¿Mutaciones fortuitas o mutaciones dirigidas? 2

Por Felipe Aizpún

El problema para Merlin, en su afán por reconducir todos las evidencias empíricas hacia interpretaciones no teleológicas es que ha quedado ampliamente demostrado que existen, en muchos organismos vivos, mecanismos moleculares mutacionales que responden de forma específica a determinadas presiones ambientales produciendo la reacción necesaria para vencer una amenaza concreta. Se trata por lo tanto, no sólo de que se haya demostrado que determinadas presiones ambientales aumentan la tasa de mutaciones en estos organismos, desencadenando respuestas de carácter fortuito, sino que ha quedado ampliamente documentado que además, las respuestas que producen estos mecanismos mutacionales se corresponden expresamente con las circunstancias ambientales que las desencadenan.

Merlin ha ideado sin embargo una respuesta ingeniosa para reconducir todo al seno del paradigma neo-darwinista. Se trataría de invocar que dichos mecanismos mutacionales específicos, son, en sí mismos, el producto de un proceso evolutivo y que habiendo surgido por azar, en cuanto que suponen una ventaja adaptativa para los organismos que los poseen, han proliferado en el seno de las poblaciones bacterianas estudiadas. Pero el caso es que hemos abierto una rendija en la puerta que nos conduce hacia interpretaciones teleológicas y alguien ha metido la puntita de la pata a través de la rendija.

La respuesta de Merlin es perfectamente arbitraria, nada científica, carece de capacidad de verificación o de falsación, supone un mero acto de fe. Resulta demasiado habitual confundir el que algo pueda ser objeto de un proceso de selección natural, con que ese “algo” sea en sí mismo el producto o la resultante de un proceso de selección natural sobre eventos de origen estrictamente fortuito. El hecho de que un mecanismo mutacional orientado a la producción de mutaciones beneficiosas pueda ser “seleccionable” es una idea respetable: la cuestión sobre si tal mecanismo puede haberse producido por selección natural es bien distinta. De hecho, muy a menudo se comprueba que allá donde se experimentan por parte de muchos organismos, mutaciones beneficiosas, encontramos que había mecanismos altamente regulados responsables de tal evento mutacional. Y esto, no puede sino dar que pensar a nuestros científicos.

Merlin defiende en su artículo que el aumento de la frecuencia mutacional en los organismos vivos en situaciones de presión ambiental es un hecho constatado, en sí mismo perfectamente compatible con el modelo darwinista. Lo cual es cierto pero sólo a medias. Lo que Merlin no menciona es que las observaciones apuntan cada vez más a que las respuestas a la presión no consisten únicamente en un cambio de frecuencia en los procesos de mutación sino también a que dichas respuestas en general son respuestas perfectamente orquestadas y organizadas que se sustentan sobre mecanismos o herramientas biológicas específicamente apropiadas para poder ser eficaces. Fuera de la existencia de esos específicos mecanismos mutacionales, las variaciones beneficiosas requeridas por el organismo ante determinados retos ambientales no se observan. La interpretación teleológica resulta difícil de eludir.

Pero es que, además, para que se verifiquen las mutaciones beneficiosas mencionadas, no basta que las mismas se produzcan en el momento adecuado sino también en el lugar adecuado del genoma. Está verificado que existen en el genoma determinados hot-spots (puntos calientes), secuencias que presentan una disposición especialmente favorable a experimentar variaciones o cambios de carácter mutacional. Merlin aduce que la existencia de estos hot-spots no representa en sí misma una contradicción con el modelo neo-darwinista que propugna el carácter estrictamente fortuito de los cambios. Lo cuál, de nuevo, es cierto pero sólo en parte; el hecho es que los hot-spots están precisamente allí donde se necesita que estén para que una mutación beneficiosa tenga lugar. El hecho de que los hot-spots observados se relacionan directamente con mutaciones potencialmente beneficiosas es, de nuevo, un claro desafío al modelo estrictamente naturalista dominante, ya que implica que la información previamente presente en el genoma, y no la selección natural, sería la responsable de la dirección del proceso de cambio.

Una última advertencia resulta imprescindible. He hablado en este artículo de los eventos mutacionales como fenómenos de cambio, y he eludido expresamente hacer relación al proceso evolutivo. No cabe duda de que el propósito de Merlin es defender el carácter fortuito de las mutaciones observables en los microorganismos porque participa de la idea esencial al modelo neo-darwinista de que micro y macro-evolución no son sino fases de un único proceso, y que las mutaciones observables en los organismos más simples suponen el sustento, por acumulación y selección, del proceso evolutivo al más alto nivel. Quiero insistir en mi más firme rechazo a esta hipótesis nunca verificada. En realidad la discusión en torno al carácter dirigido o fortuito de los cambios experimentados por los organismos procariotas tiene poco que ver directamente con el proceso de transformación o emergencia de los cuadros morfológicos de los seres vivos más complejos.

De hecho, sabemos que las bacterias presentan una enorme tasa de mutaciones en su dinámica biológica de adaptación a las condiciones ambientales más diversas a través de sus procesos de metabolismo. Pero igualmente sabemos que jamás una dinámica mutacional ha provocado que un organismo procariota se termine convirtiendo en un organismo de un nivel de complejidad superior. La hipótesis de la endosimbiosis seriada de Margulis supone en definitiva la constatación de los límites del desarrollo evolutivo de los procariotas por vía de mutación, bien sea aleatoria y fortuita, bien sea dirigida por medio de mecanismos mutacionales ad hoc.

Lo que sí es relevante en este caso, es considerar que existen episodios en la biología que apuntan a la existencia de procesos pre-programados, y quizás intencionalmente diseñados; es decir, que existen eventos que sugieren legítimamente una interpretación finalista de la dinámica de la vida. Y si esta interpretación finalista se nos aparece no sólo como legítima sino también como razonable, el estudio de la evolución entendido como un proceso de cambio en el tiempo, a todos los niveles, podría también legítimamente ser interpretado, cualesquiera que sean los mecanismos que lo han desencadenado, como un proceso orientado hacia un resultado. Es decir, como un proceso diseñado por un diseñador inteligente.

8 Respuestas para ¿Mutaciones fortuitas o mutaciones dirigidas? 2

  1. Habiendo leído bastantes entradas y comentarios de este soberbio blog, y dado que no hay encendida ninguna discusión, aprovecho yo para solicitar a alguien inteligente (o sea, que no crea que el azar anda “diseñando” cosas por allí si se le da suficiente tiempo) me orientase en algo que me ronda hace tiempo.
    Como introducción diré que hace más de 20 años me tuve que espabilar para encontrar algún texto discrepando con la absurda doctrina darwinista que campaba a sus anchas sin oposición. Entonces, se podía encontrar ateos intelectualmente satisfechos por los cuatro puntos cardinales y yo me tenía que quedar calladito en el “armario” de los finalistas .
    La situación ha cambiado gracias al DI difundido por Internet (sino, difícil) y ya los ateos no andan tan satisfechos como antes. Por eso es que se ponen violentos, histéricos, e inquisitoriales ante el movimiento del DI, en vez de dejarlo en paz como a un colectivo marginal más.
    Mi idea es que si pudiésemos resucitar al mismísimo Darwin ( o a escépticos como D.Hume o ateos como Hobbes, La Mettrie, Holbach, Democrito, p.ej), y se le mostrase tan siquiera una nanomáquina molecular, el código del ADN, o la probabilidad de que el azar hubiera dado con ello así hubieran pasado la millonada de años que se nos dice…., el mismo Darwin – pienso yo- hubiera arrojado su “toalla” materialista.
    Yo creo que, el que hoy en día está obcecado en el neodarwinismo (extendido o no), anda tan perdido como los que defienden la hipótesis del flogisto, o la tierra plana, o la cuadratura del círculo.
    Dicho esto, ya puedo hacer la pregunta:
    ¿alguien me puede decir dónde encontrar una explicación de PORQUÉ ESTÁ SUCEDIENDO ESTO? ¿hay una explicación psicológica basada en una infancia atípica? ¿o peor, alguna lesión cerebral? ¿algún neurotransmisor mutante? ¿un exceso de grasas, o azúcares en la alimentación? ¿el stress de caer en el paro por ser acusado de creacionista?¿ alguna explicación sociológica o ideológica como la que llevó al éxito a Darwin por servir de ayuda para justificar la depredación del imperio británico?¿ o el racismo del pueblo ario? ¿será que la globalización necesita de individuos consumistas procurándose placeres ruines y miserables, mientras el cuerpo aguante? ¿será que (ya no se me ocurre otra explicación de orden natural) existe un espíritu de la mentira, un diablo que se ha apoderado de las conciencias de los “sabios” de este mundo? ¿Una combinación de alguna de esas causas?¿ o es obra misma del azar, si existiese, complementado (cómo no) por la selección natural?.
    Disculpe el administrador el tiempo que he hecho perder al no bastarme la explicación habitual de “es que hay un compromiso previo con el materialismo”; pudiera haber servido hace 20 años, pero no ahora. Alguien debe saber la respuesta. Nada sucede sin causa, me digo yo…..

    Gracias por este selecto blog

    P.D. dirigida a antípodas míos como “Gatoblepas”: Ni os molestéis a escribir para insultarme diciendo que cómo es posible que en el S.XXI haya ceporros (= huevones, pendejos, pelotudos, pinches) como yo que crean todavía en diseños REALMENTE diseñados, y que el que anda mal de las neuronas, y debiera tomarme la medicación soy yo. Ya se lo que pensáis de nosotros, pero entonces ¿qué hacéis leyendo estos blogs de creatas? .

  2. CREATOBLEPAS

    Ya que hablas de las posibles causas psicológicas del ateísmo, materialismo, etc, te recomiendo Psicología del Ateísmo por Paul C. Vitz. En el siguiente link la puedes encontrar http://www.scribd.com/doc/36770120/Vitz-Paul-C-Psicologia-del-Ateismo

    En ese estudio basado en EVIDENCIAS – a diferencia de Freud cuando habló de la creencia en un Creador – quedan mas claras las posibles causas psicológicas del ateismo. Cuestión que a muchos materialistas les duele mucho jejeje.

    Saludos cordiales.

  3. ILAN : Mil gracias por la referencia que estaba pidiendo a alguno de los especialistas de este blog inteligente:
    Pero ya hace unos meses que sabía de la existencia de Vitz e intenté tomar ese libro en préstamo como es mi costumbre (y ya antes de empezar la crisis), de alguna de las bibliotecas públicas de España, incluidas las universitarias. En vano, pero en cambio hasta en la biblioteca de mi pueblo se pueden encontrar todos los panfletos de Dawkins y de otra fauna atea, y al poco de publicarse. Cuando le pido a la directora (atea) que compre algo de DI, en cambio, se niega porque dice que ya hay bastantes libros de religión(sic). ¿Qué se puede hacer con esta atmósfera darwinista…….?.
    Algún día me compraré ese libro de Vitz, a ver si salgo de la crisis económica. Pero debe o debería haber más textos explicando porqué hay tanta gente “científica” obcecada en la “sintesis extendida”. De los que no saben que hay que extender a Darwin no me preocupo, pues la ignorancia es lo que explica esa situación. ¿ALGUIEN ME PUEDE DECIR DONDE CONSEGUIR TEXTOS ASÍ?.
    Ilan, veo que eres joven porque les respondes a los darwinistas como pensando que deben atender a razones y fueran a recapacitar en algo si te molestas lo suficiente. Yo ya he perdido la fe en que la razón sirva para ello, y no entro en discusiones con alguien que veo psicológicamente captado por alguna ideología científica o religiosa.
    Me parece que Popper dijo una vez que la razón es fruto de una apuesta ¡ irracional !. Y yo pienso que muchos ateos apuestan por Darwin por optar por sus instintos sexuales, véase sino Aldoux Huxley, u otra cosa.
    Sin ir tan lejos véase si no a alguien inteligente y mesurado con la lengua como el chileno Maturana a diferencia de deslenguados como gatoblepas, del cual derivo mi nombre pero al revés (el catoblepas mira hacia la tierra, a la materia, yo a la luz, a la inteligencia que ilumina todo). ¿Cómo alguien normal puede comparar un sorteo de lotería diseñado para que le toque a la gente, con una lotería darwinista de 1 entre 10^-45 (el límite de improbabilidad terrestre), y encima repetida tantas veces cuantas especies han existido y existen?. Lo que me lleva a pensar que detrás de Maturana hay algún problemilla con la religión que ayudó a Pinochet o una infancia desgraciada, o algo que haya alguien estudiado y publicado.
    Por ejemplo quisiera yo saber ¿hay alguna correlación estadística entre darwinistas y homosexualidad? ¿o con el apoyo al aborto?¿ o con la adicción sexual?¿con el consumo de alcohol u otras drogas? ¿con la falta de autoestima? etc. Por si algún darwinista ha leido hasta aquí le digo que sí debe haber una relación entre los sacerdotes católicos con la pederastia o la homosexualidad o ambas, por lo menos en relación con los clérigos musulmanes casados hasta con 4 mujeres. Por cierto aprovecho a decir aquí que no soy cristiano ni católico y menos musulmán, así que los espabilados que relacionan al DI con religiones concretas se cuelan con gente como yo.

    Ilan, veo también que eres joven porque contestando a Maturana se te fueron varias teclas y algún darwinista te va a decir que cómo alguien que mete la pata así se tiene por inteligente. Encuéntra los errores tú mismo y repasa otra vez cuando escribas ideas tan acertadas:

    “…….y todo esto sin que antes la selección natural se alla encargado de eliminar el cambio anterior……Con respecto a esto, para finalizar, me gustaría anotar, que en el caso de la lotería, está echa con el propósito de que…….”

    ILAN: Gracias por tu ayuda, y si sabes de otro texto de psicología del ateo me escribes a este blog, que tengo como favorito desde hace unos días.

  4. Gracias Sr.Mario:
    La página de OIACDI, que hace bastantes meses había ya yo consultado, veo que la habéis nutrido de forma muy, muy notable. Esta noche me leo los artículos de Berlinski, para empezar.
    Y la de arn, en inglés, me da pereza traducir, así que a ver si en unos meses o años habéis ido traduciendo más y más cosas interesantes.

    Antes de existir el DI ya yo daba por muerto el darwinismo, pero con lo que se sabe ahora estoy intrigado por el porqué hay gente que se aferra todavía a esa ideología (análogamente ¿hay aun alguien en sus cabales que quiera dar su sangre por instaurar un régimen como el cubano, o el de Corea del Norte?).
    Bueno, gracias a vosotros se que no tardaré en encontrar la respuesta que ando buscando.

    Un saludo a todo el equipo y seguidores del DI

  5. El cuanto a tu pregunta: “será que (ya no se me ocurre otra explicación de orden natural) existe un espíritu de la mentira, un diablo que se ha apoderado de las conciencias de los “sabios” de este mundo?”

    Creo que ya sabes la respuesta. Un buen scientífico goza de oír sobre ideas creativas y nuevas, aun sin estar de acuerdo. Es el carácter del investigador y demuestra una atitud creativa. Pero la reacción violenta de los ateos quien estan utilizando el Darwinismo como excusa para negar su responsabilidad antes a su Creador demuestra un temor pánico de confrontar la posibilidad de que esten equivocadoes.

    Por eso es que se ponen violentos, histéricos, e inquisitoriales ante el movimiento del DI.

    Estan dispuestos a discutir razonablemente filosofías de los Grecos etc. sabiendo que ellos cometieron muchos errores. Pero ataques histéricos contra DI o creacionismo refleja un problema espiritual.
    Saludos de Alemania,
    – Royal Truman

  6. Sr. Creatoblepas (no lo tuteo sin su permiso pues por su forma de escribir me da la impresión de que usted ya pertence a la tercera edad):

    No me había dado cuenta hasta ahora de que mucho de lo que usted ha escrito en sus comentarios es acerca de mi y mis circunstancias, así es que le contesto algunas de sus dudas:

    Primero que nada, Maturana es mi apellido materno y Aguirre es mi apellido paterno, de manera que si se quiere referir a mi lo más apropiado sería hablar de Aguirre, Aguirre Maturana o simplemente Roberto.

    ¿Cómo alguien normal puede comparar un sorteo de lotería diseñado para que le toque a la gente, con una lotería darwinista de 1 entre 10^-45 (el límite de improbabilidad terrestre)

    La diferencia en los ordenes de magnitud probabilísticos es irrelevante. La razón de fondo por la cual mencioné el ejemplo de la lotería en otra discusión fue para hacer notar a Ilan que es falaz inferir como altamente improbable que una determinada mutación potencialmente beneficiosa aparezca dentro de una población o especie a partir de las mucho más bajas probabilidades de que aparezca en uno de sus individuos. Del mismo modo, si un individuo se gana la lotería sería absurdo decir que no pudo haber ganado producto del azar debido a que sus probabilidades de ganar (una vez cada 269.000 años) están mas allá del límite de probabilidad de la especie humana. Por lo demás, la evolución no opera como una lotería, sino como un algoritmo de búsqueda por selección.

    Lo que me lleva a pensar que detrás de [Roberto Aguirre ]Maturana hay algún problemilla con la religión que ayudó a Pinochet o una infancia desgraciada

    Al menos en mi país, parece ser un hecho que si alguien es Pinochetista es altamente probable que al mismo tiempo sea un cristiano conservador. Pero más allá de las discrepancias valóricas y políticas que pueda tener con los creyentes, mi “problema” con la religión es más de caracter epistemológico. Y aunque me crié en dictadura, tuve una infancia muy feliz.

    Tengo la impresión de que usted equipara el ser “darwinista” con ser “ateo”. Las estadísticas indican que, al menos dentro de la comunidad científica, usted esta equivocado: el porcentaje de científicos creyentes es del orden del 40%, mientras que el apoyo a la teoría de la evolución es prácticamente unánime. No se puede decir lo mismo del DI. Su apoyo dentro de la comunidad científica es prácticamente nulo, pero esa nulidad esta constituida mayoritariamente por creyentes, principalmente cristianos.

    Y ya que le interesan las estadísticas, podría interesarle saber que, de acuerdo a las mismas, existe una correlación negativa de la religiosidad de la población con el ingreso per capita, el nivel educacional y el cuociente intelectual.

Deje una respuesta

Leer entrada anterior
¿Qué es el Diseño Inteligente? Parte II

Por Mario A. Lopez Reclamación #5 – El DI no es ciencia porque no se adhiere al método científico. La...

Cerrar