El origen de la información cosmica. Parte 2

Cristian Aguirre

Para entender mejor lo que es la información es necesario conocer una definición cualitativa y no meramente cuantitativa de lo que es en realidad. En este sentido la cuantificación de la información de Shannon nos resulta sin duda útil, pero necesitamos una definición formal de información. Para este propósito voy a usar una definición de información que puede ser sin duda más general y englobar en su seno todos los tipos de información. Dicha definición es la siguiente:

La información es una configuración inmaterial expresada en una estructura material que es susceptible de ser interpretada para producir una respuesta. (1)

Esta es una definición general que engloba varios tipos de información incluidas la información física y la significativa. Por ahora nos detendremos en un tipo de información plenamente físico. Donde la fuente, el mensaje y el destinatario son agentes físicos. Por lo tanto todavía no trataremos la información significativa relativa a entidades inteligentes sin importar cuanto lo sean. Hay quienes cuestionan que la información física sea verdadera información lo cual sin duda es algo muy relativo a la definición de información que se considere. Sin embargo, la definición previamente señalada se puede aplicar a ambos tipos sin problemas.

Veamos un ejemplo de información física. Un simple fotón transmite información y ello se confirma en la respuesta que produce en el cambio orbital de un electrón del átomo al cual alcanza. Allí hubo una respuesta como resultado de una interpretación basada en las leyes de la física. De este modo casi cualquier elemento físico desde los objetos macroscópicos hasta las partículas subatómicas pueden afectar con su sola presencia a otros elementos, resultando así en un vehículo de información y, más propiamente, en expresión de información.

Si el universo fuese tan solo una nube de plasma uniforme, la información en el universo sería mínima. No es el caso de nuestro actual universo. El mismo está lleno de innumerables estructuras simples y sumamente complejas. Por lo tanto, si quisiéramos reproducir el universo de plasma uniforme con un sistema de cómputo no nos demandaría mucha información, pero con un universo complejo como el que conocemos nos demandaría una extraordinaria cantidad de información para ser descrito.

La respuesta y la interpretación, por lo tanto, pueden producirse indistintamente para transmisores y receptores que sean tanto conscientes como inconscientes. Si para los primeros la información se basa en convenios de comunicación inteligentemente creados, para los segundos se basa en convenios de comunicación ya creados que llamamos leyes de la física.

De lo que hemos visto, elementos como los fotones (la luz) o las perturbaciones de compresión del aire (el sonido) son útiles para interpretar a distancia cómo es el entorno y que sucede en él. Pero incluso los objetos materiales no móviles también son conductores de información y también produce una respuesta. Con mis ojos yo puedo ver que si sigo caminando voy a encontrar una pared con la cual chocar. Pero si soy ciego la luz no me dará la información de que el muro está allí hasta que yo choque con él.

De acuerdo a lo que hemos visto para los físicos la información está íntimamente ligada a la energía y por ende también a la materia. Recordemos la famosa equivalencia de Einstein E=MC^2 que especificaba que la energía presente en la materia es igual al doble de su energía cinética a la máxima velocidad a la cual un objeto material puede viajar, es decir, a la velocidad de la luz. De este modo donde hay materia hay información física. La siguiente historia reciente nos puede dar una mayor comprensión aún:

Los servicios de inteligencia de los EEUU usaron una muy ingeniosa tecnología para “oir”, desde una gran distancia, las conversaciones que se realizaban en el interior de una habitación de la casa donde finalmente se halló a Bin Laden en Paquistán. No era posible instalar micrófonos y los supuestos sistemas de escucha de sonido no sirven en absoluto a grandes distancias de su fuente. De este modo debieron agudizar el ingenio para conseguir recoger de algún modo la información de audio de dicha habitación sin ningún dispositivo colocado en él. Como se vio en la definición, la información debe producir una respuesta en otros elementos físicos. Entonces si conseguimos detectar los patrones de dicha respuesta podremos hallar los patrones de la fuente.

Sabemos que la voz humana consiste en sonido el cual es una información expresada en una estructura de compresiones de aire que van a dispersarse por el entorno afectando a otros objetos materiales, es decir, objetos qué, si bien no interpretan el mensaje intelectivo humano, si interpretan el mensaje informativo físico. Uno de los objetos que es capaz de producir una respuesta ante la información acústica es el vidrio de una ventana.

Dicho vidrio vibra de acuerdo al sonido que le llega y su vibración será conforme el sonido recibido. Entonces lo que hay que hacer es recoger la información de las vibraciones del vidrio de la ventana de la habitación donde se encontraría posiblemente Bin Laden y convertir esta información vibratoria en sonido audible de nuevo a fin de escuchar las conversaciones realizadas en la misma y así poder tener mejor certeza si en verdad allí se encontraba el terrorista más buscado por EEUU.

Para poder recoger las vibraciones del vidrio usaron un rayo laser (posiblemente en longitud de onda infrarroja para no ser detectado) y un receptor adyacente al emisor que recogiera el reflejo del laser. De acuerdo a como vibre el vidrio, el rayo reflejado producirá proporcionales desviaciones del punto de reposo y así será posible registrar las vibraciones del vidrio de esta ventana a gran distancia. Luego con un software especial se haría la conversión de dicha información en su equivalente sonoro y así podrían escuchar las conversaciones de dicha habitación.

Como vemos en este caso, la información de audio no se perdió y dejo huellas en la respuesta interpretada por otro agente físico. Ahora bien ¿hasta adonde y hasta cuándo puede la información ser recuperada? o en otro caso ¿puede definitivamente perderse?

La paradoja de la información

En 1974 el físico británico Stephen Hawking sorprendió a la comunidad científica con un anuncio inesperado e inquietante que cuestionaba la inmutabilidad de la unitareidad de la física cuántica. Él, como experto en agujeros negros, anunció que la información de la materia que ingresa al interior del horizonte de sucesos de un agujero negro se pierde. De este modo los agujeros negros serían unos sumideros no solo de materia, sino también de la información que ella porta haciéndolos desaparecer del universo.

Un agujero negro se forma cuando una estrella masiva colapsa sobre sí misma y atrae toda su masa hacia un punto supermasivo llamado singularidad. Ahora bien, para todo cuerpo planetario o estelar un cuerpo cualquiera puede escapar de su campo gravitatorio y perderse en el espacio si supera cierta velocidad que se denomina velocidad de escape. De este modo, desde la escaza gravedad de un pequeño asteroide podría bastar un lanzamiento vigoroso de un astronauta para conseguir que una piedra nunca retorne al asteroide y se pierda en el espacio. Para la tierra tendría que lanzarla a 11.2 Km/seg. Desde la superficie del sol sería mucho mayor y desde cierta distancia de un agujero negro esta velocidad sería tan alta que se igualaría a la velocidad de la luz. Como consecuencia de esto ni siquiera la luz, en esta superficie límite alrededor del agujero negro y por debajo de ella, podrá escapar de la misma y así toda materia que ingrese a este límite ya no podrá recuperarse. Esta superficie límite es lo que se conoce como horizonte de sucesos.

Hawking descubrió además que los agujeros negros emiten una radiación (la llamada radiación Hawking) que implica qué, por muy masivo que sea el mismo, este terminará, después de un fabuloso lapso de tiempo, evaporándose y, por lo tanto, desapareciendo. Pero, como desmostraría Hawking, dicha evaporación no revela la información que quedó atrapada dentro de su horizonte de sucesos, es decir, la información que ingresa al límite que rodea al agujero negro donde la luz ya no puede escapar y el tiempo se detiene. Una vez atravesado este límite dicha información ya no puede recuperarse.

Esto último es lo que más inquietó a algunos físicos para los cuales cualquier perturbación de la una información se verá reflejada en las respuestas o reacciones que producirá en los agentes que alteran o generan de tal modo que la información nunca debería perderse. Esto es lo que pretendía decir el físico de la licuadora.

La doctora en astronomía argentina Carmen A. Nuñez es su artículo de CIENCIA HOY titulado “La paradoja de la pérdida de información en los agujeros negros” lo explica del siguiente modo:

“Supongamos que codificamos la información que hay en una enciclopedia en bits, así como una computadora almacena la información, en secuencias de ceros y unos. Si escaneamos la enciclopedia y guardamos la información en la computadora, al día siguiente podremos leerla sin inconvenientes en principio. Pero en mecánica cuántica la evolución temporal de un sistema lo hace cada vez más complicado. Los distintos bits de información están correlacionados y evolucionan con el tiempo de manera que no se puede conocer el estado de cada uno de ellos sin tener un conocimiento completo de todos. De manera que si queremos leer una enciclopedia cuántica al día siguiente de haberla codificado necesitamos una enorme cantidad de información. Esto no significa que no podamos leerla, que la información se destruye. Solo que se hace más y más difícil reconstruirla a medida que pasa el tiempo. Pero la información no se destruye. Esta es una premisa básica de la mecánica cuántica que se verifica experimentalmente en todos los procesos conocidos hasta el momento.

Aunque los procesos físicos pueden transformar la información contenida en un sistema y hacerla inaccesible en la práctica, en principio la información siempre se debe poder recuperar. Una analogía de esta afirmación sería: Si quemamos la Enciclopedia Británica o la Enciclopedia de la Real Academia Española, las llamas y las cenizas serán muy parecidas en los dos casos, pero en realidad hay diferencias sutiles: con suficiente inteligencia y tecnología avanzada debería ser posible descifrar el contenido de la enciclopedia observando las llamas y las cenizas”. (2)

Definitivamente lo que pretenden decir la astrónoma Carmen A. Nuñez y el físico de la licuadora podría ser básicamente cierto si consideramos tan solo información física. Para el físico británico Leonard Susskind la información no se pierde porque queda almacenada en el horizonte de sucesos y para el físico argentino Juan Martin Maldacena, mediante un razonamiento similar basado en la teoría de cuerdas, tampoco. Para el propio Stephen Hawking, después de 30 años de insistir en que dicha información si se pierde, finalmente afirmó en el año 2004 que la información física no se pierde, pero a diferencia de Susskind y Maldacena, para Hawking la solución a esta paradoja de la información estriba en que el contexto del problema debe ser ampliado al multiverso, haciendo de este modo que el problema local se vea aliviado si se juzga que dicha información, que puede parecer que se pierde localmente, no lo hace en realidad en un contexto de múltiples universos o universos nacientes de agujeros negros, los llamados “agujeros blancos” .

No todos los físicos están de acuerdo con estas soluciones. El físico británico Roger Penrose considera que Hawking tuvo razón durante los 30 años que sostuvo su paradoja. Él resume tres alternativas sobre la misma:

  • PÉRDIDA. La información se pierde irremediablemente cuando el agujero se evapora.

  • ALMACENAMIENTO. La información se almacena en la pepita final. Esta pepita sería un posible remanente, según lo que afirman algunos físicos, de lo que se conoce como Explosión de Hawking. Esta se produce en las etapas finales de la evaporación de un agujero negro cuando su temperatura se eleva conforme disminuye su tamaño con mayor velocidad cada vez. Llegado un punto se producirá una inestabilidad desbocada que terminará en una explosión donde la masa-energía del agujero se convertiría por completo y de forma instantánea en radiación. Para estos físicos, que repudian la idea de que la información pueda perderse, ésta pepita almacenaría la información remanente. Sobre esto Penrose afirma: “El problema es que resulta difícil ver cómo toda la información concerniente a los detalles de la materia que colapsó en el agujero – que podría haber sido en su origen un agujero negro de tamaño estelar o incluso galáctico antes de que la radiación térmica (y por consiguiente, prácticamente “libre de información”) se llevase casi toda la masa del agujero – podría estar almacenada en dicho resto”.

  • RETORNO. Toda la información se recupera en la explosión final.

Sobre estas tres posibilidades Penrose se pronuncia del siguiente modo:

“El lector podría preguntarse por qué la gente siente la necesidad de llegar hasta el ALMACENAMIENTO o el RETORNO, cuando parece que la alternativa más obvia es la PÉRDIDA. La razón es que la PÉRDIDA parece implicar una violación de la unitariedad. Si la filosofía de la mecánica cuántica de uno exige que la unitariedad sea inmutable, entonces uno está en dificultades con la PÉRDIDA. De ahí la popularidad entre muchos (y aparentemente la mayoría) de los físicos de partículas de las alternativas ALMACENAMIENTO o RETORNO, pese a la apariencia retorcida de las mismas.

Mi propia opinión es que la PÉRDIDA de la información es ciertamente la más probable. Un examen de la Fig. 30.14 transmite la imagen clara de que el material físico que colapsa cae simplemente a través del horizonte, llevando con él toda su “información”, para ser finalmente destruido en la singularidad. Nada particular, de importancia física local, debería suceder en el horizonte. La materia ni siquiera “sabe” cuándo cruza el horizonte. Deberíamos tener en cuenta que podríamos estar considerando un agujero negro inicialmente muy grande, quizá como los agujeros que se cree habitan en los centros galácticos, que podría ser de un millón o más de masas solares. Cuando se cruza el horizonte no sucede nada en particular. La curvatura espacio temporal y la densidad de materia no es tan grande: tan solo del tipo que encontramos en nuestro propio sistema solar. Ni siquiera la localización del horizonte está determinada por consideraciones locales, puesto que la localización depende de cuánto material caiga posteriormente, entonces ¡el horizonte se habrá cruzado en realidad antes!

Creo que es inconcebible que, en el instante inmediatamente anterior a que se cruce el horizonte, se emita alguna señal al mundo externo que transmita fuera los detalles completos de toda la información contenida en el material que colapsa. De hecho, una simple señal no sería suficiente, puesto que el propio material es realmente, en cierto sentido, la “información” que a uno le interesa. Una vez que ha caído a través del horizonte, el material queda atrapado y es inevitablemente destruido en la propia singularidad”.

“La situación con el ALMACENAMIENTO no es mucho mejor, si es que la hay. Incluso si la pepita se forma, no sirve realmente para nada, puesto que la “información” está encerrada para siempre, y me parece que es lo mismo que perderse. Si el único propósito de la pepita es “salvar la unitareidad”, entonces habría que formular una QFT (Teoría cuántica de campos) consistente de pepitas, y hay varias dificultades para hacerlo. Tal como lo veo el razonamiento de Hawking nos ofrece un potente argumento por el que, de acuerdo con la PÉRDIDA, debe esperarse que la unitareidad sea simplemente violada en ciertas situaciones cuando la relatividad general entra en la imagen junto con los procesos mecanocuánticos”.(3)

Probablemente la violación de la unitareidad no sea el único escrúpulo con el cual se repudia la alegre perdida de información en un agujero negro. Quizás también tenga relación con otra paradoja o misterio que tiene relación con el origen de la información en el cosmos. Pero antes de tratar dicho tema tendremos que realizar un recorrido de carácter termodinámico sobre la información para tratar con este misterio y nuevamente volver al tema de los agujeros negros. Pero esto lo haremos en los próximos post.

Referencias:

1. Cristian Aguirre del Pino. Elementos de Estructuras Funcionales. OIACDI 2009. Capitulo 8
2. Carmen A. Nuñez. La paradoja de la pérdida de información en los agujeros negros. CIENCIA HOY. Volumen 16 N º 91 ( Febrero – Marzo , 2006 )
3. Roger Penrose. El camino a la realidad. DEBATE 2004. Capitulo 30

23 Respuestas para El origen de la información cosmica. Parte 2

  1. Justamente no hace mucho ví el reportaje titulado “La paradoja de Hawking” que trataba fundamentalmente de la “guerra” entre Hawking y Susskind sobre la pérdida de información en los agujeros negros, siendo Susskind el ganador. Y la solución de Hawking sobre el multiverso parece que no convenció mucho a los físicos en la conferencia en la que la anunció, por no decir que fue recibida con mucho escepticismo. Aunque confieso que no sé qué tiene que ver esto con el darwinismo o el DI.

  2. Oscar lo que sucede es que el Diseño Inteligente no se circunscribe solo al paradigma biológico, sino que también tiene injerencia en el paradigma cosmológico. Algo que muy poco se ha tratado en este blog y que por ello estoy ofreciendo esta serie. Conforme se publiquen mas post se revelará que tiene esto que ver con el DI. Ahora bien, con el darwinismo en realidad no tiene que ver nada.

    Si los lectores desean ver este documental pueden verlo en yotube en el siguiente link:

    http://www.youtube.com/watch?v=jS01BI8w7TM

    Esta es la primera parte y las otras se pueden conseguir allí mismo.

  3. Ciertamente siempre me había sorprendido que los defensores del DI nunca dijeran nada del actual paradigma cosmológico. Más que nada porque si les parecía imposible que la vida aparezca de forma natural sin la injerencia de un ente inteligente, más imposible les debería parecer que el universo entero salga de la nada absoluta. Aunque no veo muy claro que es lo que el DI va a conseguir abriendo otro frente con los físicos.

  4. Hola,

    Leo el blog desde hace tiempo y hoy os hago el primer comentario.
    El ejemplo que dais de un fotón que activa un electrón, según veo no se adaptaría a la definición que dais de información: “La información es una configuración inmaterial expresada en una estructura material que es susceptible de ser interpretada para producir una respuesta”, ya que no hay interpretación. Interpretar sugiere que hay varias respuestas o acciones posibles y se elige una (Explicar acciones, dichos o sucesos que pueden ser entendidos de diferentes modos según la RAE), y en el caso de los fenómenos físicos la acción-reacción está predeterminada y no admite “interpretaciones”

    un saludo,
    Álex

  5. Alex comprendo tu observación ya que estamos usando diferentes conceptos del término “interpretación” que es necesario aclarar. Si usamos una acepción del término subjetiva, donde algo puede tener varias “interpretaciones” y se elige una. Tu objeción es correcta. Entonces usar dicho término es un error.

    Ahora bien, esa no es la acepción que uso y aprovecho para aclarar el concepto. Hablo de interpretación objetiva ligada inequívocamente a UN SOLO CONVENIO DE COMUNICACIÓN. Por poner un ejemplo. Si viajo por avión o helicóptero y veo en una zona inhóspita tres letras grandes que dicen: SOS, yo voy a interpretar que es una señal de auxilio y voy a reaccionar verificando si hay allí alguien en apuros y de ser así pediré un equipo de rescate. No se trata aquí que SOS sea algo sujeto a subjetividades y que para unos signifique “sopa” y para otros “hola” porque hay un convenio internacional de comunicación que establece que SOS es una señal de solicitud de auxilio y, por lo tanto, DETERMINA COMO DEBO REACCIONAR ANTE ÉL suministrando socorro.

    En la física la situación es aún más objetiva ya que no hay mentes subjetivas aparte del hecho que las leyes de la física no admiten objeciones y violaciones. Un átomo no puede subjetivizar la llegada de un electrón y no reaccionar ante él de una manera definida por las matemáticas y valores de las constantes físicas tomando valores arbitrarios. Cuando un fotón hace reaccionar a un átomo no solo puede producir un cambio orbital de un electrón, sino incluso puede llegar a expulsarlo del átomo si la energía del fotón supera cierto umbral (efecto fotoeléctrico). Dicha reacción dependerá, por lo tanto, de dicha energía conforme la expresión E= hv donde h es la constante de Plank y v la frecuencia. Tanto el valor de la constante de Plank como la expresión matemática que define la energía del fotón son UNA INTERPRETACIÓN PORQUE DETERMINAN CÓMO DEBE REACCIONAR EL ÁTOMO. De este modo se explica por qué las leyes físicas también constituyen convenios de comunicación.

    Saludos

  6. Oscar

    Los frentes están abiertos por todas partes. Si supones que la ciencia es un edificio donde todos sus integrantes comparten la misma visión, me parece que te equivocas.

    Te invito a que veas esta entrevista a Freeman Dyson (quien cuenta con una variedad de conocimiento y contribuciones a la ciencia que acreditan una opinión muy bien documentada) en el que hace hincapié al fanatismo que profesan algunos que creen que la ciencia será capaz de explicarlo todo y los equipara a los fundamentalistas religiosos.

    http://www.closertotruth.com/participant/Freeman-Dyson/31

  7. Arturo,

    El DI sólo tiene un frente abierto con el neodarwinismo. Sólo hay que ver las webs que hay en la red, el nombre de esta web o los libros que recomiendan : darwin o DI. Del paradigma cosmológico no hablan…excepto en estos artículos que ahora han escrito. Por eso me parecía sorpendente que no se hablara del tema, teniendo en cuenta que el razonamiento del DI inevitablemente apunta también a las cosmologia (si la vida no puede haber sido fruto de un proceso natural, menos todavía la aparición del universo a apartir de la nada absoluta). Yo siempre había pensado que no hablaban del tema para no tener que lidiar con los “cerebritos” de la física en una confrontación que muy difícilmente podrían ganar.

  8. Oscar
    en efecto, el DI es un movimiento intelectual que abarca también los argumentos cosmológicos en favor del ajuste fino. hay una muy amplia literatura al respecto aunque en este de blog, al menos de momento, nos hemos querido centrar en el Di en el ámbito de la Biología.
    No hay nada que lidiar con los “cerebritos” de la Física. Al contrario la inferencia de Diseño no es una contradicción con el conocimiento científico sino que se deriva precisamente de él.

  9. Cristian,

    Gracias por la aclaración. Ahora comprendo a lo que te refieres con información física. Pero a mi modesto entender, se está confundiendo la información que puede contener un medio físico con la capacidad de transmisión de información de dicho medio. Puesto en el ejemplo del fotón, la información vendrá dada por su frecuencia, o en el caso de la escucha por láser por el tiempo de tránsito ida y vuelta desde el emisor.
    Un fotón CONTIENE información en cuanto posee una frecuencia única respecto a todo el espectro de frecuencias de la luz. Esto es diferente a su capacidad de TRANSMITIR información excitando un átomo
    Igualmente, cuando hablas de la información del universo que puede o no perderse en un agujero negro, se referiría a la masa, posición y velocidad de las partículas, frecuencia de cada fotón, etc.. Esto sería la información que nos permitiría reconstruir el universo en un momento dado. Y es diferente de las leyes físicas que rigen en el universo

    Saludos,
    Álex

  10. No voy a decirlo yo, mejor que lo diga alguien con una currícula del tamaño de este científico:

    “Como científico, adiestrado en los hábitos del pensamiento y el lenguaje del siglo XX más bien que del XVIII, no afirmo que la arquitectura del universo pruebe la existencia de Dios. Solo afirmo que la arquitectura del universo es consecuente con la hipótesis de que un elemento mental desempeña un papel esencial en su funcionamiento.” – Freeman Dyson

    Si no te basta, consulta a Wojciech Zurek o a George Ellis.

  11. Oscar: te remito a todos los cerebritos físicocuánticos (no recuerdo ya en qué post), empezando por Plank que sí se adhieren al diseñador como explicación del origen del Universo, ergo de la vida. No son pocos y, lo que más importa, cuanto más se sabe del Universo más difícil es ignorar la hipótesis de ese tipo.
    Pero si ha habido que improvisar lo del multiverso para resistirse a la evidencia…

  12. Oscar: te remito a todos los cerebritos físicocuánticos que reseñé (no recuerdo ya en qué post), empezando por Plank, que sí se adhieren al diseñador como explicación del origen del Universo, ergo de la vida. No son pocos y, lo que más importa, cuanto más se sabe del Universo más difícil es ignorar la hipótesis de ese “tipo”.
    ¡Pero si ha habido que improvisar lo del multiverso para resistirse a la evidencia…!

  13. El principal problema del DI no es si es verdadero o falso, sino si permite el método científico o no lo permite. Realmente podríamos coger cualquier elemento que no entendamos de la realidad aunque sospechemos que funciona y achacar su existencia y funcionamiento a cierto diseño inteligente que no comprendemos (ni podremos comprender).

    Por otra parte hay una cosa llamada principio holográfico que explica mejor que cualquier otra cosa la paradoja de Hawking. Y si la información de Shannon es la información física menos el conocimiento del sistema es lógico que el aumento de entropía transforma el conocimiento del sistema en información de Shannon (sin perdida de información y manteniendo la causalidad).

  14. Kognar:
    El principal problema del neoDarwinismo no es si es verdadero o falso, sino si permite el método científico o no lo permite.
    Si el método científico desmiente sus postulados (¡¡¡y aun en el supuesto de que no ofreciera una alternativa al postulado previo que desmiente!!!) debe reconocerlo.
    Digo lo del paréntesis para anticiparme al sonsonete habitual de que DI debe explicar “su” alternativa.
    Si los del CERN acaban por demostrar que el neutrino llega a destino antes que la luz (“Si…”) aunque no tenga alternativa al postulado einsteiniano que con ese hecho se tumbara, lo que no se les puede decir es: “mientras no traigas alternativa me sigo quedando con la explicación basada en que nada viaja más deprisa que la luz”.

  15. Eso no es un problema, fernando: el neodarwinismo SÍ permite el método científico.

    Y si se quiere suplantar a la teoría de la evolución, más allá de que la teoría que se postule DEBE ser científica, debería explicar lo mismo que la teoría de la evolución. Esto no es un sonsonete.

    Dejemos la evolución de lado, tirémosla al tacho. Ahora explíqueme como aparece una especie nueva en la Tierra.

    Si no puede, yo voy a seguir aceptando que la explicación más lógica, racional y fundamentada (empíricamente) la da la teoría de la evolución.

    Por otro lado, Kognar tiene razón. Desde el DI deberían demostrar la existencia del diseñador o la realidad del mecanismo con el cual diseña o luego materializa su diseño. No tienen forma de demostrar ninguna de las dos cosas. No hay experimento, al menos por el momento, que permita verificar nada de esto. Lo que queda es asumir en base a lo que no se sabe (o no se quiere saber).

  16. Guillermo: otra vez confunde evolución con darwinismo o neodarwinismo. Otra vez “teoría de la evolución” para englobar confusamente el hecho de la evolución con la explicación darwinista.
    Y no, a veces el darwinismo actual NO es respetuoso de lo que la ciencia ahora muestra.

  17. Son sus opiniones. No hechos.

    Fantástico. Como dije, tiremos al tacho la teoría de la evolución (si dije evolución en mi comentario anterior, fue un error porque escribí muy rápido, me estaba refiriendo a la teoría de la evolución). Hagamos de cuenta que no existe o que es totalmente errada.

    Explíqueme como aparece una especie nueva en la Tierra.

    Por favor, no esquive la pregunta.

  18. Yo advierto que no soy físico, pero muy aficionado a la física y a la lógica, así que vayan por delante mis excusas por si digo alguna inconveniencia. Acabo de descubrir este blog y me parece que lo seguiré una temporada, y espero aclarar con vosotros mis infinitas dudas.

    Guillermo, la pregunta podría plantearse desde el otro lado: explíqueme usted cómo aparece una nueva especie en la Tierra desde su perspectiva. Porque la de Francis S. Collins, ex director del Proyecto Genoma Humano, por poner un solo ejemplo de cierto empaque, es que es imposible que se deba al azar.

    Ya hablando a todo el mundo, y sin recurrir a personalidades, mi hipótesis al respecto es bastante simple, de andar por casa:

    Parece que sabemos que en el principio de los principios existía un negativo y un positivo un poco más grande que el negativo, que se pusieron a iterar y por lo tanto a entremezclarse, dando lugar a la infinidad de “cosas” diferentes que han existido y existen siguiendo tan simple patrón. Luego la “simple” fórmula de positivo y pico más negativo, ha dado lugar a todo desde lo más simple a lo más complejo, luego existe la tendencia a existir de todo lo que es posible que exista, incluidos nosotros y cualquier nueva especie que surja en el futuro. Nada extraño.

    La cuestión entonces es reconocer que utilizar el simple algoritmo primigenio para crear el universo es una genialidad propia de algo superior, un “programador supremo” y el tiempo necesario. Pero ¿Qué es el tiempo? Algo que pertenece a nuestro universo, un elemento esencial en el desarrollo del algoritmo. ¿Y qué es el universo? ¿Un holograma? Entonces algo “virtual”. Si sabemos lo que se puede hacer con un ordenador con ceros y unos, luego positivos y negativos ¿no surgen las nuevas “especies” de programas, incluso hologramitas de andar por casa y artefactos a partir de algo tan “simple”? ¿En qué se apoyan? En el primigenio dúo vida+/muerte (vida un poquito más grande que muerte, más muerte), encendido+/apagado, uno+/cero. ¿No?

  19. Santiago:

    Le haría la observación de que la teoría de la evolución explica como operan los mecanismos que dan lugar a la diversidad de especies.

    Existen una serie de procesos que generan variabilidad genética. La selección natural, a su vez, opera de diversas maneras: a través de la supervivencia, a través del éxito reproductivo, etc.

    Para poder acercar su hipótesis a, por ejemplo, la teoría de la evolución, usted debería poder explicar como a partir de esa dualidad positivo/negativo de la que habla una especie se adapta a cambios en su ambiente, por ejemplo, o como surgen diversas especies.

    Yo por mi parte, adhiero plenamente a la teoría de la evolución. Acepto que toda especie surge a partir del cambio paulatino que va sufriendo una especie anterior.

  20. Gracias por la respuesta, Guillermo, a ver si vamos desenmarañando el embrollo poco a poco y llegamos a alguna conclusión interesante. Esto es lo que pienso:

    Darwin explica la evolución, cómo hace la evolución para evolucionar las especies, por supuesto, no lo voy a negar, y también lo que usted dice, sería absolutamente ridículo hacerlo.

    Pero deja muchas lagunas, y entre ellas La Madre de Todas las Claves: ¿Por qué hay evolución? ¿Cuál es su causa? ¿Por qué no se estabilizó la expansión del universo cuando medía, por ejemplo, un milímetro, o dos kilómetros y medio? ¿Por qué no se contrajo el universo sobre sí mismo? Según los físicos por ese pelín más grande de lo positivo con respecto a lo negativo ¿Hubiera ocurrido lo que ha ocurrido en la vida si la partícula positiva no hubiera sido un pelín más grande que la positiva, si fuese un “pelitinín” en lugar de un “pelín”? Pues según los físicos la respuesta es clara: NO

    Luego la existencia de ese algoritmo primigenio es La Madre de Todas las Claves… y a la vez La Madre de Todas las Dudas.

    Y estas son mis dudas:

    La primera cuestión entonces es: ¿por qué la evolución? ¿Cómo explica la teoría de la evolución la existencia, la necesidad y la inevitabilidad de un proceso llamado evolución? ¿Cómo explica lo que es previo a sí misma? La teoría de la evolución, lo que no explica es a sí misma. O al menos no que yo sepa. Si usted lo sabe, le agradeceré que me informe para salir de mi error, porque le confieso que aborrezco estar equivocado; aunque me he equivocado infinidad de veces en la vida y me seguiré equivocando otra infinidad de veces, sobre estas cosas importantes no soporto la incertidumbre que implica la posibilidad de estar pensando cosas erróneas, porque ello implica a su vez un sinnúmero de consecuencias.

    La segunda parte, la otra cara de la moneda de La Madre de Todas las Cuestiones es: ¿Para qué? ¿Para qué existieron en principio el positivo+ y el negativo? ¿Con qué objetivo existe la evolución desde los primigenios “positivo+” más “negativo”? ¿Con ninguno? ¿O el ser humano va observando, en la medida en que su existencia temporal le permite, el objetivo de hacer al ser humano más perfecto cada día, más cercano al ideal cristiano, Jesucristo, pese a todas las vicisitudes que la existencia de lo negativo implican? No piense en términos religiosos o teológicos cuando hablo de Jesucristo, piense en términos de evolución humana hacia un ideal igual que en deporte se replican modelos exitosos que dan lugar a la continua mejora del rendimiento. ¿Tiene usted algún dato que me aclare el para qué de la evolución?

    Yo no niego a Darwin en absoluto, ni creo que lo niegue alguien que piense con un mínimo de rigor, pero Darwin no explica el para qué ni el porqué del algoritmo previo, sino que explica lo que sucede a partir de él. O al menos así lo veo yo.

    Usted o quien lea esto me dirán.

    Saludos cordiales

    @rabiesan

  21. Santiago, estoy totalmente de acuerdo con lo que usted postula.

    A diferencia de otras personas usted ha comprendido el alcance de la teoría de la evolución, que no es explicar el por que, si no el como y, por supuesto, todos los interrogantes que usted plantea más allá de esta teoría son muy válidos; de hecho, diría que son esenciales para el ser humano.

    Creo que las respuestas a esos interrogantes entran en un plano muy personal. Realmente sería interesante que las participaciones en este foro buscaran responder a esos interrogantes y no simplemente rechazar la teoría de la evolución con argumentos erróneos.

  22. Bien, pues espero que algunos foreros veteranos nos expliquen su punto de vista sobre estas cuestiones.

    ¿Para qué la evolución? ¿Cuál es su objetivo? ¿Perfeccionarnos? Parece que sí. ¿Hacernos más parecidos a El Padre?

    El mecanismo de utilizar el Caos para producir la evolución partiendo de ese algoritmo orignial, lo abierto, con todo lo que ello implica, me parece tan genial que me coloca en un estado extático. La evolución parece un fractal del algoritmo primigenio.

Deje una respuesta

Leer entrada anterior
Richard Lenski: Evolución en el Laboratorio

Felipe Aizpun Richard E. Lenski es un conocido científico norteamericano experto en biología evolutiva. Su contribución más popular es el...

Cerrar