Gran cantidad de sedimento en el océano: El misterio del Cámbrico ¿Está resuelto?

Casey Luskin

cambrian marella

Un artículo reciente de Science Daily admite que la causa que desencadenó la explosión cámbrica ha sido siempre un “misterio”.

“Los resultados de la explosión cámbrica se encuentran bien documentados en el registro fósil, pero su causa -el porqué y cuando sucedió esto, y quizás también el motivo por el cual nada similar ha ocurrido desde entonces- ha sido un misterio”.

 Pero de acuerdo con él artículo, el “Misterio” ahora se encuentra básicamente resuelto ¿La solución? Es simple: había gran cantidad de sedimento en el océano. El trabajo de investigación publicado en la revista Nature y resaltado por Science Daily expresa la idea en un lenguaje más técnico: “Patrones anormales de sedimentación química” de hace 540-480 millones de años atrás “Indican un incremento en la alcalinidad oceánica”, “un intensificado desgaste químico de la corteza terrestre”, y “un prolongado período de denudación continental a nivel global”. De acuerdo con el artículo esto tal vez afectó a la composición química del agua de mar durante el tiempo en que los hábitats marinos de “poca profundidad se encontraban en un intenso proceso de expansión”, lo cual “fue quizás un disparador ambiental para la evolución de la biomineralización”, y de la “Explosión Cámbrica” de la diversidad ecológica y taxonómica que siguió a la emergencia de los animales en el Neoproterozoico.

En otras palabras, una gran cantidad de químicos en el agua que fueron resultantes de la erosión continental desencadenaron la explosión cámbrica.

Ahora bien, un escéptico respondería con firmeza que no se observa que el sedimento volcado al océano cause incrementos bruscos en la información genética,  que nunca se tuvo alguna experiencia con sedimento creando nuevos planes corporales, etc. Estos parecen ser, de hecho, fundamentos totalmente razonables para el escepticismo.

Pero este artículo no está interesado en explicar el origen de la nueva información genética necesaria para construir los complejos planes corporales que aparecen sorpresivamente en la explosión cámbrica. Realmente, no está explicando a la explosión cámbrica como un todo. Más bien, está intentando explicar el fenómeno de una manera superficial.

La premisa que se encuentra detrás del argumento de esta publicación es que de algún modo, el incremento de la precipitación química permitió a los animales primitivos construir partes duras, como caparazones y esqueletos, los cuales se fosilizan con mayor facilidad. Como establece el artículo de Science Daily: “Nuestra hipótesis es que la biomineralización evolucionó como una respuesta a la afluencia incrementada de los productos del desgaste continental”.

El argumento da a entender que la explosión cámbrica no representa realmente una evolución de nuevos animales, sino más bien de la habilidad de producir partes duras, las cuales fueron finalmente capaces de transformarse en fósiles. Puede que los animales de cuerpo blando hayan sido comunes antes del cámbrico, pero no fueron fosilizados.

Denominada como la hipótesis del “artefacto”, este punto de vista sugiere que la explosión cámbrica no representa una abrupta evolución de los planes corporales en animales, sino solo de la aparición de estructuras que pudieron convertirse en fósiles. Como afirma el artículo, el estrato del cámbrico “conserva el primer grupo de animales básicos con esqueleto, un hecho que la mayoría de los paleontólogos han interpretado como evidencia de las tendencias estratigráficas y de un registro incompleto de la evolución de los primeros animales”. El punto de esto es hacer a la explosión cámbrica menos explosiva.

Sin embrago, hay un problema con este punto de vista: los fósiles de animales que tienen exclusivamente cuerpo blando, son frecuentes a lo largo del estrato que represento a la explosión cámbrica; el cámbrico no representa meramente la aparición de sorpresiva de partes duras. Un trabajo de investigación publicado en la revista Nature en el año 2010 menciona la “preservación excelente de animales de cuerpo blando en los depósitos de Burgess Shale”.  Simon Conway Morris explica además:

“Las faunas marinas de animales que tienen solo partes blandas, pertenecientes al cámbrico medio e inferior, son un componente clave en la interpretación de las grandes radiaciones adaptativas en el comienzo del Fanerozoico (Explosion Cámbrica)”>> — Simon Conway Morris, “La fauna de Burgess Shale y la Explosión Cámbrica”, Science Vol. 246 (44928): 339-346 (20 de octubre de 1989).

De acuerdo con Conway Morris, cuando nosotros consideramos a los especímenes de Burgess Shale, los cuales Pertenecen a la Explosión Cámbrica, nada más y nada menos que un “95 por ciento poseen cuerpos blandos o esqueletos delgados”. De este modo, en el documental “Darwin´s Dilema” él establece:

“Pienso que el registro fósil perteneciente al Cámbrico se halla sorprendentemente completo. Pienso que quizás es más completo de lo que nosotros nos percatamos. La razón por la que esto es así es porque considerando a la estratigrafía en todo el mundo si en Gales, por ejemplo, recojo rocas cámbricas, encuentro ciertos fósiles  y luego voy a China, quizás no encuentre las mismas especies pero si encuentro las mismas clases de fósiles. Si estudio las Rocas del Carbonífero en Canadá me doy con que estas son las mismas que encuentro en este país. De esta manera nos hallamos frente a una excelente colección de faunas y floras que nos llevan a través del tiempo geológico. El marco general está adquiriendo este punto de vista”

De esta manera, la explosión cámbrica se presenta como un evento mundial que implica la aparición de animales con partes duras y también de aquellos que tienen exclusivamente cuerpo blando. Se trata de un evento real, no de uno considerado simplemente como un artefacto de un registro fósil imperfecto.

El Incremento del desgaste químico que ocurrió durante el tiempo de la explosión cámbrica, citado anteriormente, no explica la aparición brusca de genes nuevos y de otra información genética necesaria para producir nuevos planes corporales. Si ellos pretenden que nosotros aceptemos el hecho de que grandes cantidades de sedimento explican el origen brusco de nuevos planes corporales, esto con más razón hará de la explosión cámbrica un misterio.

Traducción: Daniel Alonso.

Fuente:http://www.idtucuman.blogspot.com.ar/2012/06/gran-cantidad-de-sedimento-en-el-oceano.html

Original en inglés: http://www.evolutionnews.org/2012/04/lots_of_sedimen059021.html

Deje una respuesta

Leer entrada anterior
El nuevo artículo de Paul Davies sobre la Información y el Origen de la Vida (V)

Felipe Aizpún  Quizás uno de los párrafos más significativos del artículo de Davies sea el siguiente: “Señalamos una curiosa implicación...

Cerrar