidos se perpetua inflexiblemente sin que ley natural alguna pueda justificarla, del conocimiento de la complejidad irreducible de los organismos vivos etc etc etc.
    Nace del conocimiento profundo de la realidad.
    Dar por hecho que la condición racional y la inteligencia del ser humano emergen de las duras piedras merced a la acción de la Ley de la Gravedad sobre ellas es un acto sublime de rechazo a la luz y a la verdad, un canto a la ignorancia más profunda, un acto de exaltación al oscurantismo más tenebroso.

  33. Si los postulados del movimiento DI no fueran sólo un sofisticado argumento de ingorancia, entonces ni siquiera tendrían que invertir casi todo su esfuerzo en intentar desacreditar la teoría de la evolución; bastaría con que discutieran la validez de sus propios postulados, las evidencias que los apoyan y las formas en que estos podrían ser falsados, tal y como sucede con las verdaderas teorías científicas, incluída la teoría de la evolución.

    Explicar la realidad en base a la acción de un diseñador que exhibe demasiada complejidad para haber surgido por causas naturales sí es una invocación a una realidad sobrenatural y concretamente al teismo, por más que quieran disfrazarlo bajo el eufemismo de “extraterrestres”.

    Inferir diseño a partir del ajuste fino del universo es tanto un argumento de ignorancia como un argumento de falta de imaginación. Elegir a dios por encima de toda la gama de explicaciones alternativas no es ni ciencia ni filosofía, es lisa y llanamente religión.

    Decir que la perpetuación del código genético no puede ser explicada por las leyes naturales es mostrar un absoluto desconocimiento acerca de los procesos físicos, químicos y biológicos involucrados. Estás sugiriendo que dios se hace cargo personalmente de cada proceso de mitosis, etc.?

    Y decir que quien apoya la teoría de la evolución está “dando por hecho” algo no es más que un hombre de paja. En ciencias nada se da por hecho, sólo puede ser refutado.

  34. Roberto,

    Cada frase tuya daría para escribir un libro de refutaciones. En fin, vamos allá:

    1 “Si los postulados del movimiento DI no fueran sólo un sofisticado argumento de ingorancia, entonces ni siquiera tendrían que invertir casi todo su esfuerzo en intentar desacreditar la teoría de la evolución”
    El DI no niega la evolución ni pretende desacreditarla. Simplemente sostiene que no puede ser explicada desde el imperceptible gradualismo darwinista ni justificada desde el azar y la necesidad.

    2. “Explicar la realidad en base a la acción de un diseñador que exhibe demasiada complejidad para haber surgido por causas naturales sí es una invocación a una realidad sobrenatural y concretamente al teismo, por más que quieran disfrazarlo bajo el eufemismo de “extraterrestres”. Inferir diseño a partir del ajuste fino del universo es tanto un argumento de ignorancia como un argumento de falta de imaginación. Elegir a dios por encima de toda la gama de explicaciones alternativas no es ni ciencia ni filosofía, es lisa y llanamente religión.”

    Todavía no has entendido la diferencia entre inferir una explicación sobre-natural y una explicación religiosa. Los antiguos griegos, Anaxagoras y compañía ya inferían la necesidad de una Inteligencia Suprema capaz de justificar el orden y la racionalidad inherente al cosmos: el Nous. Pero eso se explica en clase de filosofía, no en clase de religión. Una explicación sobre-natural es una justificación que sobrepasa los límites de lo que puede ser explicado por las leyes físico-químicas que gobiernan la materia. Una justificación religiosa es una propuesta que nace de la autoridad de un mensaje revelado. No pertenece al discurso racional. La metafísica sí. Piénsal, es importante aprender a distinguirlo.
    3. “Decir que la perpetuación del código genético no puede ser explicada por las leyes naturales es mostrar un absoluto desconocimiento acerca de los procesos físicos, químicos y biológicos involucrados. Estás sugiriendo que dios se hace cargo personalmente de cada proceso de mitosis, etc.?”
    Lo que no puede ser explicado por las leyes naturales no es la perpetuación sino la aparición del código genético o de otros códigos orgánicos que se van descubriendo en los últimos tiempos; o de la memoria orgánica que prescribe y mantiene la forma en el proceso de desarrollo embrionario o define la determinación de cada célula a su destino funcional en dicho proceso. Confundes la mitosis, es decir, un proceso de copia y replicación del material genético, con la función de interpretación (semiosis) propia de la síntesis proteica. La síntesis implica un evento adicional, no es solo copia sino decodificación y construcción arbitraria (no determinada físicamente) de cadenas de aminoácidos funcionales.

    4. “Y decir que quien apoya la teoría de la evolución está “dando por hecho” algo no es más que un hombre de paja. En ciencias nada se da por hecho, sólo puede ser refutado.”
    Me ratifico. Tú “das por hecho” que todo puede ser explicado según los principios naturales del azar y la necesidad. Pero esa asunción previa que condiciona tu pensamiento y tu perspectiva de estudio de la realidad no es sino un prejuicio filosófico. No es una consecuencia obligada de nuestro conocimiento de la realidad sino un corsé con el que nos limitamos y reducimos nuestra capacidad de abordar la realidad. Es posible que existan explicaciones puramente naturales para todo lo que observamos. O puede que no. Rechazar este “o puede que no” a priori, sin condiciones, por principio, es un acto de auto-mutilación intelectual. Abrir la puerta a una causalidad inteligente no es un desvarío sino un acto de coherencia racional. ¿Acaso no somos seres inteligentes nosotros mismos? ¿Qué acto de soberbia puede llevarnos a proclamar que no debe existir una inteligencia superior en el origen de nuestra propia existencia?

  35. 1. OK, reformulo: “…entonces ni siquiera tendrían que invertir casi todo su esfuerzo en intentar desacreditar la teoría que sostiene que los seres vivos evolucionan a través de la acumulación gradual de variaciones producto de la selección natural y mutaciones al azar.”. El sentido del comentario queda intacto, sigue siendo cierto que objetar la teoría de la evolución no dice nada acerca de la validez del DI.

    2. OK, supongamos que para la gran mayoría de los adherentes del movimiento surgido en el seno del cristianismo conocido como diseño inteligente el diseñador metafísico creador del universo y los seres vivos que se desprende de esta propuesta no es dios. Sigue siendo falsa tu afirmación de que el DI no invoca a una realidad sobrenatural.

    3. Si lo que estás diciendo es que hasta ahora se desconoce el origen del código genético y sus procesos asociados, estoy de acuerdo. Pero ni la abiogénesis está directamente relacionada con los fenómenos que explica la evolución, ni hay nada en la abiogénesis que sugiera la necesidad de suponer un agente inteligente detrás de este fenómeno. Por el contrario, las hipótesis vigentes ofrecen explicaciones plausibles para el origen de la vida. En particular, la hipótesis del Mundo ARN asocia el origen de las vida a las ribozimas, para las cuales existe evidencia experimental de que son capaces de catalizar su propia síntesis.

    4. Ahora le pusiste mi nombre, pero sigue siendo un hombre de paja. Te desafío a que muestres un sólo comentario mio en el que yo haya negado la posibilidad de que exista una realidad metafísica. Yo lo único que estoy haciendo es adherir a la idea que hasta los proponentes del diseño inteligente comparten: si un fenómeno puede ser explicado en base a la información disponible acerca de la realidad física, resulta innecesario invocar el supuesto adicional e infundado de que existe una realidad metafísica.

  36. Claro, es una de las variedades de pinzones identificados en las Galápagos y lógicamente le aplican los comentarios al respecto en este blog.

Deje una respuesta

Leer entrada anterior
El DI y los Mecanismos

Por Mario A. Lopez Uno de los cargos contra el diseño inteligente (DI) se relaciona a su supuesta falta de...

Cerrar