La Flecha y el Arquero

Felipe Aizpún

Uno de los estribillos más repetidos y fatigosos de los oponentes al discurso del DI es que éste carece del estatus científico imprescindible para poderse postular como una teoría respetable. La crítica se fundamenta en una errónea y cientificista concepción del conocimiento humano: la idea de que sólo el conocimiento científico es verdadero conocimiento y de que sólo aquello que puede ser falsado mediante un experimento de verificación empírico es verdadera ciencia. Lo que no encaja en este estrecho criterio de demarcación queda invalidado y debe ser catalogado de pseudociencia, misticismo o mera superstición, presumiblemente de naturaleza religiosa, con lo que de paso no sólo rechazamos el valor del conocimiento racional más ortodoxo sino que además aprovechamos la ocasión para despreciar de manera general las convicciones religiosas del personal.

Estamos ya acostumbrados a que se nos desafíe a “demostrar” la existencia y la acción creativa del Diseñador Inteligente mediante evidencias observables o, en caso contrario, a callar para siempre. El error de donde nacen este tipo de planteamientos se refiere a la misma noción de conocimiento, al estatus epistemológico de nuestras distintas convicciones en torno a la realidad, al profundo desconocimiento del método de la lógica formal, y al papel que la ciencia juega en la formación de dichas convicciones. Para ilustrar mi argumentación recurriré a un socorrido ejemplo de claras reminiscencias tomistas, pero no por ello menos actual y esclarecedor, la parábola de la flecha y el arquero. Veamos:

Un observador desprevenido, émulo del buen Paley, paseante por un prado cualquiera, se percata de repente, alertado por un silbido característico, del paso veloz ante su vista de una flecha que, hendiendo el aire, se desplaza a gran velocidad hasta impactar en el exacto centro de una diana situada en un árbol cercano. El observador siente curiosidad por comprender plenamente el fenómeno observado para lo cual pide su opinión a tres amigos que le acompañan. El primero, al que llamaremos A, le informa de que la flecha está construida de una varilla de madera de cedro terminada en una punta de metal, le informa de su peso y de la ubicación de su centro de gravedad, de la velocidad media y aceleración a la que ha recorrido el espacio ante su vista, de la trayectoria curvilínea en movimiento parabólico dibujada en el aire por la flecha y de la fuerza con la que finalmente ha impactado en la diana.

Pero nuestro observador no parece contento con una respuesta que denominaremos científica, ya que considera que no resulta suficiente para comprender todo lo que ante sus ojos ha acontecido, y sigue preguntando en busca de una explicación más satisfactoria. Un segundo experto B, se apresta a completar la información de A y formula el siguiente enunciado: la flecha ha recorrido el espacio y ha impactado en la diana, no de forma casual, sino de forma necesaria, ya que se encontraba sujeta al impulso de una inercia y de una dirección que necesariamente le imponían el impacto final en el centro de la diana. La naturaleza de esta respuesta es la que podemos asimilar a lo que se conoce, en términos de explicación última de la realidad, como principio antrópico, algo así como el reconocimiento de una finalidad inmanente en el devenir del cosmos. Sin embargo, añade B, esta respuesta ha de considerarse suficiente y no es preciso indagar más lejos ya que la búsqueda de justificaciones causales más completas sobrepasaría el ámbito del conocimiento científico.

Pero el observador no se siente inclinado a aceptar esta limitación arbitraria de sus posibilidades de conocimiento y tiene la sensación de que la aprehensión de la realidad puede todavía ser racionalizada de manera más convincente proporcionando una información más exhaustiva de lo acontecido; por ello pide al tercer acompañante C una opinión. C le sugiere que, puesto que la flecha no tiene por sí misma la capacidad de impulsarse sola, ni capacidad para elegir su destino, es preciso deducir que algún arquero en las cercanías es el impulsor de la flecha y que puesto que el impacto ha sido admirablemente certero, resulta prudente y razonable pensar que no ha sido disparada al azar sino que por el contrario nos encontramos ante un evento intencionado producido por un habilidoso tirador. Esta tercera opinión resulta grandemente del agrado de nuestro observador por comprender que tales observaciones se ajustan perfectamente al tipo de las indagaciones a las que por nuestra naturaleza racional nos sentimos impulsados a realizar y porque se amoldan de manera intachable al método y a las leyes de la lógica que regulan su discurso.

Lo que nos enseña esta parábola es que las perspectivas causales que conforman el principio de causalidad, como cimiento del conocimiento racional, no pueden ser arbitrariamente cercenadas. Desde que la ciencia se consolidase como una disciplina autónoma allá por el siglo XVII, y se afanase en el estudio de las causas materiales y eficientes que provocan o explican el cambio y el movimiento en el mundo material, y desde que los prodigiosos avances realizados en este campo del conocimiento humano provocasen su exaltación inmoderada como fuente exclusiva de conocimiento, parecemos haber olvidado la imprescindible concurrencia de otras perspectivas racionales como fuente explicativa de la realidad.

El principio de causalidad (todo efecto tiene una causa, en su tautológica formulación tradicional) no puede en absoluto reducirse a una lectura estrictamente científica. Las perspectivas formal y final resultan no sólo legítimas sino obligadas Las causas formales o finales no representan fuentes de causalidad separadas de las que nos explican el origen eficiente de una novedad. Por el contrario, se trata de perspectivas distintas pero inseparables de un mismo principio de causación. La ciencia nos ayuda a profundizar en alguna de estas perspectivas; el análisis principalmente filosófico nos ayuda a identificar en la realidad, la intencionalidad, el propósito y las conexiones de coherencia o contextuales que definen el diseño organizativo de las estructuras funcionales que detectamos en la Naturaleza.

Nuestra propia condición de seres racionales, miembros privilegiados de esta Naturaleza que queremos explorar y comprender, nos hace poder reivindicar legítimamente que las perspectivas teleológicas resultan imprescindibles en el desarrollo del conocimiento humano. Desde nuestra condición humana resulta contradictorio y extravagante negar que un análisis de la realidad en términos de interpretaciones finalistas de nuestras observaciones sea una perspectiva equivocada. Podemos discutir el acierto o el valor de las interpretaciones finalistas realizadas, pero no podemos negar caprichosamente su posibilidad. Asumir arbitrariamente que fuera de nosotros mismos no existe ni puede existir ninguna fuente causal intencional, ninguna realidad inteligente, es un ejercicio sublime de inmodestia y carece por completo de soporte científico que lo justifique.

A menudo se nos hacen críticas o comentarios del siguiente tenor:

Francamente, este blog está siguiendo el mismo itinerario argumental que todos los blogs sobre DI. Se nos vende la controversia Darwin o DI, pero sin embargo no se ofrece ninguna evidencia positiva del DI…

…¿Dónde está la evidencia positiva de que las plantas carnívoras son fruto del diseño inteligente? Pues ni está ni se la espera. Para un defensor del DI esta postura es un auténtico chollo. Pero no atisbo a comprender cómo pretenden alcanzar el reconocimiento científico que con tanto ahínco desean…

…Cuando empiecen a responder preguntas como esta, en vez de escurrir el bulto, entonces seguro que tendrán más credibilidad. Lo que no puede ser es que constantemente se saquen el conejo de la chistera y digan que la complejidad es evidencia de diseño sin aportar prueba alguna de cómo o porqué se hizo dicho diseño…

Imaginemos que nuestro amigo A, arguyera encendidamente frente al paseante anónimo de nuestra parábola que, puesto que sólo el conocimiento científico debe de ser respetado como legítimo, no existen intenciones ni propósito sino únicamente eventos, que las elucubraciones teleológicas son supersticiones de mentes inmaduras y que por lo tanto, la descripción del evento no puede ir más allá de la mera enunciación de sus características observables, materiales y medibles. La observación empírica certifica la ocurrencia del suceso, el conocimiento científico nos permite describirlo con precisión y minuciosidad. Las inferencias de naturaleza teleológica han sido abandonadas por la ciencia y por lo tanto el hecho acaecido lo ha sido de manera fortuita y la aparente improbabilidad del certero aterrizaje de la flecha sobre el centro de la diana no debe degenerar en una inaceptable invocación al “arquero-of-the-gaps”. La atribución de algún tipo de intencionalidad al suceso no es en definitiva sino un argumento desde la ignorancia. Las sorprendentes casualidades que el azar nos depara no deberían excitar nuestra curiosidad más allá de lo imprescindible si reflexionamos que, siendo nuestro mundo solamente uno de los infinitos universos seguramente existentes, cualquier evento, por inverosímil que parezca, dada la inmensidad del tiempo geológico acabará siendo realidad.

Tal es la sinrazón y el despropósito con el que de manera cotidiana se despachan los críticos del pensamiento del DI. Tal es en última instancia la enjundia de sus razonamientos denostadores de nuestras propuestas. El conocimiento científico, digámoslo una vez más, es la base imprescindible de nuestras reflexiones en torno a la realidad: nos “describe” la misma de una forma cada vez más incisiva y penetrante, pero no nos la “explica” de manera que satisfaga plenamente nuestra sed racional de respuestas. No sólo queremos saber el “cómo”, también queremos saber el “porqué” de las cosas que observamos y en este ámbito, los enfoques filosóficos que complementan y valorizan los avances de la ciencia resultan imprescindibles. La acción de un Diseñador Inteligente no puede ser verificada mediante observaciones directas, pero la huella de un propósito o de una agencia intencional como causa explicativa de un evento o de un dato cualquiera de la realidad puede ser deducida de la observación de la Naturaleza merced a nuestra condición de seres racionales. Salvo que uno no lo quiera ver. A veces pasa.

41 Respuestas para La Flecha y el Arquero

  1. Se agradece que publiques algo reconociendo que no tenéis ni una prueba ni nada que no sea filosofía de baratillo. 🙂

  2. ¿No hay ninguna prueba, Evaristo?

    El código genético, es información. La información, hasta donde sabemos, sólo puede ser producida por una entidad consciente.

    Ustedes, cuya religión es el materialismo mecanicista, no tienen la más pálida idea de lo que es la conciencia. Me resulta increíble que sean incapaces de reconocer aquel lugar desde el que expresan sus pensamientos, por dogmáticos que estos sean (yo no defiendo la idea de un Dios, así que conmigo ahórrate la cantaleta que seguramente sueles reproducir sin hacer la menor reflexión sobre lo que estás diciendo).

  3. En realidad, la parábola tiene una grave falencia, y es que utiliza elementos claramente fabricados (o diseñados, si se quiere). Lo explicaré así: para cualquier persona es evidente que una flecha fue fabricada y disparada por alguien ¿Por qué? Pues porque hasta la fecha, nunca se han visto flechas salir de los árboles como frutos, o surgiendo por generación espontánea. Por lo tanto, existe una altísima probabilidad de que sea fabricada. De igual forma, nunca se ha visto a una flecha lanzarse sola, por lo tanto, nuevamente las probabilidades dictan que alguien, o algo, la lanzó. Entonces tiene sentido hablar de las habilidades del arquero y de su “intención” al arrojar dicha flecha.

    Con la naturaleza, en cambio, no podemos hacer las mismas suposiciones. En este caso, la explicación más probable para la existencia de seres complejos es la de selección natural, ya que tiene pruebas a su favor en diferentes ámbitos (Bioquímica, genética, paleontología y en general las ciencias de la vida) Por supuesto, si una nueva hipótesis logra explicar todas las cosas que permite explicar la evolución, y de mejor manera, entonces habría que considerar esta hipótesis seriamente

  4. Me gustaría, Camilo, que nos explicaras qué es la Selección Natural, ya que dices que está tan demostrada y tú seguramente sabes lo que es. O si lo repites una y otra vez a ver si así se hace cierta.

  5. La selección natural es una fuerza ciega, incapaz de anticipar un resultado final y mucho menos de prescribir información. Siempre me ha causado gracia, como los materialistas la usan como salvavidas para explicar todo, cuando a la hora de la verdad no explica muchas cosas concretamente. Es más para que la selección natural funcione se requiere de una información previa y en el comienzo, ¿Dónde estaba esa información?. Les deja la duda. Gracias por este excelente blog, de verdad he aprendido bastante con ustedes.

  6. Camilo
    la parábola reivindica que la perspectiva teleológica y la interpretación de que existe finalidad en la vida y en la evolución de las formas vivas es una perspectiva racional legítima y no puede ser desechada de forma dogmática.
    A partir de ahí pretender que las cosas que ocurren en la Naturaleza no exigen una interpretación finalista simplemente porque ocurren en la Naturaleza resulta un prejuicio sin fundamento. La SN no es una fuerza, ni un agente causal, ni un principio motor de nada; no garantiza una finalidad, ni una funcionalidad, ni un aumento en la complejidad del diseño evidente de los organismos vivos. Por supuesto tampoco explica el carácter saltacional del registro fósil, ni la emergencia de la vida ni de los organismos eucariotas, ni la aparición de los organismos multicelulares, ni la explosión del cámbrico, ni las estructuras biológicas irreduciblemente complejas etc. etc…

  7. Los materialistas se la pasan criticando de pseudociencias a todo lo que no encaja con su fantasioso paradigma. La Selección Natural es un invento que se tuvieron que sacar de la manga porque “la evolución, según reza su doctrina, tiene que ser ciega por obligación”. Pobrecita de ella, hay que llevarla de la mano porque no sabe a donde va. Pero después de 150 años de repetir el mismo mantra, una y otra vez, será difícil de erradicar el trance por consenso en el que se desenvuelve el entorno de la religión cientificista, que tiene copados a casi todos los medios de difusión.

  8. Si ustedes dedicaran el mismo esfuerzo a demostrar el DI que el que dedican a criticar el neodarwinismo conseguirian reunir muchas de las evidencias de las que carecen. O ese es de suponer si el DI es una teoria científica. Quizá el quid de la cuestión es que ustedes son conscientes que no tienen evidencia alguna, y por ello la critica al neodarwinismo es todo lo que les queda.
    Basta comprobar que el 95% de la bibliografia del DI se dedica en exclusiva a criticar la actual teoría de la evolución, a diferencia de la bibliografia evolutiva, que se dedica a explicar la teoria de la evolución en base a las evidencias que se tienen.

    PD-Y gracias por utilizar un comentario mío para uno de sus artículos.

  9. Estoy con Oscar. Sugiero que buesquen información sobre el Neutralismo y Equilibrios puntuados. Esas fueron en su momento teorías científicas con críticas fuertes al Neodarwinismo y que no seres extraños. Aunque me temo para los diseñadores inteligentes que en lugar de refutadas fueron asimiladas para llenar huecos presentes en toda teoría científica. De hecho el concepto selección natural tal cual la conocemos hoy fue formulado hace casi 100 años (se modificó con el Neodarwinismo para incluir los avances en genética de principios del siglo 20) se dejó de lado bastante con el Neutralismo por los años 50 si la memoria no me falla (no se podía hacer otra cosa con las evidencias del momento, como por ejemplo el descubrimiento de las isoencimas) y se retomó hará 30 o 40 años cuando se pudieron comparar cientos de secuencias a la vez y ver donde se acumulaban mutaciones. Pasaría horas detallando esto pero básicamente el Neutralismo planteaba que a lo largo de todo el genoma codificante para proteínas se iban acumulando mutaciones sinónimas (que no cambian el AA que le corresponde a ese codon) y no sinonimas (que si lo hacen) y se encontraron numerosas regiones donde si se acumulaban no sinónimas y otras en las que casi no había. Ambas son evidencia de selección natural, una favor del cambio o selección positva y la otra en contra o selección purificadora.

    Ya que estamos voy a definirles selección natural, que como buenos partidarios del diseño inteligente no parece que tengan ni idea de como se define (sin ofender ^_^ ).

    “La selección natural es el efecto negativo sobre las probabilidades de supervivencia y reproducción de un organismo que ejerce el medio biótico y ábiótico en el que vive de acuerdo al fenotipo que posea.”

    O sea: Hay una cierta característica con variaciones en la población como por ejemplo el color que hace que pueda seguir con su vida o la tenga que sufrir. Esto corre para todo.

    Otras cositas:

    -Lo que se dice que es ciega no es la selección natural sino la evolución. Esto hace referencia a que los organismos solo responden a las presiones selectivas a las que son sometidos en un momento dado y no a las que se van a someter en el futuro. Vease los estragos que causan las especies introducidas en casi cualquier lado.

    -Eso de que los organismos estan perfectamente adaptados a cierto medio es por regla general una mentira, basta con ver las que pasa un alvatros (la mejor ave a la hora de volar según muchos y usada como”prueba” del DI en más de una ocasión) cuando intenta aterrizar. O mi caso favorito: la intolerancia a la lactosa. Esta no es tecnicamente una enfermedad, es la condición más extendida entre las poblaciones humanas. Solo las que llevan ingiriendo alimientos lacteos por mileneos como por ejemplo las Europeas la toleran pasada la infancia, en el resto la tolerancia es menos frecuente.

    -Como más de uno estaba pensando hasta aquí de decir algo como “Menudo idiota materialista, acabas de hablar de selección positiva para luego decir que la selección natural es por definición negativa” dejenme aclarar una cosa: la selección positiva no es que promueva mutaciones sino que es más hostil con unas variantes que con otras incluyendo, lo que se llama condición basal: La copia/s original/es* del gen por decirlo de alguna manera. Esto es lo que proboca que se acumulen mutaciones no sinónimas entre las poblaciones o especies (depende de lo que se esté estudiando).

    Saludos

    *Es imposible conocer la secuencia original de nada. Lo que se hace es sacar un concenso comparando las secuencias de muchos individuos y/o especies. Además como nada es simple en la vida, nada impide que una especie poseyera originalmente solo una copia de cada gen.

  10. Oscar

    Durante décadas se ha venido “explicando” la evolución de los seres vivos mediante interpretaciones puramente especulatvas, de alta carga ideológica y que se han querido imponer de forma dogmática; este ha sido el triste bagaje de la comunidad científica internacional en siglo y medio de darwinismo. Es una gran aportación a la ciencia el que algunos autores, muchos afines al DI pero no todos, hayan luchado contracorriente para enseñar todas las falacias que encerraba el paradigma oficial y que hoy, gracias a Dios, se van superando. A partir de ahora se empieza a construir otra biología evolutiva, basada en el conocimiento científico verdadero y que sirve de base para inferir la causa, el origen y el sentido, si es que lo tiene, de todo el proceso. Algunos siguen empeñados en que todo se puede explicar mediante causas naturales y que el proceso carece de finalidad alguna. Otros creemos que los datos que nos muestra la ciencia apuntan en otra dirección y tratamos de explicar los motivos que nos llevan a creerlo así. Ese es el debate. Lo que hacen falta son argumentos racionales, no descalificaciones generalistas ni peticiones de evidencias concluyentes que nunca se van a encontrar.

  11. Pues hablando de azar y de intención. Por fin he conseguido que averiguar qué entiende el darwinismo por azar. Lo he hecho aquí:
    http://lacienciaysusdemonios.com/2011/11/07/cinco-razones-por-las-que-convendria-transformar-el-ateismo-en-religion/#comment-53641

    Pues bien, la “gran aportación del darwinismo” no es más que una falacia pseudocientífica desprovista de valor explicativo en lo que se refiere a la existencia de las mutaciones. Diálogo entre J.M. y Forlán:

    J.M.Así pues, y concluyendo, la propuesta de Darwin no es un dogma porque es falsable.
    J.M. 1. Si se demuestra que las mutaciones no son al azar, quedaría desmontada su hipótesis. ¿Puedes demostrarlo?
    J.M.En este caso, lo que yo entiendo por azar es una variación producida por causas y en momentos que no dependen de aquello contra lo que van a actuar, no dirigida hacia un fin determinado ni con una utilidad determinada, o ni siquiera con utilidad. Es decir, una variación o carácter que puede ser inocuo, beneficioso o perjudicial para el portador, que puede surgir en cualquier momento no predecible y no producido como respuesta directa a una especial disposición del medio externo.

    Forlán:
    Demostración: Las mutaciones beneficiosas que favorecen la evolución existen. Lo que desmonta totalmente tu hipótesis. Si consideras que no la desmonta, y teniendo en cuenta que dices que la hipótesis es falsable. ¿Me podrías decir cómo tendría que ser la mutación para estar orientada con respecto a la evolución?

    Sobra decir que al pobre Forlán no le publicaron nunca esa demostración. Y a partir de ahí ningún otro comentario.

  12. Javier,

    “La selección natural es el efecto negativo sobre las probabilidades de supervivencia y reproducción de un organismo que ejerce el medio biótico y ábiótico en el que vive de acuerdo al fenotipo que posea.”
    No es que no entendamos lo que quiere decir Selección Natural. Lo que pasa es que no entendemos que esta definición que nos ofreces tenga ninguna capacidad explicativa sobre el proceso de evolución de las formas vivas, su incremento progresivo de complejidad, la explicación de los episodios saltacionales, el problema de la “forma” biológica, la explosión del cámbrico, la emergencia de los organismos pluriceluares, el misterio del proceso de desarrollo embrionario, la justificación de los sistemas biológicos funcionales sin antecedentes evolutivos conocidos, los sistemas que presentan características de complejidad irreducible, el origen de la primera célula viva, la emergencia de la información prescriptiva en los sistemas biológicos o la formación del código genético, por citar sólo algunas minucias que me vienen a la cabeza de sopetón…

  13. Felipe, si ignoras todo lo que se publica en revistas científicas por supuesto que te parece que no se ha hecho nada de valor en mucho tiempo. Vamos que en este blog no veo siquiera los casos clásicos que demuestran la evolución. Solo se habla de DI, DI y más DI.

    Todo lo que los partidarios del DI han esgrimido como prueba se ha venido abajo casi a la misma velocidad con la que se argumentó. Mi caso favorito fue el argumento de que los flagelos de las bacterias no podían ser explicados por la evolución porque sus componentes todos sus componentes eran esenciales para funcionar y “no había forma de que aparecieran por separado. Fe bastante divertido que fuera durante el juicio que se hizo en estados unidos sobr si dar el DI en las escuelas o no que se enteraran de que hacía tiempo que un grupo de investigadores había publicado que lograron eliminar más del 50% de sus componentes y seguían funcionando. Por supuesto lo que quedaba era bastante similar a otros genes con otras funciones y cuya aparición es facilmente explicable sin un diseñador que ahorre el trabajo.

    Además ellos nunca van a concluir lo contrario hagan lo que hagan (si es que realmente hacen algo además de dar conferencias). En cambio eso si pasa con los científicos cuando actuan como científicos. Por ejemplo hace un tiempo se propuso que la selección natural podría actuar a nivel de especie creando adaptaciones que solo son beneficiosas para la especie en su conjunto a la hora de competir con otra y que no afecta a los individuos en si (medio enredado si me preguntan). Sin embargo en todas las publicaciones que hicieron sobre sus estudios sobre casos concretos concluyeron que en ese caso no había ningúna variación beneficiosa que no pudiera ser explicada por beneficios a nivel de individuos. Yo no veo a nadie de ellos haciendo eso.

    Forlan: ¿Puedes comprender lo que te dice JM o estas cegado ante las opiniones contrarias a las tuyas? ¡DIJO que las mutaciones beneficiosas existen! ¿Como vas a decir que se equivoca porque existen mutaciones beneficiosas?

    Además si las mutaciones son o no al azar se demuestra fácil. Crias una población de algún organismo con un tiempo generacional pequeño durante varios cientos de generaciones, en cada una tomas una muestra de organismos y secuencias una región más o menos amplia de su genoma y miras donde aparecen mutaciones. Nuestros amigos matemáticos tienen test estadísticos que te pueden decir si el azar puede o no explicar su aparición. Esto se hace rutinariamente en virus, bacterias, levadura y algunos animales como las moscas de las fruta. En algunos laboratorios se lleva haciendo esto durante décadas aunque no para ver simplemente si las mutaciones son o no azarosas, estudian por ejemplo como reaccionan las poblaciones ante distintas presiones selectivas o buscan nuvas mutacionesfacilmente observables para usar a modo de referencia para mapear el genoma del organismo sin tener que secuenciarlo completamente (es muy caro).

  14. Javier: “¡DIJO que las mutaciones beneficiosas existen! “

    Pues claro que lo dijo. Su hipótesis dogmática infalsable es decir que no están orientadas con respecto a la evolución. Si su hipótesis es falsable debería decirnos cómo se falsea. Y si una mutación beneficiosa no está orientada con respecto a la evolución ¿Me puedes decir tú cómo tiene que ser una mutación para estar orientada con respecto a la evolución.? Es decir ¿Cómo se falsea esa hipótesis?

    Javier: “Además si las mutaciones son o no al azar se demuestra fácil”

    Pues claro que son azarosas. Pero existen multitud de procesos aleatorios que son el reflejo de un proceso totalmente orientado o con una finalidad. El juego del parchis por ejemplo: El proceso es azaroso pero tiene la finalidad de meter todas la fichas.
    Lanzamientos a canasta: Cada jugador tendrá una probabilidad o porcentaje de aciertos, pero que un jugador enceste uno de cada 100 lanzamientos no significa que su intención, su finalidad o todo el proceso en sí no esté dirigido u orientado a encestar.
    Decir que las mutaciones azarosas carecen de direccionalidad o de orientación o de intencionalidad, carece de valor explicativo en cuanto a la existencia de las mutaciones azarosas, por lo que es una hipótesis totalmente innecesaria desde el punto de vista científico, además de infalsable. Es un dogma.

  15. .Felipe, eso no era lo que podía deducir del comentario 6. Pido disculpas.

    El aumento de la complejidad para empezar no es ninguna regla inviolable, al margen de lo que diga la creencia popular. Buena parte de las especies que ha adquirido un estilo de vida parásito interno se ha simlificado estructuralmente: perdida de sistemas respiratorio, sistema digestivo, sistemas sensoriales… algunos parásitos intestinales incluso perdieron las mitocondrias. Casos menos espectaculares son las simplificaciones en la dentición de varios mamíferos, por ejemplo los dientes de los delfines son todos iguales mientras que los fósiles de sus antepasados terrestres los tenían diferenciados en molares, premolares, caninos, etc.

    Aún así es obvio que a sierta tendencia al aumento de complejidad o seguiríamos siendo bacterias. Tener una idea clara de todo lo que pasó requeriría ir a otros un planetas con vida equivalente a la microbiana y observarlos durante unos cuantos cientos de millones de años. Algo que que nadie, incluidos los del DI, pueden hacer.

    Lo que si se puede hacer es diseñar experimentos que permitan observar la selección natural en nuestra escala de vida, reunir información comparando especies que se separaron hace hace aproximadamente X tiempo y buscar adaptaciones (de hecho es probable que yo mismo haga un trabajo de estos para mi tesis ^^) o mirar lo que se pueda del registro fósil. A partir de esto solo se pueden formar hipótesis y a partir de ellas hacer predicciones y probarlas. Lo que se hace con toda teoría científica.

    En este caso se cree que al menos una de las presiones más importantes fue y es la depredacción. A cualoquier escala hay depredadores y la forma más fácil, pero no la única, es aumentar el tamaño corporal. Esto corre tanto para animales, plantas, hongos, hasta bacterias. Es una forma fácil de evitar que se las coman, o al menos que no lo hagan del todo, de hecho algunas alcanzan el milímetro de largo y unos cuants procariotas alcanzan varios centímetros. Sin embargo un tamaño más grande trae sus problemas, por ejemplo se necesita más energía y recursos para mantenerte, se necesita una forma de transportar los nutrientes por el cuerpo y eliminar los desechos entre otros problemas que en conjunto limitan el crecimiento. Sin olvidar que si la comida crece los depredadores también y se vuelve al comienzo.

    Bajo estas circusntancias cualquier solución que permita crecer un poco le otorga una ventaja a quien la tenga. Con el tiempo han aparecido múltiples soluciones a estos problemas y escapes a la necesidad de ser grande, cada una presentando abriendo diferentes posibilidades y presentando diferentes problemas y limitacones. Además que las ventajas de por ejemplo tener un sistema circulatorio cerrado en ser grande, al poder llevar nutrientes y oxígeno más rápido puedes permitirte ser más rápido, pero te exije un gasto mayor de recursos que los que necesita un gusano plano que todo lo hace por difusión.

    Ser pequeño tiene sus ventajas, no me malinterpreten, y lo que conviene más depende de las condiciones del medio, de los vecinos que tengas y el pasado evolutivo que tengas. Una mano no se convierte en aleta de la noche a la mañana.

    Espero haber aclarado más de lo que confundí, pero si est fuera fácil no tendríamos estas discuciones

  16. Javier
    no hay que olvidar sin embargo que el discurso adaptacionista, como lo explica todo, termina por no explicar nada.Hay organismos adaptados a todos los entornos y formas de vida. El que es grande tuvo una ventaja adaptativa en serlo y el que se quedó pequeño también. El que vuela porque vuela y el que nada porque nada. El que salió del agua se adaptó ventajosamente a la tierra y el que se quedó en el mar sobrevivió por haberse quedado. El que tiene 4 patas porque tiene 4 y el que tiene 8 porque tiene 8. Y así hasta el infinito…

    Lo que la biología evolutiva tiene que explicar es el origen y el principio causal de las novedades morfológicas y los mecanismos que pudieran haber propiciado las mismas. Y me refiero sobre todo a los cambios capaces de justificar la macroevolución, la aparición de los planes corporales de las estructuras funcionales complejas y diversas, en definitiva de la forma biológica en sus entido más completo.Y de eso sabemos muy poquito

  17. La clave está en “la forma más fácil”. Y no digo fácil porque se me antoja, la digo porque es bastante recurrente. Y no, el discurso adaptacionista como se da a conocer es cualquier cosa. Si se usara tal cual te daría toda la razón en que la biología está estancada, por suerte solo es algúno que otro que no entiende mucho o se siente iluminado el que sale con esto (incluyendo científicos, somos humanos después de todo). Aunque si te pones a pensarlo con el DI se hace algo similar: ¿No sabes de donde vino algo? fue el diseñador.

    Como sea explicar la evolución como se debe requiere mucho tiempo y la verdad es que estoy atareado con exámenes, así que propongo algo: Me das hasta enero-principios de febrero a que termine con todo y yo les armo un artículo como se debe sobre adaptación con citas a artículos científicos y todo. Incluso puedo facilitar unos cuantos completos en PDF si eso no crea problemas de Copyright. ¿Qué me dices? De paso actualizo lo que saben de evolución unas cuantas décadas lo que al margen de la postura que tenga uno nunca viene mal.

    Eso si, advierto desde ya de que fácilmente se convierte tema árido.

  18. Felipe: “Ese es el debate.”

    No existe tal debate Felipe. Lo hubo y fue efímero. De hecho se tuvo que dirimió en los tribunales con un mal saldo a favor del DI, ya que el mentecato ese de la complejidad irreducible tuvo que reconocer lo papanatas que en realidad es y que no tenía ni una prueba científica. El resto se explica porque sois víctimas del efecto del falso consenso, algo muy común entre las corrientes extremistas. Te convendría ir a una facultad de ciencias, al menos una vez (que ya te vale), y ver que impacto tienen las ideas del DI: nulo. En los centros de investigación: nulo. En hospitales: nulo. En la escuela primaria: nulo. No dudo que en las iglesias será la comidilla de los Domingos, pero para el resto es solo una ideología anticientífica y anacrónica. El DI lleva ya años “sembrando la controversia” (wedge strategy) y no ha logrado nada significativo. Tanto tiempo para nada.

    Como sé que no vas a publicar este comentario no me molesto más. Solo quería recordártelo.

  19. Forlán: “¿Me podrías decir cómo tendría que ser la mutación para estar orientada con respecto a la evolución?”

    La tasa de mutaciones beneficiosas debería ser muchísimo mayor y la de mutaciones deletéreas muchisimo menor. Entonces habría una clara intención de lograr una mejor adaptación al medio a través de mutaciones. Sin embargo es justo al revés, como cabe esperar cuando no está orientado a nada (es aleatorio). Es más probable que una mutación te cause esterilidad o cáncer que una mejora de algún rasgo que te permita una mejor adaptación al medio. Te convendría abrir un libro de biología de vez en cuando.

    Arturo: “La información, hasta donde sabemos, sólo puede ser producida por una entidad consciente.”

    Lo que dices es lo mismo que decir: “nada puede salir de la nada luego tiene que haberlo creado Dios”, pero en versión 2.0. Tu no te preguntas ¿esa entidad consciente no es también información? ¿quien produjo entonces esa información? Hace falta romper ese círculo vicioso, algo que para malestar de unos pocos han logrado las ciencias naturales. Se acaba el negociete de vender miedo y hay que sembrar la controversia…

  20. Forlán: “¿Me podrías decir cómo tendría que ser la mutación para estar orientada con respecto a la evolución?”

    Evaristo: “La tasa de mutaciones beneficiosas debería ser muchísimo mayor y la de mutaciones deletéreas muchisimo menor. Entonces habría una clara intención de lograr una mejor adaptación al medio a través de mutaciones”.

    Evaristo, para falsar o desmontar la hipótesis basta con una mutación beneficiosa.

    Además, que tú falles 99 de cada 100 tiros a canasta no significa que tu intención no sea la de encestar. Ten en cuenta que en este caso la canasta la pueden cambiar de lugar cuando menos lo esperes. El medio es imprevisible, se trata de acertar aunque haya muchos fallos. Además, y por si no te habías enterado, la evolución se produce a pesar de esa “baja tasa de mutaciones beneficiosas” y precisamente gracias a esas mutaciones beneficiosas es posible la evolución. Afirmar que no están orientadas con respecto a la evolución no aporta nada a la hora de explicar la existencia de mutaciones azarosas. Sólo es un dogma darwinista.

  21. Evaristo
    en una cosa tienes razón: no hay debate.
    No puede haber debate porque para que la haya es preciso un mínimo de dos contendientes capaces de aportar algún tipo de argumento. Si una de las partes en vez de argumentos sólo puede ofrecer descalificaciones no se puede debatir.
    Cuando tengas algún argumento que compartir nos avisas.

  22. Evaristo, si se lo dices así nomas se cierran y no les entra nada xD

    Si quieres que abran los ojos tienes que hacerlo con calma y hablarlo punto por punto. Sobre todo si se aferran a cosas que si fueron discuciones científicas reales en su momento como esto del programa adaptacionista. No porque esté mal sino porque unos pocos, asumo que sin mala intención, lo llevaron al extremo y eso fue lo que le quedó a la gente.

    PD: Lo del artículo mio va en serio. Soy estudiante avanzado de biología y se de lo que hablo, no es por alardear pero debo ser lo mejor que posiblemente consigan para hacer un debate decente. Sobre todo si el aue escribe los artículos del blog no es imparcial. No te ofendas pero es así.

    Salvo que este solo sea un lamentable intento de los tantos que hay de simplemente difundir el DI entre la gente que no entiende poco o nada de biología.

  23. Javier
    ¿te has leído el libro de Stephen Meyer “Signature in the Cell”?
    ¿Dirías que es un lamentable intento de difundir el DI entre la gente que sabe poco o nada de Biología?
    Me parecería muy osado por tu parte

    También puedes leerte si quieres el libro de Koonin “The Logic of Chance”, un señor nada partidario al DI. En sus páginas 14 y 15 explica por ejemplo cómo, a pesar de las aportaciones de muchos autores en la época incluido el propio Sewall Weright, la Síntesis Moderna se forjó de manera dogmática en torno a una idea pan-adaptacionista, más como un prejuicio filosófico que como un reflejo de la realidad observable.
    Nadie discute que existan mecanismos o eventos de adaptación biológica al medio si es eso lo que quieres que entendamos.
    Lo que tú tienes que entender es que nadie ha demostrado que tales mecanismos sean fortuitos, por un lado (y aquí te remito a los comentarios reicentemente hechos en estas páginas sobre el reciente libro de Shapiro) y mucho menos que tales respuestas adaptativas sean el tipo de mecanismo capaz de generar novedades biológicas necesarias para producir saltos evolutivos y emergencia de nuevas formas vivas.

  24. Evaristo:

    Si el ejercicio de la ciencia, según pareces argumentar, es combatir la existencia de Dios, entonces el que no entiende de ciencia soy yo. De lo que hablas no es de hacer ciencia, sino de la defensa de una ideología. En ningún momento he hablado de Dios en alguno de mis comentarios. Sostengo que la conciencia es un ingrediente que existe en el Cosmos y nosotros (y no sólo nosotros) somos prueba de ello. Ustedes, los biólogos, intentan explicar a los seres vivos (el cuerpo) y cómo es que este funciona (que por cierto, lo hace de manera muy inteligente en base a una programación), pero omiten que ese cuerpo vive una experiencia y en nuestro caso es capaz de reconocerlo. Pues eso, por si no te habías dado cuenta, pertenece a otra categoría epistemológica que ustedes pretenden invadir y llenarla de mecanismos, instintos y llevarla al terreno del absurdo. Harían bien en dejar de andar exorcizando fantasmas y dedicarse a reportar los resultados que encuentran en el laboratorio. Eso es lo que produce vacunas, medicamentos, sugerencias para observar una dieta balanceada o realizar una correcta cirugía (cuyas conclusiones supongo que no ocurren por azar e involucran un sentido teleológico, una actividad, que por cierto, a su apóstol Darwin, le parecía que interfería con la sagrada sabiduría de la Selección Natural). Prediquen verdad en el laboratorio y dejen de estarnos catequizando.

  25. No te enteras Forlán. Direccionalidad/intencionalidad es incompatible con azar/aleatoriedad. Si tiro un dado por mucha intención que tenga de sacar un nº concreto el resultado final es aleatorio, luego la intención no juega ningún papel. El dado lo he podido tirar yo, mahoma o un terremoto y el resultado puede ser el mismo o no, pero siempre aleatorio (es decir: inintencionado). Es de cajón, no se le escapa a nadie ¿no?

    Lo que plantean en este blog es que no existe esa aleatoriedad, algo que se demuestra falso comparando las tasas de mutaciones beneficiosas, silenciosas y perjudiciales. Una mutación beneficiosa es un resultado aleatorio, lo mismo que sacar un 2 en un dado, en donde la intención no es un elemento necesario para nada ni cambia el hecho fundamental: el resultado es aleatorio. ¿Lo vas pillando?

  26. Felipe: “No puede haber debate porque para que la haya es preciso un mínimo de dos contendientes capaces de aportar algún tipo de argumento. Si una de las partes en vez de argumentos sólo puede ofrecer descalificaciones no se puede debatir.”

    En mi comentario no había ni una sola descalificación. Cuando tengas algún argumento que aportar saldras del mundo marginal de la blogosfera y se te escuchará.

  27. Arturo: ” En ningún momento he hablado de Dios en alguno de mis comentarios.”

    Decías que la información solo puede generarla una “entidad consciente”, lo cual es falso, pero además ¿cómo prefieres llamar a esa entidad consciente? Monesvol? Si es que no engañas a nadie. Buscáis meter a dios con calzador en las escuelas para adoctrinar masivamente a la población y volver a la edad media.

  28. Evaristo: “No te enteras Forlán. Direccionalidad/intencionalidad es incompatible con azar/aleatoriedad. Si tiro un dado por mucha intención que tenga de sacar un nº concreto el resultado final es aleatorio, luego la intención no juega ningún papel. El dado lo he podido tirar yo, mahoma o un terremoto y el resultado puede ser el mismo o no, pero siempre aleatorio (es decir: inintencionado)”

    Evaristo, cualquier resultado depende directamente de tu intención de tirar el dado ¿Lo pillas?. Sin esa intención no hay resultados, ni proceso aleatorio ni nada de nada ¿Lo pillas?. Si tu intención es sacar un número determinado, porque no te queda otro remedio, lo harás una y otra vez hasta conseguirlo, y ese resultado aleatorio será el fruto de tu intención ¿Lo pillas? En el caso del dado todo el proceso azaroso es intencionado ¿Lo pillas?
    Sin mutaciones azarosas no habría evolución, ¿Lo pillas?. Afirmar que las mutaciones azarosas carecen de intencionalidad/direccionalidad con respecto a la evolución, es una hipótesis totalmente innecesaria, carente de valor explicativo, no explica la existencia de esas mutaciones azarosas.¿Lo pillas? No es más que un dogma darwinista.

  29. Evaristo:

    Para que te enteres de una vez, no soy religioso. Deja de acusar al prójimo con tus prejuicios. Si fuiste a una escuela de curas y no te gustó, es un problema que debes resolver tú, pero no conmigo. A ti te parece que el Cosmos es idiota y estúpido, y que todo esto sólo es un absurdo. Pues a mí no me lo parece y no sé de donde vienes con que concebir conciencia en el universo es falso. Falsas las ideas de tu apóstol Darwin, cuya cosmovisión es la ley de la selva. ¿Quieres aprender de capitalismo salvaje? Estudia la fantasía darwinista. Sus creencias nos mantienen encadenados a las ideas de una Inglaterra Victoriana con hambre imperialista. No me gustan los dogmas de la iglesia, pero no los voy a cambiar por los tuyos.

  30. Arturo: “A ti te parece que el Cosmos es idiota y estúpido, y que todo esto sólo es un absurdo.”

    No. A ti te parece que a mi me parece eso. A mi me parece que no tienes ni pajolera idea de ciencias naturales, que solo las conoces por sus críticos, que casualmente son: o filósofos de la ciencia raritos o fervientes defensores de la fé. Como no te tengo por un ávido lector de Feyerabend, me inclino a pensar que estás adoctrinado.

    Arturo: “¿Quieres aprender de capitalismo salvaje? Estudia la fantasía darwinista. Sus creencias nos mantienen encadenados a las ideas de una Inglaterra Victoriana con hambre imperialista. No me gustan los dogmas de la iglesia, pero no los voy a cambiar por los tuyos.”

    Reconoces por tanto que acatas esos dogmas. No en vano, para ver si reflexionas, el país más imperialista y más capitalista del planeta es EE.UU. que curiosamente es la cuna del integrismo protestante y en donde más se critica a la biología evolutiva y a Darwin. Sus principales críticos se alinean ideológicamente con el partido republicano, principal responsable de las políticas más imperialistas y teocráticas que conoce occidente.

  31. Forlán: “Evaristo, cualquier resultado depende directamente de tu intención de tirar el dado ¿Lo pillas?.”

    Yo creo que me estás tomando el pelo. Lo que depende de tu intención, y no necesariamente, es “obtener un resultado”. Pero como te digo, no necesariamente: el dado lo puedes tirar tú, se puede caer por accidente, etc.

    Forlán: “En el caso del dado todo el proceso azaroso es intencionado ¿Lo pillas?”

    No necesariamente. ¿Y si el dado se cae por un temblor o un golpe de viento? ¿Es intencionado? El proceso aleatorio seguiría ahí, pero el resultado ya no dependería de una intención. ¿O sí? Parece mentira que estemos discutiendo esta sopla…

    Forlán: “Afirmar que las mutaciones azarosas carecen de intencionalidad/direccionalidad con respecto a la evolución, es una hipótesis totalmente innecesaria, carente de valor explicativo, no explica la existencia de esas mutaciones azarosas.¿Lo pillas? No es más que un dogma darwinista.”

    Y dale con el dogma… ¿sabéis acaso que significa esa palabra?

    Afirmar que las mutaciones carecen de intención es lo lógico en ausencia de pruebas de la misma. No es una hipótesis como no lo es negar la intencionalidad del unicornio rosa sin saber siquiera si este existe. ¿Qué sentido tiene afirmar que exista esa intencionalidad sin pruebas? ¿Qué aporta?
    Cuando te da el sol, en tus células se producen mutaciones ¿que intencionalidad le ves tu a eso? No hace falta buscar explicaciones mágicas, es el efecto de la radiación UV. Cuando fumas, si es que lo haces, se producen mutaciones en tus células y… ¿realmente crees que cuando tu fumas tu intención es mutar!? Vamos, es que ni Freud era tan retorcido. Precisamente por saber esto ahora estamos todos locos por dejarlo. En serio, es muy gracioso eso que propones: yo cuando fumo, aun cuando no conocía lo que podía hacerle el tabaco a mis células, en el fondo estaba intentando mutar. ¿También la polimerasa se equivoca a propósito o es que está Dios en todo momento diciéndole donde hacerlo?

    Surrealista!

  32. Evaristo:“Parece mentira que estemos discutiendo esta sopla…”

    ¿Temblor? ¿Golpe de viento? Discutes contigo mismo y con tus supuestos porque te da la gana. Fuiste tú quien habló de tirar un dado intencionadamente. Hablo de ese tipo de tiradas siguiendo el ejemplo que tú mismo has puesto. Y te guste o no, cualquier resultado que se pueda dar depende directamente de tu intención de tirar el dado, si no lo tiras adiós resultados ¿Lo pillas?

    Evaristo:“Afirmar que las mutaciones carecen de intención es lo lógico en ausencia de pruebas de la misma. No es una hipótesis como no lo es negar la intencionalidad del unicornio rosa sin saber siquiera si este existe.”

    Pues si afirmar que las mutaciones azarosas carecen de intencionalidad/direccionalidad con respecto a la evolución NO es hipótesis científica, no sé sobre que demonios estamos discutiendo ¡Haberlo dicho antes hombre!. Estamos de acuerdo.

    Evaristo:“En serio, es muy gracioso eso que propones:…”

    Sólo he propuesto una cosa. Y me acabo de enterar de que estamos de acuerdo.

  33. Pero no hay que olvidar que lo que no se puede hacer es convertir en dogma la idea de que las mutaciones carecen de finalidad y son siempre accidentales.
    Recordemos que desde los estudios de Cairns en 1989 son muchos los trabajos que vienen proponiendo la exitencia de muchos procesos de mutagénesis dirigida,
    Uno de los mayores defensores del carácter finalista de los procesos de cambio es James Shapiro de la Universidad de Chicago de cuyo último libro nos hemos ocupado ampliamente en estas páginas recientemente.

  34. Forlán: “Sólo he propuesto una cosa. Y me acabo de enterar de que estamos de acuerdo.”

    Nop. No lo estamos. Te ruego que respondas:

    Cuando te da el sol, en tus células se producen mutaciones ¿que intencionalidad le ves tu a eso?
    ¿realmente crees que cuando tu fumas tu intención es mutar!? ¿la polimerasa se equivoca a propósito o es que está Dios en todo momento diciéndole donde hacerlo?

  35. Felipe: “Recordemos que desde los estudios de Cairns en 1989 son muchos los trabajos que vienen proponiendo la exitencia de muchos procesos de mutagénesis dirigida”

    Cairns estudió la tasa de aparición de colonias revertientes de E.Coli mutantes para el operon lac previamente mutado (es decir, capaces de revertir la mutación para adaptarse a un medio con lactosa). Un problema para empezar es que no pudo discriminar entre selección de revertientes y detección de las mismas, un aspecto metodológico importante. Aún así, una cosa es el fenómeno observado, es decir el aumento de la tasa de mutaciones en el operon lac por encima de lo esperado por azar, capaces de revertir la mutación previa. Otra cosa muy diferente es la hipótesis con la que se pretende explicar el fenómeno: que las bacterias mutan de forma selectiva ese gen para adaptarse al medio. Ese experimento observa un fenómeno y propone una hipótesis ad-hoc. A parte de la critica a que no puede distinguir entre seleccion y detección de las colonias revertientes, experimentos posteriores han encontrado que microorganismos en condiciones ambientales estresantes se vuelven mucho más lábiles y proclives a mutar (hipermutabilidad), por lo que en condiciones como las de el experimento de Cairns la tasa de revertientes podría justificarse simplemente por azar e incremento de la tasa general de mutación. En otros casos involucran transposones y otras cosas que nada tienen que ver con esa supuesta direccionalidad.

    El fenómeno de la hipermutabilidad también se ha observado en la aparición de resistencias a antibióticos y en el crecimiento de células tumorales. Se explica como un fenotipo que aparece por cambios en el patrón y tasa de transcripción. Al aumentar la expresión de muchos genes, la célula se hace más proclive a que muten esos mismos genes, mientras que los genes que menos se transcriban son los menos proclives a mutar. En el caso del cáncer, se conoce que las poblaciones celulares que más se convierten en tumorales son las epiteliales, porque los epitelios tienen las mayores tasas de renovación, especialmente en las zonas de transición entre epitelios o “puntos calientes” que son sometidos a estres adicional.

    Por ejemplo, el reflujo gastroesofágico produce un cambio fenotípico en la zona de transición entre el epitelio gástrico y el esofágico. Las células del esófago tratan de adaptarse al reflujo ácido modificando la expresión de ciertos genes para diferenciarse a células epiteliales gástricas, que sí que resisten el contenido ácido del estómago. Esto es metaplasia y es perfectamente reversible. El problema es que esas células ya están en un estado hipermutable, especialmente para ciertos genes que permiten ese cambio fenotípico, lo cual va a hacer que eventualmente empiecen a acumular mutaciones en, precisamente los genes que permiten esa diferenciación a epitelio gástrico, hasta que al final no puedan diferenciarse más (anaplasia) y se produce así la transformación tumoral.

  36. “Francisco J. Ayala:
    Pero el significado de “azaroso” que es más importante para comprender el proceso evolutivo es que las mutaciones no están orientadas con respecto a la evolución; ocurren de forma independiente de si son beneficiosas o perjudiciales para los organismos. Algunas son benéficas, la mayoría no lo son, pero sólo las benéficas se incorporan a los organismos a través de la selección natural.”
    http://www.oei.es/divulgacioncientifica/opinion0016.htm

    Evaristo, si insistes te daré mi opinión sobre lo que preguntas. Pero te advierto que yo, al contrario que el señor Ayala por ejemplo, no pretendo hacer pasar por ciencia empírica algo que no lo es.

    Evaristo:“Cuando te da el sol, en tus células se producen mutaciones ¿que intencionalidad le ves tu a eso?”

    Pues si la intencionalidad existe, podría ser un intento de adaptación ¿No?

    Evaristo:“¿realmente crees que cuando tu fumas tu intención es mutar!?

    Yo no fumo, pero como suponer es gratis, supongo que lo que intentan es crearse una necesidad por gusto. Supongo también que el cuerpo intenta sobrevivir mutando, pero esto no es ninguna hipótesis científica ¿Sabes? No es mas que una suposición.

    Evaristo“¿la polimerasa se equivoca a propósito o es que está Dios en todo momento diciéndole donde hacerlo?”

    No sé que es Dios. Lo que sí puedo decirte es que si tienes la intención de hacer algo es porque tienes el ánimo de hacerlo. Lo que no presupone la intención es que lo vayas a hacer bien, es decir, de que no te equivoques. El error, la equivocación, no son una prueba de falta de intencionalidad. ¿Existe el ánimo? ¿Existe la voluntad? Si existen ¿puede ese ánimo llevar a la polimerasa a hacer lo que hace? Yo creo que sí. Pero esto no es ninguna hipótesis científica ¿Sabes? Sólo una convicción personal.

  37. Evaristo,
    en efecto, la reacción de la comunidad científica a los trabajos de Cains fue bastante desairada y se “impuso” el concepto de mutaciones “adaptativas2 en vez de dirigidas. Tal como se “explica” en el siguiente párrafo del trabajo de Patricia Foster “Adaptive Mutations; Has the Unicorn Landed?” había que buscar una interpretación ad hoc de los trabajos de Cairns que encajara obligatoriamente en el paradigma oficial. El sentido absolutamente dirigido de las conclusiones y el nacimiento perfectamente intencional de una hipótesis alternativo resulta bastante penoso como ejemplo de investigación científica.

    “Early in the project, we established that the mutational process was not “directed” toward specific targets (i.e., there was no reverse information flow) (Foster and Cairns 1992), and we renamed the phenomenon “adaptive mutation” (Foster 1993). We then pursued the alternative hypothesis that during selection a random mutational process affecting the whole genome might occur; the process would be adaptive if the variants (or the cells bearing them) were transient unless or until a variant arose that allowed the cell to grow (Cairns et al. 1988; Stahl 1988; Boe 1990; Hall 1990). Although less efficient than a directed mechanism, “trial and error” would have equivalent implications. With such a mechanism, a population could increase its genetic variability under stress yet maintain its genes more or less intact.”

    En todo caso me remito a mis artículos del pasado año sobre el tema en los links

    http://www.darwinodi.com/2010/09/22/%C2%BFmutaciones-fortuitas-o-mutaciones-dirigidas-1/
    http://www.darwinodi.com/2010/09/28/%C2%BFmutaciones-fortuitas-o-mutaciones-dirigidas-2

    desde entonces lo más relevante sobre el tema quizás sea el libro de Shapiro “Evolution : a View from the 21st century”. Un auténtico canto del profesor de la Universidad de Chicago al carácter finalista de las mutaciones adaptativas.

  38. Mira Forlán, visto que das rodeos para eludir responder de forma directa, tómate mis preguntas como algo sobre lo que reflexionar por tu cuenta. No te lo tomes a mal, pero como comprenderás no me voy a poner a discutir cosas que son evidentes por si mismas.

  39. Una parábola no es ciencia. Que una flecha sea disparada por un arquero no prueba de que el Universo fue creado. Un fósforo se enciende sólo cuando alguien lo decide. Sin embargo, los incendios pueden ocurrir en la naturaleza sin que nadie los provoque. Por lo tanto, según qué ejemplo elijamos, podemos concluir que el Universo ha sido creado o que no ha sido creado. Estas comparaciones son, en definitiva, sólo conjeturas, y no sirven como validación de las hipótesis de que el universo haya o no haya sido creado.

Deje una respuesta

Leer entrada anterior
Algunas Citas Ilustres sobre el Origen de la Vida

Felipe Aizpún William Thorpe, zoólogo:d El más elemental tipo de célula constituye un mecanismo inimaginablemente más complejo que cualquier máquina...

Cerrar